La Región

Tres policías de Seguridad Vial fueron imputados por coimas

Tres policías de Seguridad Vial fueron imputados el miércoles como coautores de exacciones ilegales agravadas (coimas) y violación de medios de prueba, a raíz de un hecho ilícito ocurrido el pasado lunes en la ruta nacional Nº 11 en jurisdicción de Videla (departamento San Justo).

Viernes 06 de Septiembre de 2019

Tres policías de Seguridad Vial fueron imputados el miércoles como coautores de exacciones ilegales agravadas (coimas) y violación de medios de prueba, a raíz de un hecho ilícito ocurrido el pasado lunes en la ruta nacional Nº 11 en jurisdicción de Videla (departamento San Justo).

La atribución delictiva la realizó la fiscal María Laura Urquiza, aunque la fiscal a cargo de la investigación es Mariela Jiménez. Fue en una audiencia llevada a cabo esta mañana en los tribunales de la ciudad de Santa Fe ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Leandro Lazzarini. Los imputados son P. J. R., de 24 años, y A. R. D. P., de 29 —ambos oficiales de la policía—, y un subinspector (D. R. E.) de 40 años.

"El hecho fue cometido minutos antes de la una de la madrugada del lunes, a la altura del kilómetro 542 de la ruta nacional Nº 11, en jurisdicción de Videla (departamento San Justo)", precisó la fiscal Urquiza. Los tres imputados estaban de guardia cuando detuvieron a un Ford Explorer, conducido por un hombre que se trasladaba junto a otras cuatro personas de su familia.

Urquiza relató que "le solicitaron al conductor que entregara la documentación correspondiente del vehículo y verificaron que el circulaba con la Revisión Técnica Obligatoria vencida, sin cobertura de seguro y que llevaba una iguana congelada. Los policías labraron la correspondiente acta de infracción de tránsito y el acta de comprobación de infracción a la ley provincial 4.830 número 1.112".

Los imputados advirtieron que una de las personas tenía una mochila con dinero. Intimidaron al conductor diciéndole que le iban a secuestrar el vehículo, que se debía hacer responsable por su familia y que debería conseguir un remís para seguir su marcha. Urquiza añadió que "inmediatamente después le manifestaron que «la situación se podía arreglar de otra forma», para lo cual le solicitaban la entrega de 9 mil pesos".

El conductor aceptó, entregó el dinero y luego los policías adulteraron el acta de infracción de tránsito en la que insertaron —a sabiendas— la palabra "Anulado", y la ocultaron junto al acta de comprobación. Las dejaron en un cajón del escritorio de la oficina de la Policía de Seguridad Vial de Videla, donde fueron secuestradas por personal de Asuntos Internos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario