La Región

Punto final "sin culpa y sin cargo" para la concesión de la autopista a Santa Fe

El gobernador Lifschitz firmó el decreto por la cual Arssa renuncia a cualquier tipo de reclamo a la provincia y el Estado santafesino a demandar por incumplimiento a la exconcesionaria.

Jueves 08 de Febrero de 2018

El ministro de Obras Públicas de la provincia, José Garibay, confirmó hoy que la provincia puso punto final "sin culpa y sin cargo" al contrato con la exconcesionaria de la autopista Rosario-Santa Fe, la firma Arssa, a través de la cual la empresa renuncia a cualquier tipo de demanda contra la provincia y el Estado santafesino se compromete a no iniciar acciones contra la misma.
En declaraciones radiales esta tarde, Garibay fue consultado sobre en qué términos se había llegado llegó a este punto final del contrato y sobre el tema señaló que "durante 2016, ante el incumpliento de la concesionaria respecto de lo que era el punto principal, que era la repavimentación de la autopista, decidimos ponerle punto final a la concesión. Y atento la historia de este proceso de cinco años, donde había habido faltas de la provincia también respecto a actualizaciones tarifarias y a pagos y obras complementarias, se llegó a un acuerdo de rescisión de mutuo acuerdo y la decisión de que siga trabajando la concesionaria hasta que se aparezca una nueva".
"Este acuerdo de finales de 2016 -amplió el titular de la cartera de Obras Públicas- tuvo algunas objeciones por parte del Tribunal de Cuentas y es por eso que el año pasado se dictó un decreto por el cual se dejaba sin efecto esa decisión de que sea 'sin culpa y sin cargo' la rescisión y quedó abierto a ampliar la información que teníamos".
Garibay se explayó sobre los aspectos administrativos de la rescisión y contó que "contratamos a una consultoría técnica, a una jurídica durante 2017, presentaron los informes, Fiscalía presentó también un informe y atento a que todos ratificaban los elementos con los que se había decidido hacer una rescisión de mutuo acuerdo, el gobernador Lifschitz hace una semana ratificó el acuerdo oportunamente firmado y damos por finalizado el tema administrativo de la exconcesionaria".
Leer más: Piden al Tribunal de Cuentas que se expida sobre Arssa
Consultado sobre si esta determinación implicaba que tanto la provincia como la exconcesionaria renunciaban a cualquier tipo de reclamos por incumplimientos de ambas partes, Garibay dijo que "exactamente. Es más, la concesionaria tenía algunos reclamos de distintos tipo de años anteriores y se le pidió que renuncie a los mismos".
El funcionario provincial comentó luego sobre la actualidad de la administración de la autopista y destacó que "a principios del año pasado se trabajó para una nueva concesión. Por eso la provincia, ante las opiniones vertidas por el Frente Progresista y de la oposición, se tomó la decisión de tomar desde el Estado provincial la administración de la traza. Se creó un fideicomiso llamado Vial Santa Fe que administra la autopista, cobra el peaje, paga salarios, hace las operaciones al usuario. Estamos trabajando en mejorar la señalización, incorporamos el Telepase y mientras tanto la obra más importante, que es la repavimentación, la tomó Vialidad Provincial y la venimos ejecutando con fondos del Presupuesto provincial".
Leer más: Presentaron una sola oferta para la concesión de la autopista Rosario-Santa Fe
Sobre si la intención era continuar con la explotación de la traza por parte de la provincia, Garibay indicó que "exactamente, una empresa pública a través de un fideicomiso. Creemos que estamos cumpliendo con las expectativas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario