La Región

Tierra de Sueños 3: el desarrollador acusó al municipio de Roldán

La empresa Aldic asegura que cumplió con las obras comprometidas. Dijo que el intendente cobra a los vecinos la tasa municipal y no presta ningún servicio.

Sábado 02 de Junio de 2018

La larga sucesión de conflictos en el barrio Tierra de Sueños 3, de Roldán, sumó recientemente nuevos capítulos. Tal como lo reflejara este diario hace unos días, el municipio volvió a la Justicia y presentó contra la firma Aldic —la desarrolladora del barrio— una denuncia por "el incumplimiento del convenio firmado en marzo pasado para terminar obras inconclusas". Ahora, desde el emprendimiento desarrollado en territorio roldanense afirmaron que "hace más de cinco años la Municipalidad firmó la aprobación de ese desarrollo urbano, y no se presta ningún tipo de servicio público".

Los responsables de la firma que lleva adelante Tierra de Sueños 3 comentaron que en 2017 el municipio de Roldán llevó el tema a la Justicia, alegando faltante de obras esenciales.

Sin embargo, el desarrollador afirmó que se "demostró rápidamente que contaba con las aprobaciones definitivas de la red de agua otorgada por el ente municipal de Coprol y Enress, la red eléctrica de media y baja tensión otorgada por la EPE, el gasoducto y las dos cámaras reguladoras más la red domiciliaria de gas natural, que también habilitó Litoral Gas, y las obras hídricas aprobadas por el Ministerio de Aguas de la provincia", enumeró.

En marzo de este año el tema parecía encauzarse cuando las partes firmaron un convenio judicial y el municipio aceptó la donación de los edificios construidos por Aldic para ser utilizados como distrito municipal, dispensario médico, dos destacamentos policiales y el obrador municipal, ya que con anterioridad había aceptado el edificio escolar.

"Finalmente —afirman desde Aldic— el municipio se aprestaba a tomar el barrio el 27 de abril y prestar los servicios públicos de recolección de residuos, alumbrado público, mantenimiento de calles, que estaba siendo hasta entonces prestados por Aldic desde hacía cinco años".

"Sin embargo —añadieron — hoy los edificios lucen abandonados y la Municipalidad nuevamente rechaza prestar los servicios públicos, no obstante haber cobrado la tasa municipal de vecinos del barrio".

Desde la empresa, también cuestionaron a las autoridades "haber cobrado tasas por permisos de edificación de miles de viviendas cuyas sumas actualizadas algunos las estiman en varias decenas de millones. Y todo indica que las alicaídas arcas municipales de Roldán —que enfrenta dificultades financieras con contratistas y proveedores— no le permiten al municipio asumir los servicios del barrio, por lo que pretende que los siga prestando Aldic".

El desarrollador aclaró que "la provincia sí cobra el impuesto inmobiliario como zona urbana sin excusa alguna".

A la vez, señalan que en realidad el intendente de Roldán, José María Pedretti, los quiere de "chivo expiatorio por los malos manejos financieros del municipio", y que pretende "buscando excusas falsas y en forma demagógica que Aldic preste servicios que son propios del Estado, y ocultar su incumplimiento en los deberes de funcionario público, ya que al no recaudar el tributo municipal transgrede ordenanzas y leyes provinciales que así lo obligan, diferenciando además otros desarrollos y barrios de Roldán".

Asimismo desde Aldic ratificaron que el intendente roldanense "hace cinco años aceptó sin objeción ni reserva alguna, la donación de las calles, cunetas y demás espacios públicos. Sin embargo, en Tierra de Sueños 3 el municipio aún no se hace presente, ni presta ningún servicio".

Tal como lo publicó LaCapital en su edición del domingo pasado, el intendente de Roldán denunció nuevamente ante la Justicia a la empresa Aldic por "los reiterados incumplimientos del convenio firmado en marzo y ratificado por el Concejo Municipal para terminar las obras inconclusas en ese loteo (calles, y mejorado de calles, alumbrado, zanjeo, forestación y otros) y la falta de presentación de garantías".

También denunció "las trabas a todas las propuestas de trabajo sugeridas por el municipio para la resolución del conflicto y la mejora de la calidad de vida de quienes habitan en el barrio".

A los incumplimientos denunciados se sumó en aquel momento como "agravante" la "no presentación de las garantías en tiempo y en forma, además de que las garantías ofrecidas estaban sobrevaloradas en más de 25 millones de pesos", afirmó el mandatario. Ahora, Aldic le responde que, habiendo aprobado ese desarrollo urbano, el municipio "no presta ningún servicio público".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario