La Región

Un asalto generó malestar social en todo Firmat

El robo fue a mano armada y nuevamente la sensación de inseguridad se apoderó de los habitantes de la ciudad y despertó preocupación.

Miércoles 27 de Junio de 2018

El momento de zozobra que vivieron un comerciante de Firmat que fue asaltado a mano armada y un cliente que ingresó al local en plena acción delictiva reflotó la sensación de inseguridad en esta ciudad del departamento General López.

Aunque desde hacía un tiempo no se registraban episodios de estas características, lo sucedido generó similar preocupación a la provocada cuando una seguidilla de robos contra casas de familia y comercios tuvo a maltraer a los firmatenses hasta que finalmente se logró poner freno a la situación tras la detención de un menor vinculado a los hechos ocurridos.

Si bien el delito se produjo el fin de semana siguió ocupando un lugar de preponderancia en la opinión pública local y recién ayer el malestar social pareció aquietare al ser apresado un sujeto mayor de edad que sería el autor del sonado ilícito y quedó a disposición de la Justicia.

Leonardo Ruggeri estaba trabajando en su vinoteca de Buenos Aires al 1.300 cuando fue sorprendido por un delincuente encapuchado que a punta de pistola le sustrajo un celular y la billetera con dinero, tarjetas y documentación.

Al lograr su cometido el asaltante huyo del lugar arrojando el arma que usó para perpetrar el asalto y que luego fue encontrada con tres balas en el cargador. Así lo contó la víctima en declaraciones a la prensa tras asegurar que nunca pensó en que viviría una situación así. "Nunca creí que pasaría por esto", dijo y luego agradeció que "la vida para mi continua. Sólo tengo algunos golpes; mañana me levantaré y comenzaré de nuevo", reflexionó el comerciante al contar la angustiante experiencia que padeció y que derivó en la detención de un sospechoso.

No menos traumático fue para un cliente que al ingresar al local pocos después de las 20.30 del último sábado se encontró con la inesperada situación.

Eduardo Oriolani explicó en las redes sociales que cuando el malhechor le apunto con su arma desde medio metro de distancia quedó "paralizado" y que aún tiene grabada en su retina "el color y el agujero del cañón del revolver". Aseguró haber tomado conciencia "con el paso de las horas" de la "gravísima situación vivida" en la cual dijo "no para de pensar" y generarle bronca" además de manifestar su malestar porque, al menos hasta el lunes, "nadie de las autoridades se acercó a preguntar qué paso y eso que tengo funcionarios amigos".

En ese marco preguntó tanto a las autoridades municipales como a los ediles si "los ciudadanos independientes, aparte de ser una raza en extinción, somos de segunda clase para ustedes". Y si bien aclaró que su intención no era "mezclar (las cosas) pero sí trazar un paralelismo de cómo actúan" recordó que "cuando le pintaron el auto (en la vía pública) —hecho que calificó como una cosa aberrante— a un funcionario público — en alusión al ex intendente y actual secretario provincial de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres, y de cuyo hecho también dio cuenta LaCapital— la clase política competía para ver quién escribía un párrafo más largo solidarizándose y a nosotros dos ciudadanos independientes que nos apuntan con un arma lista para disparar, nada de nada". "Les pido que reaccionen", espetó para luego insistir, entre otras consideraciones, que "la situación fue gravísima y se pudo transformar en fatal sólo con un movimiento de un gatillo".

Al día después de tales cuestionamientos la historia al menos tuvo como corolario la detención del presunto autor del delito, lo que tranquilizó los ánimos.

Problemática que altera

Aunque el tema de inseguridad sigue siendo una los principales preocupaciones en todo el territorio santafesino, en localidades relativamente pequeñas como Firmat y el resto de localidades de la zona el avance del delito resulta aún más indigerible ya que desfigura la idiosincrasia que históricamente caracterizó a estas poblaciones del sur santafesino que desde hace tiempo padecen con frecuencia ilícitos que otrora ocurrían aisladamente.

Un episodio grave también se produjo en los últimos días en Bigand donde una pareja de ancianos fue sorprendida en su casa de Remedios de Escalada al 1.200 por cuatro ladrones que la despojaron de pertenencias tras ser inmovilizados. Los delincuentes sustrajeron dinero de una caja fuerte y alhajas de oro. Las víctimas estaban durmiendo cuando los malhechores ingresaron y, tras atarlos con alambre a los barrotes de su cama sin ejercer violencia física, fueron en busca del botín y se alejaron por la puerta de la casa y se llevaron la llave.

Además del caso de Firmat se registró hace días otro grave episodio de robo de dinero y joyas a ancianos en Bigand

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});