La Región

Un niño cayó a una pileta y debió ser traído a Rosario en helicóptero

El pequeño de un año y medio fue llevado al hospital Granaderos a Caballo. Pero luego se decidió el traslado al Sanatorio de Niños.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

Un niño de un año y medio que cayó en una pileta de su casa de la localidad de Aldao se encontraba ayer en grave estado y fue trasladado en helicóptero sanitario a Rosario para su mejor atención, en un operativo que comenzó con un primer rescate terrestre y obligó a coordinar los traslados.

Según indicaron fuentes policiales a LaCapital, el hecho se produjo alrededor de las 13.30 en una vivienda ubicada en Juan B. Justo y ruta 10 de la localidad de Aldao cuando el pequeño Martín R., de un año y medio, cayó a una pileta. Estaba al cuidado de su abuelo.

Al darse cuenta de la situación, el abuelo llamó a algunos vecinos quienes concurrieron a ayudarlo para rescatar al nene. De inmediato se dio aviso a la policía y a una ambulancia, cuyo personal médico dispuso el traslado de la criatura al hospital de San Lorenzo.

Una vez en el hospital, reanimado y estabilizado, los médicos decidieron trasladarlo a un centro especializado a raíz de su crítico estado de salud. A partir de esto se montó otro operativo entre personal policial, inspectores de tránsito del municipio y una ambulancia de la empresa Amce, que llevaron al nene hasta el Campo de la Gloria, donde esperaba un helicóptero sanitario de la empresa UTV Aeroemergencias, que lo llevó al sanatorio de Niños de Rosario.

Es que debido a su estado delicado, se hizo necesario el traslado a Rosario. Según confiaron fuentes del Sies, el chico llegó al helipuerto del Grupo Oroño con diagnóstico de asfixia por inmersión, ventilado y en estado muy delicado.

El coordinador de Operaciones de UTV, Fernando Scabuso, contó que a las 13.42 ingresó primer llamado de un enfermero de ambulancia de Amce, quien requirió el servicio cuando el niño ya estaba en el Granaderos a Caballo. Un minuto después se activó el helicóptero, que aterrizó a las 14 en el Campo de la Gloria, lugar elegido por su cercanía con el hospital y las ventajas operativas que presenta. A las 14.11, el móvil aéreo despegó y llegó a la base de Rosario a las 14.20.

El especialista explicó que se eligió el Sanatorio de Niños a raíz de las urgencias planteadas por los profesionales de la salud, que instaron a actuar con la mayor celeridad posible. "Otras alternativas hubieran implicado demoras mucho mayores, que se alargaban los tiempos", dijo.

Lo que se hizo por medio del helicóptero sanitario es lo que se denomina un "rescate secundario", ya que cuando la aeronave llegó, ya se había hecho un primer traslado por vía terrestre y el niño había recibido una primera atención médica.

M. C.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario