La Región

Persiguen y detienen a un conductor que evadió un control de alcoholemia

El auto chocó a un móvil policial y casi atropella a un agente municipal firmatense. En su alocada huida recorrió varios kilómetros.

Martes 06 de Noviembre de 2018

Un episodio que podría haber terminado en una tragedia que de milagro no ocurrió se produjo este último fin de semana en Firmat cuando un vehículo fue perseguido por la policía al intentar escapar luego de resistir un control de alcoholemia y circular peligrosamente por la ciudad sin medir consecuencias.


La osada y riesgosa acción culminó en jurisdicción de la vecina localidad de Villada cuando personal del Comando Radioeléctrico firmatense logró, tras varios kilómetros, interceptar al Volskwagen Bora, color gris, que habían identificado minutos antes en la zona del Barrio Fredriksson y al ir a su encuentro emprendió la fuga en una alocada carrera que puso en riesgo la vida de terceros.

Los uniformados intervinieron al ser alertados por la central local de emergencia 911 de que el auto en cuestión estaba realizando maniobras peligrosas en un sector del radio urbano luego de evadir un control de alcoholemia de rutina y casi atropellar a un integrante de la Patrullera Urbana Municipal al salir huyendo a alta velocidad.

Al advertir la presencia del vehículo en la intersección de Ascasubi y Godoy Cruz los agentes intentaron persuadir al conductor para que detenga su marcha, pero no sólo hizo caso omiso a la orden sino que emprendió raudamente la fuga tras rozar con su auto la parte frontal del móvil policial además de atentar contra la seguridad de las personas que estaba en el lugar.

Así fue que comenzó una suerte de persecución controlada que atravesó parte de la ciudad para seguir por la ruta 33 hasta finalizar en la zona rural de Villada donde los dos ocupantes del auto terminaron su alocado raid al descender luego de que los policías efectuaran al aire una serie de disparos disuasivos con cartuchos antitumulto.

Allí también participó personal de la Subcomisaria 3ª de Villada que arribó al lugar a instancias de un pedido de colaboración emanado mientras el móvil policial de Firmat iba tras los pasos del vehículo en fuga, manteniendo una distancia prudencial con sus balizas y sirenas encendidas además de estar en constante comunicación con la central 911 para, justamente, llevar adelante un trabajo coordinado.

Al descender del rodado tanto el conductor como su acompañante siguieron reticentes y firmes en su propósito de no darse por vencidos aunque la suerte ya estaba echada.

Según fuentes policiales el joven que manejaba intentó fugarse en forma pedestre a metros del auto pero fue retenido por dos efectivos mientras que el otro muchacho forcejeó con una mujer policía y arremetió a golpes de puños y patadas hasta que fue reducido.

Al ser requisados además de hallarse en su poder documentación personal y del auto, también tenían en su poder algo de dinero y cuatro comprimidos de Alplax de dos miligramos, entre otros objetos.

Luego fueron trasladados a la sede policial de Villada donde tras las actuaciones y evaluaciones médicas quedaron en libertad. El caso está en manos del fiscal de Melincué, Matías Merlo, quien la tipificó como desobediencia aunque, cabe aclarar, que su investigación se limita a la cuestión penal y no lo relacionado con el tema de alcoholemia que va por otros carriles al estar regido por las normas de tránsito. El funcionario indicó que los jóvenes no tienen antecedentes penales y la documentación personal y del vehículo estaban en regla.

Salvar vidas

"No es el primer episodio de resistencia de este tipo que se registra en Firmat donde vamos a seguir con los controles de alcoholemia porque lo que se persigue es evitar accidentes y salvar vidas, razón por la cual avanzaremos y redoblaremos los esfuerzos para intentar lograr que nadie maneje alcoholizado", dijo ayer a LaCapital el Coordinador de Seguridad Comunitaria del Ministerio de Seguridad en Firmat, José Norberto Pellegrini.

El incidente se registró la madrugada del sábado donde se realizaron controles en diferentes lugares de la ciudad. Allí se procedió al secuestro de seis vehículos cuyos conductores superaban los niveles de alcohol permitidos para circular.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});