La Región

Un chico de 14 años fue asesinado y arrojado al río Colastiné

Se trata de Rubén Darío Mendoza, quien faltaba de su hogar desde el 29 de junio.

Domingo 07 de Julio de 2019

La ciudad de Santa Fe no salía de su conmoción por el crimen del pequeño Diego Román cuando el viernes al mediodía fue hallado en el río Colastiné el cadáver de Rubén Darío Mendoza, un adolescente de 14 años que estaba desaparecido desde el 29 de junio.

Cuando los buzos tácticos de la policía extrajeron el cadáver del agua, observaron que el menor tenía los pies atados con un cable como los que se usan en la televisión por cable y un hematoma compatible con un fuerte golpe en la cabeza.

Luego, cuando el cuerpo fue examinado en la costa del río Colastiné, el médico policial constató que se trató de una muerte violenta provocada.

El padre de la víctima, un hombre de 68 años afincado en la zona de la costa santafesina, había radicado la denuncia el sábado pasado en la sede de la Subcomisaría 4 de Colastiné, e hizo el pedido de paradero porque su hijo adolescente no había regresado a la vivienda familiar, sin ningún motivo aparente.

Desde entonces, hubo rastrillajes y una investigación policial alrededor de la desaparición súbita del menor, que finalmente el viernes fue encontrado por los buzos en el río.

Una vez que el cadáver fue levantado de las aguas y colocado sobre una embarcación, y cuando llegó a la costa, fue revisado por el médico policial, que a primera vista observó que tenía los pies atados con un cable y el hematoma que es la consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza. También llegaron al lugar pesquisas de Homicidios y agentes del Area Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).

En declaraciones radiales, el padre del menor aseguró que el joven era "drogadependiente" pero que "sabía nadar" y que no pensaba que se hubiera ahogado solo. "Tenía mala junta y malas relaciones", apuntó.

En tanto, se supo que tres personas fueron trasladadas ayer en calidad de testigos a la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) para declarar por el hecho, que por ahora no tiene detenidos.

La novedad sobre el hallazgo y las constataciones en el cadáver del adolescente fue informada a las Jefaturas de la Unidad Regional 1° La Capital y de la Policía de Investigaciones (PDI), ambas de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó la realización de los peritajes criminalísticos de rigor, los que fueron ejecutados por los agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario