LA REGION

Un cetrero venadense es uno de los encargados de cuidar el césped del estadio Monumental

Usan aves rapaces para combatir la plaga de palomas de la cancha de River Plate.

Domingo 21 de Marzo de 2021

Mauro Príncipe es un abogado venadense que tiene un hobbie atípico o inédito para esta zona del país. Practica el arte milenario de la cetrería que es la actividad de cazar con aves rapaces entrenadas por el hombre cómo halcones, gavilanes o águilas Harris y otras aves de presa. Sólo tres empresas hay en el país que se dedican al control de plagas mediante el uso de rapaces. Uno de los últimos trabajos realizados fue la de combatir la plaga de palomas que estaban haciendo estragos en el renovado césped del estadio Monumental de Nuñez (CARP).

La pasión por la cetrería de este joven abogado de 44 años, surgió por la admiración que le genera el halcón peregrino. Es un halcón grande, del tamaño de un cuervo, con la espalda de color gris azulado y la parte inferior blanquecina con manchas oscuras. Normalmente no vuela a velocidades superiores a los 100 km/h, pero en picada o cuando caza y efectúa un ataque “en picada puede alcanzar más de 300 km/h, lo que lo convierte en el animal más rápido del mundo”, detallo Príncipe.

Mauro contó que “en el país hay alrededor de 70 cetreros, pero solamente tres nos dedicamos al control biológico de fauna: uno en Mendoza que trabaja con las bodegas, Diego Bustamante en Buenos Aires con su empresa que fue la que hizo el contrato con River y nosotros en Santa Fe. Pero trabajamos siempre en forma mancomunada, especialmente cuando hay trabajos grandes como es el caso de River Plate”.

El venadense tiene tres pájaras del tipo águilas Harris o gavilanas mixtas. Este tipo de rapaz tiene la particularidad que la hembra es superior en tamaño y en peso al macho y en término generales es más efectiva para este tipo de tareas. En ese sentido Mauro contó que “el peso de una hembra es de entre 800 gramos y un kilo y entre 450 gramos y 600 los machos en el caso de los gavilanes mixtos o águilas Harris”.

Sus tres rapaces le llevan horas de adiestramiento que el cetrero venadense realiza con placer. “Realmente es una pasión para mí la cetrería por lo que no te puedo decir la cantidad de horas que le dedico a esto porque realmente es algo que hago con mucho gusto”. Mauro vive alejado del centro urbano de la ciudad; en una zona de quintas y eso facilita la posesión de aves rapaces; en este caso tres hembras gavilanas.

El costo de cada ave “no es muy alto pero además no hay muchos criaderos de gavilanes. De todos modos no se recomienda comprar este tipo de aves para utilizarlos como mascotas porque no están “chipeadas” para ese fin. Primero hay que instruirse mucho para tener este tipos de aves porque es probable que termines mandándote una macana”.

image.png
La gavilán mixta hembra, llamada María Emilia, voló dentro del estudio de televisión de Canal 12 (Venado Tuerto) y hasta posó en una cámara.

La gavilán mixta hembra, llamada María Emilia, voló dentro del estudio de televisión de Canal 12 (Venado Tuerto) y hasta posó en una cámara.

River Plate y la plaga

En el estadio de River Plate se cambió todo el suelo del campo de juego para convertirlo en un sistema híbrido de última generación que pondrá al estadio a la altura de los mejores del mundo. En la página oficial de River se detallaron las obras. “El pasto tiene 23 milímetros de altura, y está compuesto por una siembra de césped natural en un 95%, y el 5% restante estará cubierto de césped sintético que fue cocido con el objetivo de lograr una superficie de tono híbrida que beneficie la circulación de la pelota y a la vez el cuidado del campo de juego”.

Lo que sucedía es que la plaga de palomas hacía estragos ya que en la primera etapa de la obra se cubrió con pasto sintético un pequeño contorno alrededor de la cancha pero las aves igualmente arrasaban con las semillas del césped natural sembrado. De allí que se contrató a una empresa de control de plagas biológico, que terminaron siendo las tres únicas que hay en el país, mediante el uso de aves rapaces; básicamente Aguilas Harris o Gavilanes Mixtos.

image.png
El renovado césped del Monumental de Nuñez fue protegido de las palomas por aves rapaces que lograron ahuyentarlas

El renovado césped del Monumental de Nuñez fue protegido de las palomas por aves rapaces que lograron ahuyentarlas

Palomas “rapaces”

Mauro contó que en el caso del renovado césped millonario, club del que también es hincha fanático, “las palomas que están en el estadio bajaban a la cancha y comían el semillado y el verde, y no había forma de sacarlas. Nosotros utilizamos gavilanes mixtos o águilas de Harris para espantar a las palomas y por suerte estamos teniendo resultados favorables”.

“No es que las rapaces se van a comer a las palomas sino que lo que hacen es volar de manera sistemática en el lugar donde está la plaga de palomas y realizar algunas capturas. Esa situación es decodificada por el resto de las aves que ve una señal de peligro. Se dan cuenta que hay un depredador en esa zona y abandonan el lugar”, relató Mauro.

image.png
La pájara, Maria Emilia, junto a su instructor; el cetrero venadense Mauro Príncipe

La pájara, Maria Emilia, junto a su instructor; el cetrero venadense Mauro Príncipe

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario