La Región

Prevención de adicciones: 16 localidades ya firmaron acuerdos con el Abre Vida

con los pibes. La escuela es un ámbito permanente de trabajo para desarrollar estrategias de prevención y contención con los chicos.

Domingo 20 de Enero de 2019

En el marco del Plan Abre Vida, la provincia firmó 16 acuerdos con gobiernos locales. "La problemática nos atraviesa a todos y hay que abordarla desde los distintos niveles del Estado. Los gobiernos locales son los que están más cerca de la gente y conocen las realidades territoriales, por eso, si bien entendemos que la provincia debe liderar el tema, es muy importante ir sumando proyectos e iniciativas de municipios y comunas", indicó la presidenta de la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod), Cecilia Nieto.
   De todos los proyectos, 12 comenzaron a desarrollarse en 2017, a los que se sumaron cuatro en 2018, y para 2019 está previsto fortalecer la totalidad de las propuestas.
   En 2018, el presupuesto destinado a financiar líneas de prevención específica en territorio fue de 3,5 millones de pesos, y en 2019 proyectan superar los 5 millones.
   Los proyectos del sur de la provincia son los siguientes:
   
   • Carcarañá. el Area de Prevención de las Adicciones realiza talleres con 6º y 7º grados de escuelas públicas. En 2018, además, se vincularon escuelas secundarias y sus barrios, consultando a jóvenes acerca de qué querían hablar y surgieron temas como educación sexual, violencia y adicciones. "Creamos un espacio en las escuelas para que los jóvenes pudieran participar. Fue un trabajo distinto, más amplio e importante, ya que ellos propusieron los temas", dijo Patricia Chesca, técnica Superior en Prevención. Y resaltó que el objetivo a futuro es que se formen como "líderes en prevención" para continuar abordando la problemática desde sus propias inquietudes.
   
   • El Trébol. El proyecto intenta consolidar intervenciones terapéuticas locales fortaleciendo el Centro Integrador Comunitario (CIC) a través de un programa de inclusión social para jóvenes en riesgo. Durante 2018 hubo encuentros con familias de diferentes barrios para que puedan poner en palabras cada situación. "El consumo problemático es un tema que da miedo y vergüenza. Por eso, es tiempo de salir hacia afuera y trabajar con las familias", expresó Pablo Luque, referente del CIC.
  
   • Pérez. La propuesta es afianzar el espacio de orientación y los abordajes en relación al consumo. En 2018 se crearon dos espacios novedosos: la "Sala de Estar", un lugar de bajo umbral en el que se recibe a personas con consumos problemáticos y vulneraciones de derechos, y el "Espacio de mujeres", donde se encuentran y dialogan abiertamente. También se acompaña a quienes solicitan tratamiento específico, trabajando tanto con instituciones especializadas o con tratamientos ambulatorios según cada caso.
   "En el Centro Municipal de Asesoramiento y Prevención de Consumos Problemáticos (Cemap) recibimos personas con estas problemáticas, las entrevistamos y, conjuntamente, resolvemos qué asistencia es la adecuada para cada una", expresó la referente Analía Parola. El Cemap surgió en 2013 a través del programa "Vínculo" y comenzó a funcionar al año siguiente en el primer piso del Centro de Salud "El Gurí".
   
   • Villa Gobernador Gálvez. En 2018 se fortaleció el trabajo del equipo matricial, un grupo de profesionales que brinda orientación basada en cuatro ejes: acceso a la salud, abordaje de consumos problemáticos, acceso a la Justicia y desarrollo social. "Este equipo nació en 2017 ante la necesidad planteada en espacios del programa Nueva Oportunidad y de los cuatro centros de día de tener un grupo para acompañar las intervenciones de las situaciones más problemáticas", indicó Georgina Russo, encargada del área social del equipo matricial. El proyecto acompaña las políticas sociales que municipio y provincia emprenden en la ciudad brindando espacios de inclusión para más de 700 jóvenes.
   
   • Firmat. "Jóvenes en Acción" es un proyecto que interviene en diversos ámbitos otorgando herramientas a los participantes en pos de fortalecer sus proyectos de vida y promover hábitos saludables y de cuidado. Durante el año desarrollaron talleres de teatro, murga y arte en los barrios con acompañamiento de psicólogos. Asimismo, los estudiantes se capacitan en prevención comunitaria y elaboran proyectos de jóvenes para jóvenes. "Es importante que los chicos encuentren un lugar de contención, donde se los acompañe y se los escuche", destacó María Julia Crespi, coordinadora del proyecto.
   
   Además de los del sur provincial, los gobiernos que desde 2017 desarrollan proyectos junto a Aprecod son Avellaneda, Frontera y Sunchales, Recreo, San José del Rincón, Monte Vera y San Justo. En 2018 se sumaron Cayastá, Laguna Paiva, Arroyo Leyes y Gálvez.
   El Plan Abre Vida contempla la "red provincial de municipios y comunas para la prevención y el abordaje integral de los consumos problemáticos de sustancias". Las localidades cuentan con el primer nivel de atención, lo que les da la posibilidad de estar cerca de los ciudadanos. La agencia provincial trabaja con sus equipos técnicos a través de asesoramiento, capacitaciones y jornadas de intercambio.-


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});