La Región

Un caso de maltrato entre alumnos conmocionó a una escuela de San Genaro

La imagen fue grabada y viralizada. El docente no estaba, pero se le inició un sumario y podría caberle desde el apercibimiento hasta la exoneración.

Viernes 07 de Septiembre de 2018

Un caso de bullying que sacudió a la ciudad de San Genaro es investigado por el Ministerio de Educación provincial, luego de que alumnos de un establecimiento educativo le cortaran el pelo a una compañera, mientras ésta se tapaba la cara y lloraba. El incidente fue captado a través de un celular y difundido por las redes sociales, donde se viralizó al punto que la noticia trascendió los límites de la provincia.


El episodio ocurrió el martes por la tarde en la Escuela de Enseñanza Técnica Nº 674 de San Genaro, ciudad ubicada a unos 100 kilómetros al noroeste de Rosario. Allí, Milagros, de 14 años, fue encarada por dos compañeros, quienes le cortaron el pelo contra su voluntad. El caso tuvo el agravante de que se dio adentro mismo del aula, y no fuera del establecimiento o en un recreo, y cuando había un profesor responsable de la clase, aunque los testimonios recogidos hasta el momento coinciden en que cuando ocurrió el hecho no se encontraba dentro del salón. No obstante, cuando regresó, el profesor habría minimizado el hecho, que no informó a las autoridades del establecimiento. Esos dos detalles hicieron que el Ministerio le abriera un sumario y comenzara la investigación del caso.

La ministra de Educación, Claudia Balagué, tomó cartas en el asunto, al que calificó como "muy grave", y señaló que en los establecimientos educativos "hay muchos adultos responsables a cargo de los chicos".

Milagros tiene 14 años, le faltan tres meses para cumplir los 15. Cursa el 1º año B de la escuela. Tiene un retraso madurativo. De hecho, es una alumna integrada, que asiste a una escuela especial y toma clases en la técnica, merced a un sistema de integración del cual Santa Fe es una de las provincias con más participantes.

El martes le tocó vivir, en el turno tarde, la desagradable experiencia, que además fue grabada y viralizada. En el video puede verse a dos compañeros de clases, un varón y una chica, tomarla del pelo y con una tijera cortarle un mechón grueso, mientras la nena se tapaba la cara, como con vergüenza, intentando tapar el llanto. Después se escuchan gritos de indignación de parte de otra chica.

Tal cual ella misma contó en su propio muro de facebook: "Los chicos decían que me quería cortar el pelo, yo no quería. Me faltan tres meses para los 15 y yo quería tener un peinado lindo...los chicos desde comienzo de clases me pegan, me dicen cosas como «vaca», «gorda» y cosas así...yo no quería cortarme el pelo, yo lloraba y Coco, el profesor, me dijo que no era para tanto, que me pusiera extensiones".

Inmediatamente, el director de la escuela, Marcelo Bucci, anticipó que sancionaría a los responsables de burlarse de la joven, pero aclaró que tampoco tomaría una sanción extrema. El padre de la víctima, por su parte, ya hizo la denuncia en la comisaría 6ª de San Genaro.

"Nos enteramos de esto el martes por la tarde, cuando la alumna volvió con su hermana luego de clases para comentar lo que había sucedido y por la noche me llegaron las imágenes. En el momento del hecho yo estaba en una reunión con autoridades de la Municipalidad de San Genaro", comentó el director de la institución, Marcelo Bucci, en declaraciones que fueron difundidas sobre todo por la prensa regional y reproducida por varios medios nacionales.

El directivo confirmó que mantendría reuniones tanto con los padres de los alumnos involucrados como también con el profesor que estaba al frente del aula. Asimismo, comentó que dentro de las sanciones no cabe la expulsión de los agresores ya que la escuela secundaria es obligatoria, aunque reconoció que podría haber suspensiones. "Tenemos el aval del supervisor del Ministerio de Educación para tomar las sanciones que correspondan", agregó.

Investigación

La delegada de la Región V del Ministerio Educación provincial, Alejandra Salvucci, confirmó a La Capital que se le inició un sumario interno al docente, cuya identidad no trascendió, quien al momento de la agresión se había retirado momentáneamente del aula.

La funcionaria aclaró que, aun así, el cuidado de los adolescentes es una responsabilidad que el profesor no puede eludir "bajo ningún punto de vista. Tiene que convocar a otro adulto para valar por los chicos", advirtió. Y aunque los testimonios recogidos indican que no se ausentó mucho tiempo, lo hizo por un lapso "suficiente para que de desencadenara el problema", dijo.

Salvucci reveló que ya intervino el equipo de supervisores, el área socioeducativa, y que se tomó declaración a "todos los participantes"; entre ellos, el mismo docente, la víctima y los agresores. Y advirtió que los elementos colectados ameritan "la apertura de un sumario —al profesor— para que, con todas las pruebas, la Junta Disciplinaria tome las medidas por el accionar o las omisiones" en las que haya incurrido, las que pueden ir "del apercibimiento hasta la expulsión y la exoneración".

Respecto de los estudiantes que agredieron a la compañera, admitió que merecen sanciones porque "claramente cometieron un hecho que no corresponde". Pero aclaró que "la sanción es una construcción colectiva, donde los jóvenes deben entender el error; para eso, trabaja el equipo socioeducativo, tenemos el consejo de convivencia y el programa Lazos; luego se construye esta reparación que incluso los alumnos deben mostrar a la comunidad". En algunos casos, los estudiantes hicieron trabajos audiovisuales sobre la temática del bullying.

La delegada afirmó también que es necesaria la participación de los testigos en esa construcción. Y explicó: "Vivimos en una sociedad atravesada por la violencia, y la escuela no es ajena a esto, por eso debemos trabajar con estos problemas, pero de un modo en que podamos ejercer un acompañamiento de los estudiantes".

Milagros volvió a la escuela, no así los chicos que la acosaron, quienes se reintegrarán recién el martes próximo . Salvucci valoró que las familias "entendieron la gravedad del caso; ahora tenemos que hacer un trabajo para revertir y reparar lo ocurrido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario