La Región

Prisión preventiva para el imputado por abusar de su nieto de cuatro años

Fue detenido en Arequito seguirá detrás de las rejas al menos por el término de 90 días.

Sábado 28 de Septiembre de 2019

El hombre acusado de abusar sexualmente de su nieto de sólo cuatro años y que fue detenido en Arequito seguirá detrás de las rejas al menos hasta que venza el plazo de la prisión preventiva dictada en su contra por el término de 90 días.

Así fue resuelto por la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Mariel Minetti, al hacer lugar en el marco de la audiencia imputativa al pedido del fiscal Emiliano Erhet, y rechazar el planteo de la defensa que pretendía la libertad del incriminado o bien que quede bajo arresto domiciliario.

La magistrada fundamentó su decisión al evaluar como "suficientes" las evidencias aportadas para sospechar que el imputado sea autor del grave delito que se le achaca.

Los argumentos esbozados por la defensora pública que representa al presunto abusador, Evangelina Bonalcalza, no convencieron a la jueza, que fue categórica al sostener que, al menos en esta instancia del proceso, "no hay motivos para descreer de esta grave acusación", con lo cual priorizó la declaración del menor que aseguró haber sido abusado por su abuelo materno.

Y en esa línea además apuntó a la peligrosidad o entorpecimiento procesal que implicaría disponer la libertad del imputado debido a su cercanía de residencia con la víctima y su entorno familiar.

Al imputado se le atribuye, entre otros cargos, el delito de haber abusado sexualmente del menor en reiteradas oportunidades y haber amenazado a su hija con prenderle fuego la casa y cortarle el cable y la luz cuyo domicilio se encuentra en el mismo terreno donde está la vivienda de su padre.

Según lo ventilado en la audiencia ello sucedido tras recriminarle haber sido denunciado por un hecho que asegura no haber cometido como apuntó ayer en la escueta declaración que formuló en la audiencia. "Yo al nene no lo toque nunca", dijo para defender su inocencia a pesar de las evidencia que lo comprometen, fundamentalmente a partir de lo manifes tado por la madre del menor y la propia víctima.

Si bien el informe médico no da cuenta de la constatación de lesiones en la zona anal del nene presuntamente abusado tampoco descarta que el chico haya sufrido algún tipo de penetración.

Lo manifestado por el menor ante la profesional que le tomo declaración es coincidente con la relatado por su madre al sostener que el presunto abusador sometía a su hijo haciéndole creer que se trataba de un juego. "Le tocaba el pene y le introducía el dedo en el ano diciéndolo que era un juego", relató la mujer que radicó la denuncia en la comisaría de Arequito luego de escuchar de la propia boca del nene lo que venía padeciendo desde hacía algún tiempo al ir a la casa de su abuelo mientras ella realizaba quehaceres domésticos.

No obstante fue una amiga la que le advirtió sobre comportamiento extraño de su hijo que, sumados a otros síntomas como "orinarse encima o hacerse caca", allanaron el camino para finalmente conocer las causas que provocaron el cambio de conducta del menor.

El hombre, identificado como Eduardo Luis P., de 71 años, fue imputado por abuso sexual con acceso carnal y agravado por el vínculo en concurso real con corrupción de menores.

G. O.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS