La Región

Sin acuerdo para traspasar acciones a la última dueña de la fábrica Vassalli

Aunque las negociaciones no están agotadas, no hay señales claras. Mientras sigue sin resolverse la situación de los trabajadores de Dasa.

Lunes 27 de Agosto de 2018

La posibilidad de que el grupo de concesionarios que aún maneja los hilos de la empresa Vassalli Fabril devuelva las acciones a la última dueña de la firma, Mariana Vassalli, parece estar cada vez más lejos.

Aunque las negociaciones no están agotadas tampoco surgieron, al menos hasta ahora, señales claras que hagan presagiar un inminente acuerdo entre las partes, lo que genera incertidumbre y preocupación.

Más aún porque el gremio metalúrgico y los trabajadores de la emblemática industria de cosechadoras firmatense están convencidos que el regreso a la empresa de la nieta del fundador, Don Roque Vassalli, podría ser la llave para salir en busca de nuevos inversionistas que "tengan capacidad" de sacar a flote la alicaída fabrica con la vista puesta en su crecimiento productivo y la preservación de las fuentes de empleo.

Así al menos lo plantearon referente del sindicato al culminar la audiencia que hace poco más de diez días se desarrolló, como dio cuenta LaCapital, en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo de provincia y donde algunos de la actuales responsables de la firma se comprometieron a reintegrar las acciones a Mariana Vassalli.

No obstante el traspaso del paquete accionario aún no prosperó pese al encuentro realizado en el secretariado nacional de la UOM. Y tampoco hubo entendimiento en las conversaciones de tipo empresarial que se llevan adelante para intentar definir un acuerdo que, hasta el momento, dista bastante de convertirse en realidad.

El representante de Mariana Vassalli, Miguel Carrara, admitió a este cronista que las negociaciones están "estancadas", aunque no descartó la posibilidad de que se destrabe la situación al sostener que aún queda "una luz de esperanza" para un entendimiento.

Al ser consultado sobre las razones que frenan el acuerdo dijo que los integrantes del grupo que aún está al frente de la empresa "pretende hacer negocios y sacar alguna ventaja de la sesión de acciones".

En esa línea explicó que, entre otros exigencias, requieren un "reconocimiento de derechos sobre créditos de la empresa que para nosotros son dudosos y por lo cual creemos necesario una auditoría para ver si son o no verdaderos".

Aseguró que "están poniendo el acento en participar de un negocio futuro y no salvar a la empresa" para luego endilgarles que "no reconocen o directamente no les importa la verdadera situación de la fabrica además tener una visión fantasiosa" al punto que "parecen estar viendo otra película".

Si bien inicialmente el más reticente a las negociaciones fue el actual presidente del directorio, Néstor Girolami, quien, como dio cuenta este medio, estaría dispuesto a devolver las acciones si le reconocen avales personales que dijo haber puesto como garantía para obtener la refinación de un crédito que la firma tiene con Banco Nación, no menos reacios parecen estar ahora los otros dos accionistas que forman parte del grupo, Sergio Barbero y Gastón Aguirre.

"Unos parecían más permeables que otros, pero al final actuaron como si estuvieron sindicalizado los tres y demostraron que son lo mismo al pensar que Mariana está detrás de un negocio cuando lo único que tiene es la inconsciencia de sentirse responsable de hacer algo para salvar la empresa", dijo Carrara.

Leche condensada

En el marco de la preocupante situación por la que pasa Firmat en materia laboral a causa de la crisis en el sector metalúrgico, lo que ya se tradujo en decenas de pérdidas de fuentes de trabajo, surgió en los últimos días una buena noticia para la ciudad. Tras haber interrumpido su elaboración en el país en el 2002, la firma Nestlé volverá a producir leche condensada en la Argentina. Y lo hará en la planta fabril que tiene en esta ciudad del departamento General López, según una nota publicada en un diario porteño.

Ese producto, elaborado en la etapa anterior en la ciudad cordobesa de Villanueva, ahora se fabricará en el establecimiento firmatense, aunque ya no en su clásica latita, sino en un envase tetrapack. Aunque no surgieron más detalles sobre su implementación, la decisión implicaría una inversión cercana a los 28 millones de pesos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario