La Región

Piden explicaciones por las obras en la cascada del Saladillo

El retroceso del salto generó una obra provisoria que en los hechos fracasó y ahora repercute en el Concejo.

Sábado 12 de Mayo de 2018

El tema de la cascada del arroyo Saladillo, que el año pasado sufrió un fuerte retroceso y cuya estabilización provisoria quedó en la nada, sumó ahora un nuevo capítulo. El Concejo Municipal de Rosario tiene para aprobar un proyecto de declaración en donde expresa que "ante el fracaso de la iniciativa puesta en marcha por el gobierno de Santa Fe el año pasado para contener el retroceso" del salto, y el "evidente peligro que en esta época de crecida comienza a tener el puente que une Rosario y Villa Gobernador Gálvez, solicitamos al Ministerio de Infraestructura del gobierno provincial el detalle del plan de obras previsto para solucionar una cuestión que preocupa a todo el sur de la ciudad".

"Evidentemente y ante la situación que se vive en este momento, la obra ejecutada (por la actual administración provincial) de colocar mediante grúas cubiertas de material geotextil, ha resultado un verdadero fracaso ante la evidencia de que la cascada continúa retrocediendo" explicó el edil Carlos Cardozo, autor del proyecto.

Y se preguntó también "cuánto se gastó en un emprendimiento que resultó inútil y quiénes fueron los funcionarios políticos que autorizaron un proyecto".

Por eso, y ante "la preocupación que manifestaron los vecinos de los barrios del sur de Rosario, es que preguntamos tanto a la Municipalidad de Rosario como al gobierno de la provincia de Santa Fe cuáles son las medidas de urgencia que se están tomando en estas horas y cuales son los planes a mediano y largo plazo para darle una salida definitiva a una cuestión de obra pública que lleva muchos años", finalizó el representante de Cambiemos.

El retroceso de la cascada

En enero del año pasado, y tal como lo consignó oportunamente LaCapital, la crecida del arroyo Saladillo por las intensas lluvias registradas en ese entonces puso en jaque el puente Ayacucho, una de las principales vías de comunicación entre el sur de Rosario y Villa Gobernador Gálvez. "Si no se hace una obra urgente, el puente corre peligro de derrumbe", alertó el concejal galvense Carlos Dolce (PS). El subsecretario de Obras Públicas rosarino, Marcelo Gallione, reconoció que la situación es crítica ya que en las últimas semanas la cascada se corrió unos 120 metros.

Esto hizo que la provincia apurara un proyecto para una estabilización provisoria del salto. Tal cual lo anunció este diario el 24 de junio, las autoridades anunciaron la obra con un presupuesto cercano a los 50 millones de pesos y un plazo de 60 días de ejecución.

Los trabajos consistían en la colocación de geotubos, grandes bolsas de seis metros cúbicos rellenas de 10 toneladas de arena que se irían colocando en el lecho del arroyo y formarían una suerte de escalera por donde correría el agua sin llegar a ejecutar un salto abrupto.

Principio y fin

La empresa Edeca, ganadora del concurso de precios, comenzó los trabajos a la semana siguiente (29 de junio). La potente grúa, con un brazo de más de cien metros de largo, trabajó casi a destajo, pero de golpe los vecinos comenzaron a ver que las actividades menguaban hasta que el 2 de octubre el obrador quedó vacío. Muchas bolsas quedaron desparramadas y la cascada no se alteró.

Esa misma semana, el Concejo Municipal de Villa Gobernador Gálvez pidió informes sobre la interrupción de las obras, y desde la provincia afirmaron que, en rigor, esos reservorios llenos de arena se reacomodaron en el lecho, y la obra demandó más geotubos de los esperados. Además, adelantaron en ese momento que se encomendó la confección de un proyecto definitivo.

Ahora, desde el cuerpo deliberativo rosarino, Cardozo volvió a la carga y pide un detalle del plan de obras encarado, tras días de copiosas lluvias en la región.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario