LA REGION

Un cura defendió a un médico imputado por abuso sexual a menores

Jorge Montini, de San Jerónimo Norte, hizo duras declaraciones contra el movimiento que defiende los derechos de las mujeres y salió a apoyar públicamente al profesional de la salud

Miércoles 02 de Septiembre de 2020

El sacerdote Jorge Montini marchó la semana pasada para exigir la prisión domiciliaria de Miguel Marchisio, de 52 años, el médico imputado por abuso sexual a dos pacientes menores de edad. El profesional de la salud está preso desde julio por disposición el juez Leandro Lazzarini a raíz de un pedido formulado por los fiscales Alejandro Benítez y María Celeste Minniti.

Según explicaron los fiscales al momento de la imputación y de la audiencia de prisión preventiva, “el imputado es investigado como autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual simple, ilícitos que fueron atribuidos en concurso real. Los delitos fueron cometidos en octubre y diciembre del año pasado en perjuicio de dos adolescentes menores de edad”.

Asimismo, agregaron que “se perpetraron en el marco de consultas médicas que el imputado brindó en un centro médico en San Jerónimo Norte. Las víctimas asistieron al centro de salud para ser atendidas y, en ese contexto, el imputado agredió sexualmente a las pacientes aprovechando su actividad como profesional de la medicina”.

Pese al proceso judicial en marcha, el cura Montini llamó al pueblo a movilizarse y para justificar su accionar dio un violento mensaje contra las víctimas (viven en esa misma ciudad), que denunciaron el delito por abuso sexual, y contra el movimiento feminista en general.

Embed

Sus palabras se hicieron públicas a través de la radio y televisión locales, que utiliza de manera recurrente al no estar permitidas las misas. “Tuvimos la dictadura militar, terrible, los que la sufrimos en carne propia sabemos cómo fue, y esta es la dictadura del feminismo, de los que están a favor del aborto”, dijo Montini, quien con sus agraviantes palabras generó fuerte rechazo en varios sectores.

Y siguió: “Marchisio está preso hace dos meses -imputado e investigado como autor de los delitos de abuso sexual- y desde ahí me pedían hacer una marcha. A él lo visité como a muchos otros presos. Esperaba que la Justicia hiciera algo, pero cuando uno ve esa pintada, cuando uno ve lo que un diario esperancino está publicando, uno dice acá hay plata detrás, acá hay poder político detrás, acá hay otras cosas”.

Montini aseguró no ser misógino. Incluso, sostuvo que él fue quien denunció a Edgardo Storni, el arzobispo que fue denunciado por medio centenar de seminaristas varones al Vaticano en los 90 y principio de la década de 2000: "No nos dejemos dominar por la dictadura del feminismo, soy el primero en estar a favor de la mujer, sus derechos y su defensa. Y nadie puede decirme que soy un encubridor de abusos. Fui el primero del mundo que denuncié a un obispo, lo hice sacar y lo denuncié ante la Santa Sede, 12 años esperé para que la Santa Sede se dé cuenta que este obispo era un corrupto”.

“Cuando la Santa Sede me pidió perdón por no haberme escuchado, me prometió cargos para que yo me callara y no vaya a la Justicia, el cargo de obispo, pero le dije que no, que a mí no me compran con cargos. Me aguanté que todos los amigotes de Storni digan que soy un loco y que a los pocos meses me manden a San Jorge, al fondo de la diócesis”, agregó Montini.

Por último, Montini también presionó al intendente de la localidad: "Lo que más me entristece es la ausencia del intendente de la ciudad, que cobardemente no apoyó esto siendo el responsable del Centro de Atención Municipal -lugar donde habrían ocurrido los abusos–. Tenía que presentar un informe que le pedía el fiscal, no lo hizo y por eso este médico la pasó tan mal que está en grave riesgo su salud. Denuncio la ausencia y cobardía del intendente y se lo dije a él también. Mi actitud será hostil, no me compran con dinero o con palmadas. Dentro de la Municipalidad hicieron cosas de la dictadura del feminismo para que este médico esté preso".

Fuente: diario Uno

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario