La Región

Santacroce: "No podemos pagar los sueldos por el desastre heredado"

El intendente de Funes pidió al sindicato que entienda la situación generada frente al "despilfarro" que halló al asumir, el 10 de diciembre

Jueves 16 de Enero de 2020

El intendente de Funes, Rolvider Santacroce, lanzó un dramático pedido a los municipales en general pero sobre todo al sindicato que los agrupa para que lo acompañen en las medidas que considera necesarias para ordenar las arcas municipales, luego de una gestión "ausente" (la de Diego León Barreto) que generó "un despilfarro".

A la decisión de acotar los sueldos de los contratados, de suspender los ingresos a planta permanente y de eliminar las horas extra, ahora el intendente busca sumar consensos para echar mano a los adicionales y suplementarios que cobran algunos empleados, lo que llevan sus sueldos a niveles desproporcionados.

"Que entienda la comunidad que se asignaron en la anterior gestión 385 categorías sin el concurso necesario que indica la ley, se repartieron 6,2 millones de pesos mensuales en concepto de suplementos adicionales, y que ingresaron al municipio 198 personas. Algo que, por el bien de todo Funes, tiene que llegar a su fin", dijo el mandatario en una entrevista con LaCapital. Y se preguntó: "¿Cómo puede ser que muchos empleados del municipio estén ganando hoy más de cien mil pesos mensuales, mientras que yo, el intendente que los vecinos eligieron por cuatro años para gobernar su ciudad, gano 90 mil, uso mi teléfono, mi auto y trabajo, como mis secretarios a quienes agradezco el compromiso, 14 horas por día?"

La situación, traducida en números, representa una erogación de 32 millones de pesos sólo en salarios, cuando se reciben nueve millones en concepto de coparticipación y se emiten tasas por 28 millones (que no se pagan en su totalidad). "Con eso tengo que abonar salarios, pagar el funcionamiento del Concejo Municipal y además ponerme al día con los proveedores, cuando asumí con una deuda de 300 millones de pesos", afirmó, y recordó que desde que asumió, debió abonar "58 millones de pesos en salarios", y hasta se deben "20 millones a la empresa de Pérez donde arrojamos los residuos domiciliarios".

No puede pagar

Según el intendente, la Municipalidad de Funes tiene 587 empleados públicos en planta permanente y más de 150 contratados. "Hoy por hoy, el municipio no puede pagar los sueldos de forma autónoma, y eso es consecuencia del desastre que se vivió estos últimos años y que advertíamos desde nuestra banca en el Concejo. La situación, así como está, es inviable. Por eso hay que tomar medidas contundentes para corregir los problemas que nos llevaron a este presente en pos de un futuro mejor para todos", reflexionó Santacroce.

Funes es una ciudad rica. Además de haber sido históricamente lugar de residencia temporaria de personas con buen nivel adquisitivo, en los últimos años tuvo un crecimiento demográfico importantísimo de gente que se alojó en barrios privados y en urbanizaciones abiertas de categoría. Sin embargo, las arcas del municipio no están a la altura de la capacidad contributiva de los habitantes.

Para Santacroce, esto puede tener varias explicaciones, pero una consecuencia inmediata que obliga a una acción urgente: "Heredamos un municipio donde ingresa mucho menos dinero del que sale. De esta manera no hay plata que alcance; por lo tanto, hay que tomar decisiones para curar las cuentas públicas y empezar a resolver el problema seriamente. Hemos suprimido horas extra que equivalen a alrededor de dos millones de pesos mensuales, no se renovaron 80 convenios laborales que en su mayoría fueron una medida electoral insostenible del ex intendente (Barreto) para ganar adhesiones jugando con la ilusión de las personas; se dieron de baja las categorías asignadas después de las elecciones y se suspendieron los ingresos a planta permanente", recordó.

Ordenar y equilibrar

Sin embargo, está convencido de que las medidas aún no alcanzan. "Le debemos, por ejemplo, 20 millones de pesos al depósito final de Pérez que por suerte nos tiene paciencia. Hay que ordenar y equilibrar, si no, ¿dónde vamos a tirar la basura en seis meses", se preguntó.

Santacroce espera que el gremio municipal "reflexione", porque le consta que "tuvieron injerencia en el manejo de las arcas durante los últimos meses del gobierno anterior, y saben que el dinero no alcanza para cumplir con las obligaciones del Estado". Además, aclaró que las medidas que se dispone a adoptar se enmarcan dentro de la normativa de emergencia sancionada por el Concejo durante los últimos días de 2019. Y para terminar, recordó que, a pocos meses de haber asumido, el ex intendente Barreo vetó la ordenanza 1.024/15 que creaba la Junta de Reclamos integrada por distintos actores, entre ellos, los concejales opositores, para controlar diversas cuestiones que hacían al manejo administrativo del personal. "Ese veto, sumado a un intendente ausente, generó las condiciones para el despilfarro", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario