La Región

Un enorme socavón de calzada dejó intransitable a la ruta provincial Nº 1

En tres departamentos del norte santafesino continuaban evacuadas ayer 444 personas. Críticas del PRO al gobierno provincial.

Domingo 20 de Enero de 2019

todo roto. Un segmento de hormigón de entre 20 y 30 metros se rompió y cedió paso al agua, que ejerce una fuerte presión en su avance.

La ruta provincial Nº 1 debió ser totalmente cortada en el kilómetro 190, aproximadamente a ocho kilómetros al norte de Colonia Teresa, localidad del departamento San Javier ubicada a 365 kilómetros al norte de Rosario. El corte fue producto de un socavón que se originó por el violento avance de una gran masa de agua, que en primera instancia hundió todos los laterales de la ruta y sus banquinas, luego siguió el proceso de erosión y finalmente el agua lo atravesó todo. Un segmento de hormigón de entre 20 y 30 metros se rompió y cedió al paso del agua.

Desde la jornada del viernes, estuvieron trabajando en esa zona crítica Vialidad provincial con empleados de la comuna de Colonia Teresa, tratando de evitar el corte con trabajos, pero la fuerza incontenible del agua, arrasó el lugar. Se montó entonces un operativo policial de oficiales y suboficiales de la Policía de Seguridad Vial y de la Unidad Regional 14 San Javier, ambos de la Policía de Santa Fe, a la altura del cruce de la rutas provinciales 1 y 39, para que los automovilistas desvíen esta última con destino hacia la ruta nacional 11, para seguir viaje hacia el norte santafesino, y viceversa, y también Policía de Seguridad Vial y de la Unidad Regional 9 General Obligado trabajaban sobre los desvíos sobre ruta provincial 1 a la altura de la ciudad de Reconquista.

El director de Vialidad provincial Rafael de Córdoba, informó a las autoridades del gobierno provincial, sobre la delicada situación existente en la zona, evaluando la posibilidad de construir un puente Bailey para restablecer el tránsito vehicular en las próximas semanas.

Evacuados

Mientras tanto, la secretaría de Protección Civil de la provincia informó que 444 personas continuaban evacuadas ayer en los departamentos 9 de Julio, General Obligado y San Javier. De ellos, 170 son de Tostado y 121 de la castigada Villa Minetti, de cuya situación diera cuenta este diario en ediciones anteriores. El resto, 20 son de El Nochero, 23 de San Bernardo, 27 de Florencia, 79 de Reconquista y cuatro del paraje Los Jacintos.

El ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías, recorrió este viernes las ciudades de Villa Minetti y Tostado, en el departamento 9 de Julio, que se encuentran afectadas por la emergencia hídrica en el norte santafesino. "Tenemos la expectativa de que la lluvia nos dé unos días de tregua, nos permita avanzar en las tareas que se están realizando y reducir la cifra de evacuados", indicó Farías y señaló que "por lo que estamos viendo, en algunas localidades, donde las aguas han bajado bastante en las últimas horas, hay gente que va a poder retornar a sus hogares el fin de semana. Estamos trabajando para reducir la cifra de evacuados, cuidar los cascos urbanos y acrecentar las tareas que se están haciendo en pos de evacuar rápidamente el agua", indicó.

Sobre la situación de los centros de evacuados en las distintas localidades, el ministro destacó que "tienen una asistencia permanente del gobierno provincial" y agregó que las tareas se realizan en conjunto con "autoridades locales, con bomberos voluntarios y zapadores, y personal del Ejército Argentino. La provincia aportó alimentos, colchones y distintos elementos para que los centros de evacuados estén equipados adecuadamente. Estamos recibiendo muchos elementos a través de donaciones, las cuales son muy importantes para las familias que están aisladas en las zonas rurales".

Cuestionamientos

Por su parte, y ante el complejo escenario que atraviesan varias localidades del norte de Santa Fe por las inundaciones, el diputado de Cambiemos Federico Angelini manifestó su enojo por la "inexplicable inacción de los últimos 30 años de gobiernos socialistas y peronistas en la provincia, que no diseñaron un adecuado plan hídrico ni ejecutaron las obras de infraestructura necesaria para evitar estas catástrofes".

El referente de Cambiemos en Santa Fe apuntó que desde la asunción del presidente Macri "no sólo se han incrementado los envíos de recursos por coparticipación a las provincias para que puedan realizar más obras, sino que el propio Gobierno Nacional está llevando adelante un plan hídrico, en el que Santa Fe es una de las provincias más beneficiadas", indicó y recordó "las obras de reacondicionamiento que Nación está ejecutando, por ejemplo, en el canal de Vila Cululú, con más de 500 millones de pesos, y en el canal San Antonio, en la cuenca del río Carcarañá, con más de 600 millones, así como también el reservorio número 3 en Córdoba para evitar que el agua llegue a Santa Fe y desborde La Picasa, entre otras obras viales y de reactivación del ferrocarril para mejorar la logística y la competitividad de los productores santafesinos".

No obstante, aclaró que "en apenas tres años no podemos suplir toda la inacción de más de 30. Es un plan gradual, pero sería bueno que el actual gobierno provincial tome cartas en el asunto y complemente estos trabajos de Nación con un verdadero plan hídrico y obras que urgen para el norte de la provincia".

"Sabemos que estamos atravesando un momento difícil en nuestro país, por eso, más que nunca, necesitamos de un Estado nacional y provincial presentes con obras a largo plazo y ayudas inmediatas como lo son las asistencias de alimentos, limpieza y trámites nacionales que se están realizando actualmente por parte de Nación", mencionó Angelini. Y abundó: "más de 20 localidades del norte la provincia están recibiendo asistencia del Gobierno Nacional, entre las más afectadas como lo son Villa Minetti, Santa Margarita, Lanteri, Los Amores, Reconquista y Gregoria Pérez de Denis, entre otras" recalcó y añadió que también está presente el Ejército colaborando con los evacuados y, además, dijo que se enviaron delegaciones de dependencias nacionales para estar a disposición en operativos especiales de Ansés y Pami, Senasa y Agricultura Familiar.

Por último, el diputado resaltó el potencial ganadero y agrícola que tienen los departamentos del norte. Y afirmó que entre 2006 y 2013 los pueblos del norte santafesino perdieron 33 por ciento de bovinos y 15 por ciento de productores ganaderos. "A raíz de estas inundaciones o sequías, las pérdidas son muy importantes tanto para los productores, que se levantan todos los días a laburar, como para los comerciantes de los pueblos afectados, que dejan de contar con el efecto derrame de la actividad agraria", lamentó el legislador por el PRO.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});