La Región

Tensión por un incendio en zona de embarque de cerealera

La empresa aseguró que no hubo heridos y que ahora se investigan las causas.

Domingo 25 de Marzo de 2018

Un incendio de proporciones, que causó gran preocupación, se registró minutos antes de la medianoche del viernes en la zona de embarque y afectó parte de un pescante y una cinta transportadora en la planta de la empresa multinacional Cargill en Puerto General San Martín.

El siniestro, si bien fue importante y desató momentos de zozobra, no causó heridos ya que, según la empresa, se desencadenaron con normalidad los protocolos de seguridad y los trabajadores del sector pudieron abandonar la zona de peligro.

"Estamos bien. Se prendió fuego una cinta que va hacia el puente de carga de los barcos. En donde hubo más riesgo fue en la embarcación. Pero cuando vieron la humareda, todo el personal salió para afuera. No hubo más que daños materiales", contó un testigo a este diario.

La empresa Cargill, a través de un comunicado señaló "que un equipo operativo de la empresa, junto a tres dotaciones de bomberos lograron apagar el incendio" y que "ahora se investigan las causas del hecho". A este equipo se sumaron las agrupaciones de bomberos Zapadores y Voluntarios de San Lorenzo y de Prefectura Naval Argentina.

Uno de los operarios de la compañía precisó que "si bien todavía se desconocen las causas del incendio del viernes, éstos ocurren por fallas eléctricas o mecánicas en los sistemas de cintas transportadoras que trabajan en forma permanente. Es muy común que se originen por rodamientos que se rompen o se engranan y la fricción genera chispas que asociadas al polvillo acumulado desencadenan un incendio. A pesar de las medidas que se toman para que esto no ocurra los desperfectos son bastante frecuentes. Hubo algunos con explosiones, heridos y hasta víctimas fatales".

Conflicto

El episodio ocurrió en medio de un conflicto que afecta a la empresa por el despido de 44 trabajadores por lo que tiene otras terminales paralizadas y, según consignaron desde el sector gremial, la de Puerto San Martín está sobrecargada.

"Este no es un suceso aislado. También en esa ciudad el año pasado dos empleados murieron en una explosión en Cofco (ex Nidera)", se indignó Adrián Dávalos, secretario general de los aceiteros.

"Independientemente de los despidos y las medidas de fuerza en el Cordón industrial y debido a los últimos acontecimientos vemos que la seguridad se les está escapando de las manos. Y por esto responsabilizo a la empresa y al sindicato de San Lorenzo, que no puede sacar los pies del plato. Evidentemente están a la orden de la patronal y éstos no saben o no les interesa la seguridad de los trabajadores", agregó.

El dirigente gremial consideró que "esto también tiene que ver con la flexibilización. Pretenden tomar el control dentro de la fábrica para después desarrollar la productividad como ellos quieren y se olvidan de las cuestiones de seguridad. Los trabajadores pasan a ser solamente un número y nada les importa, simplemente quieren obtener más rédito".

A mediados de diciembre de 2017 se originó un incendio en un silo de Cargill en Villa Gobernador Gálvez. Tres días antes de fin de año una explosión en Cofco se cobró la vida de dos trabajadores y dejó varios heridos. En enero también hubo un incendio en la planta de Bunge en Puerto San Martín.

"Estos no pueden considerarse accidentes. Tienen causas identificables y tienen que ver con ritmos y condiciones de trabajo que no consideran las medidas preventivas. Las condiciones de trabajo, de seguridad y salubridad no pueden quedar en manos de los empresarios, interesados solo en aumentar la productividad y la ganancia; son necesarios comités de seguridad e higiene independientes, elegidos por los propios trabajadores, que puedan parar las tareas riesgosas", remarcaron desde el sector gremial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario