La Región

Recortan personal en un súper y crece la preocupación

La caída de ventas en el comercio hizo temer por un posible cierre del establecimiento, pero se dijo que continuará con el sistema de franquicia.

Martes 26 de Junio de 2018

Un sorpresivo recorte de personal registrado en la boca de expendió que Supermercado Día tiene en Firmat generó preocupación y hasta se temió por un posible cierre del establecimiento que, sin embargo, seguirá con sus puertas abiertas bajo el sistema de franquicia.

La medida se conoció el último viernes tras que los ocho trabajadores que prestaban servicio en el local fueran notificados de sus cesantías a través del área de recursos humanos que puso a disposición el pago de las indemnizaciones.

Aunque no fue confirmado oficialmente, el ajuste laboral se habría suscitado tras que la empresa decidiera instrumentar el sistema de franquicia de su marca, la que habría quedado en manos de una empresaria que sería de la localidad de Wheelwright y que ya habría tomado a dos de los despedidos para sumarlo a tres empleados incorporados para la nueva etapa, lo que significa la pérdida de tres puestos laborales en relación a la plantilla anterior.

"Es un hecho lamentable por lo que implica para cualquier persona quedarse hoy sin trabajo ya que resulta muy difícil reinsertarse en el mercado laboral de Firmat", dijo ayer a LaCapital, el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Firmat, Edicardo Russo. El gremialista explicó que al tomar conocimiento de lo ocurrido puso a disposición de los cesanteados "toda la estructura sindical a fin de velar por sus derechos laborales" pero aclaró que "las acciones que se encaren dependerá de lo que decida cada uno de ellos".

E indicó que "la empresa, excepto que no pague las indemnizaciones, no habría cometido ninguna ilegalidad en esta medida que lamentamos porque implica pérdidas de puestos de trabajo".

Si bien la sangría laboral que provocó el descripto suceso no es de magnitud se suma a la registrada hace unos meses en el sector industrial firmatense cuando poco más de 50 operarios de la fábrica de cosechados Vassalli Fabril se acogió a retiros voluntarios en el marco de una compleja situación que puso en riesgo la continuidad de la empresa que, como dio cuenta este diario, retomo recientemente sus actividades tras un mes de paro en reclamo de pago de haberes.

Pero además marca un antecedente en el ámbito del comercio local que pone en alerta al gremio ya que se trata de la primera firma del sector que achica su plantel de trabajadores ya que en el resto de los establecimientos de distintos rubros que dan empleo "no se registraron cierres, despidos, ni suspensiones, aunque existe preocupación por la caída en las ventas y los altos costos de funcionamiento, fundamentalmente a causa de los aumentos de las tarifas en los servicios públicos y los impuestos", dijo Russo.

"Según un sondeo —abundó— que realizamos en los comercios que tienen empleados en relación de dependencia como bazares, locales de venta de electrodomésticos, y súper, entre otros, hay mermas en las ventas lo que genera intranquilidad pero, al menos por el momento, no tienen en sus planes recortar personal". En ese contexto afirmó que "lo que sí tienen previsto es no renovar puestos que dejen vacantes trabajadores que se jubilen o decidan renunciar por alguna razón".

El gremialista aseguró que "los que más sufren la crisis económica en Firmat dentro del sector comercial son los cuentapropistas vinculados a microemprendimientos o economías familiares que se ven muy afectados al punto que deben modificar sus esquemas de trabajo para mantenerse en pie aunque algunas ya cerraron. Muchos de los que siguen no tuvieron más alternativa que trasladar sus negocios a las casas particulares o a zonas más económicas porque si bien no tienen personal se le hace imposible pagar alquileres de locales en el centro y otras obligaciones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario