La Región

Polémica por remoción de una casa por parte del municipio de Casilda

Un episodio tan insólito como confuso ocurrió en Casilda cuando un vecino que regresó a la ciudad después de una larga ausencia se topó con la inesperada sorpresa de que la humilde vivienda donde antes vivía y pertenece a su tío había sido arrasada por el municipio.

Martes 20 de Noviembre de 2018

Un episodio tan insólito como confuso ocurrió en Casilda cuando un vecino que regresó a la ciudad después de una larga ausencia se topó con la inesperada sorpresa de que la humilde vivienda donde antes vivía y pertenece a su tío había sido arrasada por el municipio.

Al volver al pago chico desde una localidad bonaerense tras compartir meses de su vida con familiares que fue a visitar para las fiestas del año pasado y tuvo que quedarse más tiempo del previsto por un problema de salud descubrió que la edificación que había levando hace años en barrio Nueva Roma ya no existía y sólo quedada el terreno.

El testimonio del Miguel Cabaña corrió como reguero de pólvora en esta ciudad cabecera del departamento Caseros y desató una fuerte controversia que podría terminar en un pleito judicial.

"Cuando volví no encontré ni rastros de mi casa", contó el hombre en declaraciones formuladas a Radio Casilda donde también aseguró no haber sido notificado oficialmente de la cuestionada acción. Y también le reprochó al municipio no haberle devuelto las pertenencias que tenía en el interior de su "rancho" —así lo definió— y que fueron trasladadas al corralón como, entre otros objetos, electrodomésticos y muebles.

Si bien en la gestión municipal anterior el inmueble en cuestión ya habría sido objeto de un conflicto al afectar parte de un espacio público finalmente quedó zanjado sin poner en riesgo la casa de la persona que ahora se siente víctima de la supuesta arbitrariedad del Estado municipal y que no le dejó más opción que irse a vivir al domicilio de un familiar, que era el dueño de la casa y quien dice tener la documentación pertinente.

Sin embargo desde el municipio la asesora Legal, Patricia Ferraretto, justificó públicamente la decisión de remover la precaria vivienda que estaba emplazada en la esquina de Bogado y Diagonal Roma.

La explicación de la profesional se fundamenta en que la construcción fue desmantelada porque ocupaba parte de una vereda y no estaba habitada, la que permitió avanzar con lo dispuesto luego de una serie de infructuosas citaciones al propietario del lugar.

Ferraretto dijo que se aplicó "lo que la norma indica en el Código de Edificación" y tras aclarar que la vivienda "no fue tumbada sino removida" aclaró que los elementos sacados de la casa "están a disposición de quien acredite su titularidad".

En declaraciones a la prensa también confirmó que se recibieron denuncias de vecinos dando cuenta que la casa tirada abajo solía ser utilizada como una suerte de "aguantadero".

Al ser consultado por medios locales, el abogado que tomó el caso del hombre que denunció a través de los medios lo sucedido, Fernando Moschini, dijo que "cuando la vivienda se hizo en 1984 no había urbanización en esa zona y recién cuando se trazaron las calles una parte quedó en la vereda, pero las leyes no son retroactivas". Y en ese contexto endilgó al municipio haber actuado apresuradamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});