La Región

Sigue el paro de empleados de la comuna de Maciel

Ayer cortaron la ruta 11 y están en una carpa pidiendo el pago de haberes y seguro laboral. Cita clave para este jueves a reunión de comisión.

Miércoles 22 de Agosto de 2018

La comuna de Maciel sigue sin hallar el eje para funcionar correctamente. Tras los vaivenes entre miembros de la comisión, los empleados nucleados en la Asociación de Trabajadores Municipales (Adetram) iniciaron ayer a primera hora un corte de la ruta 11, medida que levantaron a las 18, aunque sostienen una carpa. El jueves habrá una reunión de la comisión comunal y sería clave.

Los trabajadores ayer decidieron no cumplir su función y salir a reclamar. Dos son los puntos, que se suman a otros malestares: deuda con jornaleros, que no cobraron antes del fin de semana largo, y falta de asistencia médica por el no abono del seguro laboral.

Sorprendió que en la medida de fuerza, entre los trabajadores estaba parte de la comisión y hasta el jefe comunal, Pedro Tobozo. Lejos de posicionarse como patronal decidió acompañar el pedido en el marco de la crisis institucional desafiando al tesorero, Néstor Severo, quien no firma pagospese a que hay fondos.

Tiempo determinado

Carlos Ramírez, secretario general de Adetram San Lorenzo, condujo la manifestación que fue cuidada por la comisaría 4ª. "Vamos a mantener el corte hasta que se resuelva el conflicto", avisó a las 7.30. Al tiempo que les habló a los habitantes de la región: "A los vecinos les decimos que cada tres horas vamos a levantarlo para que no se generen disturbios, pero que de todas formas hay caminos alternativos que pueden tomar". Así fue que hasta las 18 se sostuvo el corte con intermitencias.

El gremialista fue duro con el tesorero Severo y con Carlos Torres, el secretario de Municipios y Comunas, y cuestionó una presunta orden del funcionario provincial: "Pide por audios al tesorero que no firme nada, lo que significa que no se regularicen los pagos en los seguros y los sueldos. Muchos compañeros ya tienen problemas judiciales al no poder pagar sus créditos. Además aún está en grave estado una compañera que sufrió un accidente la semana pasada y al no tener su seguro médico al día no puede atenderse como corresponde".

Tobozo afirmó a LaCapital: "El que tiene que dar respuestas a la comuna es el tesorero Severo. Tengo documentado que hice los pagos pero es él el que tarda en firmar los cheques. Entonces, mi responsabilidad no es". El problema se evidenció en febrero entre los miembros de la comisión comunal cuando el tesorero renunció y luego se asesoró en la secretaria del Ministerio de Gobierno y lo revocó.

Desde entonces hubo idas y venidas que dificultaron la organización institucional, con señalamientos cruzados, y hasta denuncias de golpes y violencia de género.

El jefe comunal enfatizó: "Cuando comencé la gestión en Maciel, tenía una caja con 12 mil pesos nada más. Con ese dinero teníamos que pagar los sueldos y el aguinaldo de diciembre. Logramos saldar las deudas y comenzamos a hacer mejoras. Llevamos a que el pueblo esté limpio y ordenado en siete meses, pero la Secretaria de Municipios y Comunas se empeñó en perjudicarnos".

La firma clave

Severo, en diálogo con este diario, se sinceró: "Dicen que por culpa mía no se paga la ART, el seguro y la plata que le retienen al personal. Sabiendo que yo no toco ni un papel desde febrero, los pagos que autoricé fueron según los informes, es más, todo el efectivo de los tributos que entran por caja lo maneja Tobozo, yo sólo firmo algunos cheques, según los pobres informes que me dan". Compungido por los días difíciles que atravesó reconoció que desde que se desató el conflicto tiene intenciones de renunciar, aunque en paralelo destacó que los votantes lo eligieron para que cumpla un rol.

En este contexto, toma más preponderancia la citación comunal enviada ayer donde se notifica a todos los miembros para la reunión extraordinaria que será este jueves.

Uno de los actores clave en el tire y afloje institucional de Maciel es Torres, el Secretario de Municipios y Comunas, quien arribó como mediador, pero terminó siendo señalado. Ayer le dijo a LaCapital que "hasta que no se realice una reunión de comisión para definir, no podemos hacer nada. Está en manos del jefe comunal destrabar este conflicto. Debería estar ocupando su puesto gobernando en lugar de estar motivando un corte de ruta". Lo que hicimos es hacer la auditoría y poner en conocimiento que los problemas hay, a raíz de eso, pedimos que en cinco días se solucione. La comuna no cumplió, está inmersa en una ilegalidad absoluta y las distintas partes no saben cómo seguir".

Ante rumores, acotó contundente: "Elevamos una nota clarificando que no tomamos ninguna decisión, ni mandamos a nadie a pagar o no pagar, a firmar o no firmar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario