La Región

Ricci: "El programa Tarjeta Alimentaria trae alivio a Villa Gobernador Gálvez"

El intendente anunció que llegarán unos 24 millones mensuales que "mejorarán las condiciones de los más necesitados".

Lunes 20 de Enero de 2020

"Tenemos una situación social bastante complicada en nuestra ciudad. Que el programa Tarjeta Alimentaria llegue a más de cuatro mil familias es muy importante", se entusiasmó el intendente de Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci (FPCyS), por la mejora que proporcionará la llegada del plan nacional a la ciudad del departamento Rosario, que tiene el índice de necesidades básicas insatisfechas (NBI) más alto de la provincia de Santa Fe.

"Esto significa un alivio. Se trata de un programa que viene a paliar esta situación y seguramente mejorará las condiciones de los más necesitados y la actividad de los comercios de la ciudad", consideró el jefe municipal luego del acto de presentación del programa, presidido por el gobernador, Omar Perotti, y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo.

El programa forma parte del Plan Argentina contra el Hambre que se apoya en el fortalecimiento de las acciones que lleva adelante el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional e implica la promoción y el fortalecimiento del acceso a la canasta básica de alimentos.

Luego del acto de presentación en Santa Fe, del que también participaron el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Danilo Capitani, la secretaria de Gobierno municipal, Victoria Culasso, el subsecretario de Desarrollo Social, Esteban Colombo y el subsecretario de Producción y Empleo, Ariel Tristán, el intendente consideró que "la mayoría de las tarjetas que lleguen a Villa G. Gálvez serán de seis mil pesos, lo que se deduce de la cantidad de hijos de cada grupo familiar y, multiplicado por la cantidad anunciada, tendremos un adicional de 24 millones de pesos que todos los meses se volcará al circuito comercial de la ciudad. Específicamente trabajarán más bajo esta modalidad los supermercados, almacenes y granjas de barrio".

Ricci describió las bondades que el programa nacional tendrá para la ciudad y destacó que "lo bueno es que no estará disponible para comprar bebidas alcohólicas, productos de limpieza ni retiro de dinero en efectivo. Tiene muchas restricciones para que se apunte directamente al consumo de alimentos para los más desprotegidos".

"Si bien todos los meses teníamos asistencia de alimentos de parte del gobierno nacional que se fue, vemos que este programa está muy bien organizado. Llegará directamente a aquellas personas que lo necesitan, se termina con las posibilidades de distorsiones como el favoritismo del bolsón, que muchas veces en algunos lugares se utilizaba en épocas de proselitismo. Como ahora se toma la base de datos de la Ansés, tendremos cobertura desde el tercer mes de las embarazadas hasta los chicos menores de seis años", valoró.

Barrios vulnerables

Respecto a la visión que tiene sobre el nuevo período de gobierno Ricci reivindicó los alcances de la nueva ley que se aprobó antes de fin de año presentada por el senador Armando Traferri que prevé mejoras en los barrios más vulnerables. "Si todo va bien, tenemos varios proyectos preparados que se ajustan a esa normativa que presentaremos entre marzo y abril para que, de mitad de año en adelante, podamos recibir fondos específicos para mejoras barriales", dijo.

"Esta es una ciudad que tiene muchas necesidades y gran cantidad de gente que no la está pasando bien. La relación de habitantes empleados es baja. Anteriormente había muchos vecinos que tenían changas o trabajos informales y actualmente no tienen esa posibilidad o es muy poco lo que pueden trabajar. Tenemos un alto índice de desocupación no solo porque las empresas fueron dejando gente sin trabajo sino que quienes estaban en la parte informal o tenían baja capacitación quedaron fuera del sistema", analizó y añadió que "a ese fenómeno lo venimos advirtiendo en los últimos años y por esa razón nos aplicamos a desarrollar programas de capacitación y talleres de oficio que fueron muy exitosos y estamos planificando su continuidad".

Con la mirada puesta en las posibilidades de desarrollo evaluó que "tenemos una industria frigorífica que está en alza, que está incorporando personal porque las exportaciones benefician a estas industrias, pero la realidad es que esa tendencia no alcanza para cubrir la demanda de mano de obra. También tenemos gran expectativa en que la empresa metalúrgica Metalsur comience a fabricar las carrocerías para los colectivos urbanos porque consideramos que dará un gran impulso en la demanda de obreros metalúrgicos".

"También estamos esperanzados en que este gobierno deje de lado el programa económico-financiero que aplicó el gobierno anterior y se ponga en la vereda de un programa económico-productivo que no solo beneficie a Villa G. Gálvez sino a todo el país, con miras a impulsar el consumo interno para poner nuevamente el país en marcha", sostuvo Ricci. Sobre la gestión provincial consideró que "ahora tenemos que ver cómo se encarará el plan de obras necesarias que no están dentro de la coparticipación. Si bien nuestra situación financiera es estable y sin sobresaltos, no tenemos partidas de dinero para hacer obras con recursos propios. Tenemos que estar en el día a día en lo que hace a necesidades más urgentes y no podemos pensar en obras grandes".

Sin embargo, Ricci marcó la diferencia con otros municipios que actualmente tienen dificultades para pagar sueldos. "Tomamos la municipalidad en 2015 casi con un 35 por ciento del presupuesto de 2016 de deuda. Pudimos estabilizarla, después de dos años salimos de la emergencia económica y comenzamos a tener superávit. El índice es muy justo pero revertimos la situación adversa", repasó.

En ese rumbo recordó que "los cuatro años de gobierno fueron de absoluta austeridad y eso nos permitió llegar a esta etapa de crisis sin el sobresalto de no poder pagar sueldos o aguinaldos. Ahora continuamos evaluando mes a mes la situación y con la expectativa de hacer siempre lo posible para mejorar la calidad de vida de los villagalvenses".

Los detalles

Las tarjetas, que podrán utilizarse en la provincia a partir de febrero, llegarán a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo que tengan hijos menores de seis años, embarazadas a partir del tercer mes de gestación que perciban la asignación por embarazo y personas con pensión por discapacidad.

Los beneficiarios recibirán un mensaje de texto por teléfono para que se presenten en un lugar determinado, donde se les entregará la tarjeta, que tendrá el monto de dinero entre los cuatro mil y seis mil pesos, y ya estará acreditado. La tarjeta se podrá utilizar para comprar cualquier alimento —menos bebidas alcohólicas— en cualquier comercio que cuente con Posnet. El tercer viernes de cada mes se acreditarán automáticamente los fondos. Si en un mes no se consume toda la carga, ese dinero se suma al monto que se le acredita al mes siguiente.

optimista. Para Ricci, el trabajo entre el municipio, la provincia y la Nación creará las condiciones de desarrollo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario