La Región

Rubricaron los últimos 4 contratos para realizar corredores viales

Para la provincia son vitales la concreción del tercer carril entre Zárate y Rosario y las futuras autopistas en las rutas A-012, 11, 9 y 33.

Viernes 27 de Julio de 2018

Ayer en Buenos Aires en un acto encabezado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, se suscribieron en la Quinta de Olivos los últimos cuatro contratos para la construcción de la primera etapa de proyectos de corredores viales bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), que ya fueron licitados.

Con la firma de esos contratos se completaron los seis corredores —A, B, C, E, F y Sur— que conformarán la nueva red de autopistas y rutas seguras, en la que se intervendrán más de 7.200 kilómetros, a partir de una inversión superior a los 16.700 millones de dólares.

En lo que respecta a las obras que beneficiarán a la provincia de Santa Fe, se rubricaron los de los denominados corredores E y F. En el acto estuvieron presentes la administradora general de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez; el secretario de Participación Público Privada del Ministerio de Hacienda, José Luis Morea, representantes de las empresas y funcionarios de algunas localidades beneficiadas. Se dijo en el acto que en octubre comenzarían las primeras obras en los corredores.

"Hoy es un día histórico, continuando la firma del viernes pasado, estamos construyendo las bases de la Argentina de la transformación profunda, de hacer lo que hay que hacer. Hoy firmamos estas obras que ya en unos meses van a estar generando más de 22 mil puestos de trabajo directos e indirectos. Hoy vemos a argentinos del sector público y privado y extranjeros, todos trabajando en equipo para que tengamos menos muertos en nuestras rutas, bajemos el costo logístico, generar crecimiento y desarrollo", afirmó el ministro Dietrich, quien estará hoy por la mañana en Rosario participando del Foro de Economía y Negocios de la Fundación Libertad.

El consorcio conformado por Helport, Panedile, Eleprint y Copasa se hará cargo de la administración de los corredores Viales E y F. El primero, abarca 390 kilómetros de las rutas nacionales 9, 34, 193, A-008, A-012 y la 1V11 de Buenos Aires y Santa Fe. Las principales obras a desarrollar son la construcción del tercer carril entre Zárate y Rosario (RN 9), la transformación en autopista de la A-012 y la construcción de la nueva autopista RN 1V11 —ambas vitales para mejorar el acceso a los puertos de Rosario— y el nuevo acceso al Aeropuerto de Rosario, entre otras. El corredor vial E pasa por ciudades santafesinas como Villa Constitución, Rosario, San Lorenzo y Puerto San Martín, y también por Campana, San Nicolás y Zárate en la provincia de Buenos Aires.

El corredor F comprende a las rutas nacionales 9 y 33. Entre las ciudades más importantes que se conectan en el corredor de la 9 están Rosario y Córdoba, además, de otras como Cañada de Gómez, Marcos Juárez, Villa María y Jesús María. Mientras que la ruta 33, atraviesa ciudades como Venado Tuerto, Firmat y Casilda. La ruta nacional 33 tiene un gran volumen de tránsito pesado en época de cosecha que se dirige al complejo cerealero de los puertos de Rosario, San Lorenzo, Puerto San Martín y otros que están a la vera del río Paraná, que se licitaron bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), e incluyen grandes obras en las rutas y autopistas más importantes de la provincia.

El corredor F abarcará 635 kilómetros de la ruta nacional 33 en Santa Fe, la autopista Rosario-Córdoba y parte de la ruta nacional 9 al norte de la capital cordobesa hasta Villa Totoral.

Los primeros proyectos a ejecutar serán la autopista Rosario-Rufino (RN 33) y una serie de mejoras sobre la RN 9 como variantes, banquinas, iluminación y tareas de repavimentación.

La firma de los convenios despejó dudas respecto a fuertes versiones que circularon sobre que los contratos podrían caerse por las dificultades de las empresas ganadoras (Helport, Eleprint, Panedile y Copasa) para conseguir el financiamiento. Es que el crédito para los proyectos viales santafesinos estaba atado a la construcción de la represa Chihuidos, en Neuquén, que por el momento está frenada.

Pese a los rumores, la UTE encabezada por Eduardo Eurnekian puso la firma en los contratos ayer a la mañana. Si no lo hacía antes del 30 de julio, quedaba al borde de perder los 15 millones de dólares depositados en el fondo de garantía.

Los otros corredores

Los contratos que además ya se rubricaron son los de los proyectos ganados por la UTE de Paolini Hermanos, Vial Agro y la italiana INC que se quedó con el corredor A (rutas 3 y 226) por 1.002 millones de dólares, y la empresa Cartellone, que realizará las obras del corredor C (rutas 7 y 33) por 801 millones de dólares.

Asimismo se firmó el corredor vial B que estará a cargo del consorcio conformado por China Construction America y Green, quienes administrarán 546 kilómetros de la ruta 5, entre Luján y Santa Rosa. Y también se rubricó el corredor vial sur que se extenderá a lo largo de 297 kilómetros de las autopistas Riccheri, Jorge Newbery, Ezeiza-Cañuelas y las rutas nacionales 3 y 205.

"Esto es un hito fundacional. Con la firma de estos seis contratos de PPP por más de 6.000 millones de dólares en inversiones privadas, se ratifica lo revolucionario de la herramienta de PPP para el desarrollo de infraestructura en la Argentina, atendiendo la urgencia de la obra pública a nivel federal, y especialmente en el contexto actual de convergencia acelerada al equilibrio fiscal," expresó ayer el ministro Dietrich.

Primer paso

La primera etapa de proyectos viales PPP comprendió la licitación de los seis nuevos corredores viales que abarcan más de 3.300 kilómetros de rutas nacionales de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe. El plan de obras para estos corredores implica obras en más de 2.500 kilómetros a través de la construcción de nuevas autopistas (813 kilómetros), rutas seguras (1.494 kilómetros) y obras especiales (252 kilómetros), así como 17 variantes a distintas localidades. Se anunció ayer en el acto en Olivos que las primeras obras, comenzarán en octubre de este año.

La inversión total estimada para la primera etapa es superior a los 8.000 millones de dólares: 6.000 millones durante primeros los cuatro años y más de 2.000 millones de dólares en los siguientes, en obras complementarias y de mantenimiento. El proceso licitatorio de esta etapa contó con 32 ofertas que realizaron 10 consorcios, compuestos por 19 empresas nacionales y siete internacionales.

El plan general de la nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras está dividido en tres etapas de licitación. En conjunto, comprende una inversión superior a los 12.500 millones de dólares en los primeros cuatro años y 4.200 millones adicionales durante los siguientes 11 años.

Las tres etapas comprenden la intervención de más de 7.200 kilómetros de rutas nacionales, mediante la construcción de 1.610 kilómetros de autopistas, 3.310 kilómetros de rutas seguras, 324 kilómetros de obras especiales y 26 kilómetros de variantes; en total, 5.270 kilómetros. Los restantes 2.077 kilómetros serán intervenidos a través de obras de mejoras y mantenimiento de la red vial existente.

A-012 y ruta 11

En la firma del contrato que habilita el inicio de las obras para convertir en autopistas a la A-012 y la ruta 11, licitadas en junio y ganadas por las firmas Helport, Panedile, Eleprint y Copasa, estuvo presente también el intendente de la ciudad de San Lorenzo, Leonardo Raimundo.

En total, el monto aprobado para tal tarea es de 1.732 millones de pesos. Esas obras proyectadas serán una bisagra en la historia de la localidad de Ricardone, motivado por el retiro de los camiones de la ex ruta A-012, que una vez terminada la obra quedará como un camino comunal.

La inversión estimada es de ocho mil millones de dólares en la primera etapa, seis mil durante los primeros cuatro años

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario