La Región

Sastre: nueva norma regulará la aplicación de agroquímicos

La ordenanza aprobada crea una zona de resguardo de 200 metros, pero achicó en varios puntos el límite urbano de la ciudad.

Jueves 16 de Agosto de 2018

Tras cinco meses de debates, petitorios de vecinos autoconvocados, charlas informativas y situaciones de gran tensión entre productores, ciudadanos y autoridades, el Concejo de Sastre aprobó por unanimidad una ordenanza para regular el uso de productos agroquímicos en el distrito. En el texto de la norma se fijaron nuevos parámetros respecto del acopio, traslado y aplicación de agrotóxicos modificando lo dispuesto por disposiciones anteriores.

También se actualizaron las multas que derivarán en caso de incumplimientos y se fijaron nuevos requisitos en cuestiones técnicas relativas a los pasos previos a la realización de una aplicación de agroquímicos en los campos linderos a la zona urbana. Se incluyó además un protocolo de denuncia ante la presunción de que se esté realizando alguna fumigación fuera de norma o que se detecten otras infracciones a la legislación vigente.

Pero uno de los puntos más significativos y que generaba las mayores preocupaciones en la población, era el referido a la zona de exclusión para la aplicación de cualquier tipo de agroquímico que, según lo dispuesto por una norma anterior era de 100 metros a partir del final de la zona urbana. En ese sentido, en su artículo 8, la nueva ordenanza fija una "zona libre de productos fitosanitarios de uso extensivo" de 200 metros delimitado por una "poligonal" que, de acuerdo a las consideraciones de los autoconvocados de Sastre "si bien realizaremos un análisis exhaustivo de la ordenanza, en un primer vistazo entendemos que en la práctica no alejará las fumigaciones de la gente sino que, en algunos puntos, serán mucho más cercanas que lo que disponía la anterior norma".

Un punto de discusión se centra en lo que fija la actual ordenanza vigente como área de uso residencial urbano. La nueva norma sobre agroquímicos dispone que se consideren como "zonas buffer o de amortiguamiento" a una serie de parcelas comprendidas dentro del radio urbano pero que aún no fueron habitadas. "Los ediles pretenden que se considere esta ordenanza como superadora cuando lo único que hizo fue no perjudicar a los productores de ciertos campos que ni siquiera respetaban los límites anteriores. Demuestra que de la única preocupación de los ediles es quedar bien con los ellos sin tocarles una hectárea y fijando mayores multas a las infracciones que son muy difíciles de constatar y, en el mejor de los casos, se estaría actuando cuando el daño ya fue hecho. Acá lo que se necesita es prevenir que nos sigan afectando las fumigaciones", dijo una de las integrantes de la Unión Ciudadana por la Vida y el Ambiente.

Campamento sanitario

La vecina sastrense indicó además que "es preocupante que desde marzo hasta la fecha, lo único que se tomó en cuenta es el derecho de los productores y no vemos reflejado en el cuerpo de la nueva ordenanza ninguna de las propuestas que acercamos los vecinos autoconvocados. En todo este tiempo entregamos a los miembros del Concejo material científico sobre la toxicidad de los agroquímicos y su incidencia en la salud humana; legislaciones vigentes en otras ciudades de la provincia; jurisprudencia; realizamos charlas con profesionales de la salud, abogados ambientalistas e ingenieros agrónomos expertos en agroecología para que entendieran la necesidad de alejar las fumigaciones de la gente. También pedimos que antes de aprobar la norma se esperaran los resultados del Campamento Sanitario realizado por la Facultad de Medicina de la UNR, los cuales se presentarán a la población en días. No obstante nada fue tenido en cuenta".

Un dato curioso fue conocer que mientras se desarrollaba la sesión en Sastre, en el Concejo de la ciudad de Rufino ingresaba un proyecto de declaración para prohibir el uso de glifosato en el ejido urbano. Esta iniciativa, del edil Daniel Bellizza, se suma a las que en distintos puntos de la provincia están siendo evaluadas o ya fueron aprobadas como en el caso de Rosario o Rincón, por ejemplo.

Exabrupto

La sesión en el Concejo sastrense transcurrió sin contratiempos excepto por un exabrupto de uno de los ediles oficialistas hacia este corresponsal de LaCapital, quien estaba cubriendo la sanción de la ordenanza y que además participa dentro de la agrupación de autoconvocados. A poco de iniciada la reunión, el edil Edgardo Figueroa interrumpió para preguntarle al titular del cuerpo, Oscar Cagliero, si sabía en "calidad de qué", este periodista sacaba fotos; siendo que se trataba de una sesión pública y que él es un funcionario en ejercicio.

Aclarado la profesión del corresponsal, una vez finalizada la sesión, Figueroa dijo "desconocer" que el redactor fuera empleado de un medio de prensa, cuando hace 20 años que se desempeña en LaCapital y hace 25 que reside en Sastre, una ciudad de seis mil habitantes.

Al parecer Figueroa, se ofuscó porque el corresponsal le sacó una foto en el ejercicio de su función como edil y lo expresó de una forma claramente intimidatoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario