La Región

Tienen 11 y 13 años y hace más de 20 días que no se sabe nada de ellos

Son dos hermanitos de la comunidad Qom de Rosario pero estaban alojados en Villa Constitución. Se fueron sin permiso

Sábado 15 de Septiembre de 2018

Dos hermanitos de 11 y 13 años pertenecientes a la comunidad Qom de Rosario permanecen desaparecidos desde hace más de 20 días, luego de que el 24 de agosto se retiraran sin autorización de un centro de resguardo en Villa Constitución. Pese a que oportunamente se tomaron los pasos protocolares para encontrarlos, el paradero de los chicos sigue siendo un misterio.

El caso ya resonó en la Legislatura santafesina, donde la diputada Silvia Simoncini presentó un proyecto para que la Cámara baja exprese su preocupación y requiera el Ejecutivo la pronta aparición de los chicos, y otro para que informe sobre los lugares públicos y privados de los que dispone la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia para alojar a los menores ante la necesidad de aplicar las medidas de protección excepcional.

Alan Nicolás (11 años) y Milagros (13) Sánchez son hermanos y residían en una vivienda de Juan José Paso y Travesía, de la que fueron retirados por conflictos intrafamiliares al igual que otros tres hermanitos más. Según las versiones de allegados al caso, que fueron difundidas por LaCapital el 4 de este mes, los menores fueron distribuidos en distintos centros asistenciales por un caso de abuso que habría protagonizado el mayor de los chicos, de 17 años, contra uno de los hermanos.

Ante un nuevo requerimiento de La Capital, la Subsecretaria de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia se excusó de brindar detalles sobre la situación. Desde el área de Comunicación del Ministerio de Desarrollo Social indicaron a LaCapital que la dependencia realizó las acciones y protocolos correspondientes y que está interviniendo el Ministerio Público de la Acusación, pero que por la complejidad del caso, no se brindaría más información.

No obstante, la titular de Niñez, Andrea Travaíni, destacó oportunamente a este diario que "en casos de malos tratos, abusos o distintas situaciones se puede dar una protección excepcional a un menor". En el caso de esta familia, se pidió una medida de protección excepcional y se distribuyeron a cinco de los chicos en distintos centros asistenciales, con excepción del más grande.

Dos de ellos recayeron en el centro "Mi Lugar", de Villa Constitución, a cargo del pastor Fernando Amorós. Pero desde el 24 de agosto no se tiene noticia de ellos, tal como se difundió oficialmente más tarde, cuando se activó el protocolo de búsqueda y se difundieron las imágenes y los datos de los menores desaparecidos .

La búsqueda

En declaraciones formuladas el 4 de septiembre a este diario, Travaíni dijo entonces que se realizó la denuncia correspondiente "y Derechos Humanos activó el protocolo de búsqueda", mientras que solicitó "autorización a Fiscalía para hacer pública la imagen de chicos" e intentar dar con ellos más rápidamente. Pero remarcó que hay una "escasa, casi nula colaboración de la familia en la búsqueda. No tienen padre que los reconozca, llevan el apellido materno, por lo que el círculo familiar se acorta", indicó, además de resaltar que ambos chicos fueron buscados sin éxito en los domicilios de familiares.

El Ministerio Público de la Acusación se emitió el 5 de septiembre un comunicado con las fotos de los chicos que ilustran este artículo, donde decía: "Se solicita la colaboración de la población para dar con el paradero de Milagros Larisa Sánchez, y Alan Nicolás Sánchez, quienes se retiraron sin autorización del Centro Residencial "Mi Lugar" el pasado 24 de agosto. Cualquier dato que sirviese para dar con su paradero comunicarse a la Dirección de Niñez 472-1863/67 interno 208, de 7 a 19, a la Fiscalía Regional Segunda Circunscripción 341-2526363, o dirigirse a la comisaría más cercana".

Desde Niñez precisaron que los lugares de acogida son de puertas abiertas. "En general los chicos se quedan y aceptan las condiciones, los lugares que les asignan, los cuidados, pero algunos tienen mucha historia de situación de calle e intentan escaparse", indicó Travaíni en aquella ocasión, cuando ya habían pasado diez días de la desaparición.

Una ayuda

Laura Castro es docente e integra una iglesia evangélica. En su momento tomó contacto con la mamá de los chicos, Gisela Verónica S., quien le contó su realidad y eso la hizo involucrarse en el caso.

En diálogo con La Capital, la mujer dijo que los niños desaparecieron el 25 de agosto del hogar a dónde habían sido llevados tiempo antes, "no sabemos exactamente cuándo". Los hermanos habían sido retirados del hogar el 26 de junio. "Acompañamos a la mamá a hacer una denuncia penal por este caso. Si ella entrega a sus hijos para que los cuiden, no puede ser que no estén en el lugar adonde los llevan. La denuncia es contra la Dirección de la Niñez. Es la forma en que le den impulso a la búsqueda, porque ya pasaron muchos días", dijo, y acusó: "No se ve mucha búsqueda".

Emergencia en niñez

En este marco, y además de los proyectos de comunicación y de declaración en la Cámara de Diputados (que no fueron tratados en el recinto sino que pasaron a comisión) Simoncini acompañó el proyecto de su compañera de bloque Patricia Chialvo, que pide la declaración de emergencia del Sistema de Promoción y Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes por el término de dos años en el ámbito de la provincia. Esto significa crear el Consejo Provincial de Emergencia en Niñez y Adolescencia como órgano de asesoramiento en materia de aplicación de los postulados de la ley Nº 12.967 (promoción y protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes) compuesto por representantes del Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial y los gobiernos locales.

Para la legisladora, no se trata solamente de esperar que actúe Fiscalía, "existe un sinnúmero de dispositivos para ayudar en la búsqueda". La legisladora manifestó su profunda preocupación por el caso, habida cuenta del tiempo transcurrido y de que se trata de dos menores que aún están sin aparecer. "Los niños no se fugan, el Estado tiene que darles garantías de bienestar a la hora de alojarlos en un lugar, si se los saca de su núcleo familiar", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario