Edición Impresa

Rafaela mide su realidad empresaria a través del Observatorio Industrial

Entre otras cosas, se detecta un estancamiento y falta de inserción en el empleo. Las empresas locales perciben los problemas como externos.

Miércoles 20 de Marzo de 2019

El Observatorio Industrial Rafaela, un relevamiento de la situación industrial de la ciudad que "servirá como herramienta para medir la realidad, para entenderla y tomar decisiones", presentó sus conclusiones en un acto convocado en el Salón Auditorio del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, presidido por el intendente Luis Castellano.

Durante el 4º Censo Industrial realizado por el Instituto de Capacitación y Estudios para el Desarrollo Local (Icedel) se llegó a la conclusión de que se necesitaba información para medir y estar al tanto de las coyunturas por las que atraviesan las empresas locales en cuanto a su evolución o los problemas que pudieran suscitarse pero en períodos más acotados y no sólo cada seis años.

Un trabajo conjunto entre el Centro de Comercio y el municipio generó el proyecto del Observatorio con mediciones cada cuatro meses, en donde se recogiera una muestra de la actividad industrial de Rafaela que incluya variables como la inversión, el empleo y todas la problemáticas que influyen en la industria local y, a partir de allí, generar informes comparativos que sirvan como herramientas de políticas para el sector público y privado.

El informe arrojó conclusiones sobre la base de 66 empresas locales relevadas durante los últimos cuatro meses de 2018.

El Observatorio Industrial está conformado por la Secretaría de Desarrollo Económico, Innovación y Relaciones Internacionales del municipio, el Icedel, el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (Ccirr), la Asociación Civil para el Desarrollo y la Innovación Competitiva Agencia Rafaela (Acdicar), la Cámara de Metalúrgicos, la Comisión de Industrias y las delegaciones locales del Inti y el Inta.

Además del intendente, participaron del panel el presidente del Cceirr, Andrés Ferrero, el coordinador de la Secretaría de Desarrollo Económico local, Diego Peiretti, y el representante del Inta Centro Regional Santa Fe Mario Garrappa.

Medición clave

Castellano expresó que el Observatorio Industrial "es una herramienta que necesitamos en el medio de los seis años entre cada Censo Industrial" y que la "dinámica de los cambios es tan veloz que nos sirve como una medición clave cada cuatro meses, teniendo en cuenta que nuestro país tiene una economía muy variable". Se busca generar medidas anticíclicas.

Estancamiento

En cuanto a las conclusiones del informe, Castellano consideró que "lo más preocupante es el estancamiento del empleo y la cantidad de jóvenes, tanto hombres como mujeres, que se van agregando al mercado laboral y que no consiguen insertarse. Esto genera un número en aumento de personas que necesitan trabajar y no lo pueden hacer. Y está expresado también en el relevamiento del Icedel", finalizó.

Por su parte, Ferrero manifestó que "son momentos complicados de la actividad económica en general; no hay actividad productiva que no esté con conflictos pero en buena hora que podamos sostener la frecuencia del censo cada 6 años y que podamos tener una metodología más instantánea de la actividad industrial en el Observatorio que hemos formado".

Ferrero indicó que "generar información confiable es base fundamental para la toma de decisiones y bienvenido sea que pudimos coordinar con una cantidad de entidades con las que trabajamos para poder enriquecer el cuestionario y la información".

Año complejo

Por su parte, el representante del Inta Rafaela, Mario Garrappa, sostuvo que "2018 fue un año complejo, los datos nacionales y provinciales indican que la producción industrial trazó caídas entre un 17 y un 20 por ciento". Sin embargo, el colaborador del informe destacó que en general y dentro del contexto macroeconómico complejo, "el primer impacto detectado en el empresariado local que representa un 70 por ciento del empleo y la facturación dentro de la ciudad no repercutió de manera directa. Esto quiere decir que las empresas tuvieron una dinámica que se percibe mejor o que se plantea desde el nivel empresarial, un poco mejor de lo que fueron los resultados macroeconómicos. El empresariado todavía apuesta a la inversión como instrumento de crecimiento aunque hay serias limitaciones para el acceso al financiamiento",

Y a modo de cierre, dijo que "la mayoría de los problemas del empresariado están vistos como temas ajenos a la empresa que inciden sobre ésta. No se perciben serias limitaciones en lo que es manejo de personal, cuestiones vinculadas a gerenciamiento interno, sino más bien atributos vinculados a la presión fiscal, a la variabilidad del tipo de cambio o a esos planteos que se enfrentan".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});