La Región

Sin respuestas de Vassalli, el gremio endurecería hoy medidas de fuerza

Los representantes de la UOM abandonaron la sede rosarina del Ministerio de Trabajo con las manos vacías. Hoy habrá nueva asamblea.

Miércoles 09 de Mayo de 2018

La audiencia fijada para ayer en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo no se llegó a ningún acuerdo ni planteo por parte de la empresa Vassalli de Firmat para saldar la abultada deuda salarial y previsional que mantienen con sus empleados, y hasta el recientemente designado CEO de la compañía, Luis Cagliari, fue desconocido por el gremio metalúrgico al "no contar con documentación alguna que acreditara su condición", a decir de los referentes gremiales. "Para nosotros, no hubo ningún representante de la empresa", disparó Pablo Cerra, de la UOM Rosario.

Tras que el sector metalúrgico diera por agotadas las negociaciones con Vassalli al fracasar la nueva audiencia, surgió la posibilidad de que la firma apurara en la tarde de ayer la presentación de una propuesta de pago para intentar destrabar el conflicto, lo cual tampoco sucedió. Por ello para hoy está prevista una asamblea donde los obreros resolverán los pasos a seguir y todo indica que, de no surgir soluciones, endurecerán las medidas de fuerza.

Ayer el edificio de Ovidio Lagos y San Lorenzo, en Rosario, fue escenario del nuevo encuentro entre las autoridades del Ministerio de Trabajo, el gremio y la empresa. El cónclave había sido acordado el 3 de este mes, y se especulaba conque la firma podría traer una propuesta para saldar la abultada deuda salarial y previsional con sus 340 empleados directos. Esto no ocurrió; como contrapartida, Cagliari se comprometió a acercar una oferta, tal cual lo reveló más tarde el ministro Julio Genesini.

Además del titular de la cartera laboral, se sentaron alrededor de la mesa, entre otros, el mismo Cerra, Cagliari, el secretario de Industria, Emiliano Pietropaolo; el secretario general de la UOM-Firmat, Diego Romero, y el intendente de Firmat, Leonel Maximino. El apoderado legal de la firma, Walter Cacho, no fue de la partida, como otras veces, y tampoco se presentó ningún miembro del directorio.

"No vino nadie"

"La empresa está totalmente incomparecida, no nos extraña la desidia, vino una persona que dice ser CEO, no tenemos nada en contra de él, pero no vino munido de ninguna documentación que lo acreditara. Podrían haber venido otra persona de la firma, accionistas, abogado, director... no vino nadie", señaló Cerra al finalizar la reunión, que se desarrolló a puertas cerradas. "Consideramos que las instancias para nosotros están agotada, no hay negociación viable ni posible. Se llegó a un fin de los trabajadores con los actuales gerenciadores de Vassalli en su conjunto, no solamente con (el titular del directorio, Néstor) Girolami. Apelamos a que intervenga la provincia", dijo el letrado.

Desde hace más de 10 días, y tal como lo publicó LaCapital, los empleados de la fábrica tomaron la planta de Firmat para "custodiar los bienes de la empresa y evitar que se consume su vaciamiento". Ayer, la reunión no tuvo como contexto la movilización del personal, que permanecía en la planta. Tras el encuentro, Romero anunció que se resolvería en una asamblea la profundización de medida de fuerza.

El ministro Genesini, en tanto, dijo que se esperaba, tal cual manifestó el representante de la firma, una "propuesta concreta. El señor Cagliari dijo que tenía una reunión en Buenos Aires con accionistas, que en la fecha (por ayer) o mañana (por hoy) podría haber alguna novedad en este sentido".

El funcionario ve como "preocupante" que hoy no haya habido una propuesta: "Tenemos que entender que venimos de dos situaciones de incumplimiento, con cheques firmados y sin fondos, luego se dio toda una situación de conflicto, más tarde nos dimos una semana para ver si había una oferta en esta audiencia. La situación la conversamos, en todo conflicto en el que interviene el Ministerio, trabajamos y acompañamos. Pero además hay un pedido a la Nación para que use las herramientas que tiene, que son muchas más que las que tiene la provincia, para colaborar para que Vassalli salga adelante".

Abultada deuda

La situación, al menos ese era el panorama ayer, va a un callejón sin salida. En palabras de Cerra: "Les están debiendo casi 100 mil pesos a cada trabajador, además de no cumplir con los aportes jubilatorios ni sociales. Esto es caótico. No hablamos sólo de Vassalli, estamos hablando de una ciudad (por Firmat) que va camino a convertirse en un pueblo fantasma, porque no son sólo los trabajadores en relación de dependencia directa, sino todos los talleres satélite y el flujo comercial que genera en la ciudad el empleo directo e indirecto que hoy está en peligro. Aquí hay ciudadanos argentinos que están pasando hambre. Cagliari dijo que iba a tratar de acercar alguna propuesta, pero esto se agotó, porque hace dos años que estamos así".

Y para rematar, pidió "a los gobiernos provincial y nacional, sobre todo al nacional, que ha estado ausente, que aparezcan, que contengan a los trabajadores".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario