La Región

Revisarán el fallo que absolvió a los acusados por la desaparición de Paula Perassi

Los jueces se habían expedido a comienzos de mayo de este año. Ya se sorteó el tribunal de segunda instancia que examinará la sentencia.

Jueves 27 de Junio de 2019

Tras que los jueces Griselda Strólogo, Alvaro Campos y Mariel Minetti firmaran una resolución que habilitó a la Fiscalía y a la querella —a cargo de José Ferrara y Adrián Ruiz— a apelar el fallo que absolvió a los nueve acusados en el juicio por la desaparición de la joven sanlorencina Paula Perassi —quien estaba embarazada y tenía 34 años—, ahora se revisará el fallo luego de más de siete años y nueve meses de que a Paula se la viera por última vez el 18 de septiembre de 2011.

Elevado a la Cámara Penal, ahora tras el sorteo hecho hace unos días para determinar el tribunal de segunda instancia que revisará la sentencia, se fijó que el caso estará en manos de los camaristas Gustavo Salvador —presidente—, Carolina Hernández y Javier Beltramone.

Cabe recordar por el caso hubo nueve imputados, cuatro civiles y cinco policías, que fueron juzgados en Centro de Justicia Penal de Rosario entre fines de marzo, abril e inicio de mayo. Se pidió penas de reclusión perpetua para los civiles y de hasta 16 años de prisión para los policías. No obstante luego del juicio se absolvió a todos los imputados por el beneficio de la duda.

Los hechos

La noche del 18 de septiembre de 2011 Paula, cerca de las 20, salió de su casa con la excusa de buscar una tarea para sus hijos y no volvió más. La joven vivía con su pareja pero esa relación estaba terminada. La investigación profundizó sobre una situación amorosa clandestina que Paula tenía con un amigo de su familia, Gabriel Strumia, y que estaba embarazada de él. De la comunicación que ella tuvo vía chat con un amigo en común con Strumia, surgió la insistencia del hombre casado con Roxana Mitchl para que se hiciera un aborto.

El domingo que desapareció Paula, recibió un llamado desde una cabina telefónica ubicada a unas cuadras de la casa, la antena de telefonía tomó el teléfono de Strumia. Paula salió y no se supo más de ella. Para la Fiscalía ella fue llevada contra su voluntad a practicarse un aborto en Timbués, algo salió mal y se activó un operativo para desaparecer rastros y despegar a sospechosos, instancia en la que se dijo tuvo intervención la policía.

Luego de años, el fiscal Donato Trotta acusó a Strumia, a su esposa Michl, a un empleado del matrimonio Antonio Darío Díaz y a Mirta Ruñisky —acusada como la mujer que le practicó el aborto— por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada y aborto sin consentimiento seguido de muerte y se les pidió la prisión perpetua.

Al policía de San Lorenzo Adolfo Puyol se lo imputó por encubrimiento y por no denunciar la perpetración de un delito cuando estaba obligado a promover la persecución penal, agravado por ser funcionario público, e incumplimiento de sus deberes. Además a los policías Jorge Krenz, Aldo Gómez, Gabriel Mario Godoy y María Galtelli, se los imputó encubrimiento, por no denunciar la perpetración de un delito cuando estaba obligado a promover la persecución penal del mismo, agravado por su condición de funcionario público, e incumplimiento de los deberes, sustracción y destrucción de objetos destinados a servir de prueba y falsedad ideológica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario