La Región

Resarcirán a un hombre que cayó de un colectivo

Condenaron a un chofer, a la empresa de transporte y a una compañía de seguros a pagar $ 133 mil a un empleado de Prefectura.

Jueves 19 de Abril de 2018

Un chofer, la empresa de transporte de media distancia para la cual trabajaba y una compañía de seguros fueron condenados a resarcir en 133 mil pesos más intereses a un empleado de Prefectura Naval que cayó de un colectivo en una parada de San Lorenzo, en agosto de 2004.

El pasajero, entonces de 50 años, sufrió serias lesiones al quedar su mano derecha atrapada bajo una rueda del colectivo, que siguió la marcha sin que el conductor se detuviera a asistirlo. El accidente le ocasionó una incapacidad física del 17 por ciento que motivó la demanda civil ahora resuelta por tres camaristas de ese fuero.

Los jueces de la Sala Tercera de la Cámara Civil y Comercial retocaron una sentencia previa emitida el 29 de octubre de 2012 por el Juzgado Civil y Comercial de San Lorenzo. Ese fallo había sido apelado por el demandante, quien pretendía un monto mayor al que le habían otorgado en concepto de daño material. La sentencia anterior le reconocía sólo 34 mil pesos por ese rubro, un monto que los camaristas subieron a 102 pesos mil al revisar el caso.

El accidente

El hecho ocurrió el 8 de agosto de 2004 y según planteó el demandante en la causa civil, el chofer Adrián P. manejaba el interno 22 de una empresa de transporte de corta y media distancia, quien alrededor de las 6.15 de ese día se detuvo en la parada noroeste de la avenida San Martín y Belgrano de San Lorenzo. El pasajero Héctor H., un empleado de la Prefectura Naval, le hizo señas para que se detuviera. Antes que él subieron tres o cuatro chicos.

Cuando Héctor H. estaba subiendo a la unidad, el colectivo reanudó la marcha de manera brusca e imprevista. El sacudón lo hizo caer del vehículo y una rueda le aplastó la mano derecha. El chofer se retiró sin brindarle asistencia. De acuerdo con el fallo, así quedaron acreditados los hechos y ninguno de los demandados pudo demostrar que existiera alguna responsabilidad por parte de la víctima.

El pasajero presentó una demanda civil que en 2012 se resolvió a su favor: el chofer, la empresa de colectivos y una compañía de seguros fueron condenadas a resarcirlo en 49.964 pesos más intereses. Ese monto contemplaba los rubros de daño material (34 mil pesos), daño moral (15 mil pesos) y gastos médicos (964 pesos). Pero la víctima consideró exiguo el monto indemnizatorio y apeló el fallo, que finalmente fue resuelto por los jueces de segunda instancia Mario Chaumet, Jéssica Cinalli y Avelino Rodil.

Los jueces tuvieron en cuenta que la incapacidad del 17 por ciento que le ocasionó el accidente a Héctor H. "debe ser objeto de reparación al margen de que desempeñe o no una actividad productiva, pues la integridad física es en sí misma un valor indemnizable". Es decir, remarcaron que el resarcimiento no se mide sólo en relación a un trabajo determinado o al lucro cesante. Al momento del hecho Héctor H., de 50 años, estaba casado, era padre de dos hijos y trabajaba como ayudante de primera (la categoría más alta de su escalafón) en la Prefectura Naval Argentina.

Por ello, el Tribunal elevó a 102 mil pesos el monto por daño material y además subió a 31 mil pesos la indemnización por daño moral, y aceptó un planteo de la aseguradora por el cálculo de intereses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario