La Región

Perpetua para el asesino de un hombre queintentó evitar un robo

Un joven de 21 años fue condenado ayer a prisión perpetua por el homicidio del arquitecto Ariel Martín Castelló, asesinado el año pasado en Santa Fe cuando quiso retener al homicida luego de que éste intentara asaltar a una embarazada. Martín Exequiel Martínez fue sentenciado por unanimidad al término de un juicio oral ante un tribunal conformado por los jueces Pablo Busaniche, Nicolás Falkenberg y Sergio Carraro.

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

Un joven de 21 años fue condenado ayer a prisión perpetua por el homicidio del arquitecto Ariel Martín Castelló, asesinado el año pasado en Santa Fe cuando quiso retener al homicida luego de que éste intentara asaltar a una embarazada. Martín Exequiel Martínez fue sentenciado por unanimidad al término de un juicio oral ante un tribunal conformado por los jueces Pablo Busaniche, Nicolás Falkenberg y Sergio Carraro.

Los fiscales Cristina Ferraro y Gonzalo Iglesias habían solicitado la pena máxima por los delitos de de homicidio doblemente calificado críminis causa y por el uso de arma de fuego, en concurso real con robo calificado por el uso de arma en grado de tentativa.

"Los magistrados entendieron probados con grado de certeza los hechos ocurridos tal como lo postuló la Fiscalía y a pesar de que el imputado intentó dar otra versión de lo ocurrido que, evidentemente, también resultó inverosímil para el tribunal", subrayó Ferraro luego de conocer el fallo ayer en los Tribunales de Santa Fe.

Castelló era técnico constructor y arquitecto egresado de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Trabajaba en Vialidad provincial y era padre de dos hijos pequeños.

El hombre de 42 años fue asesinado el domingo 1º de abril de 2018 en el barrio Roma de la capital santafesina. Según la secuencia que expusieron los fiscales durante el debate, los hechos ocurrieron "muy rápidamente", en inmediaciones de Juan Díaz de Solís al 2500.

Por allí caminaba, acompañada por una hermana, una mujer de 30 años embarazada a quien Martínez intentó asaltar. El joven apareció a bordo de una moto y extrajo una pistola calibre 9 milímetros con la cual le apuntó a la víctima al abdomen mientras la amenazaba, con la intención de que la mujer le entregara una cartera y una mochila.

La víctima comenzó a correr y logró alejarse unos metros. El acusado intentó escapar a bordo de su moto pero fue abordado por el novio de la mujer y otro vecino que intentaron retenerlo.

En ese contexto se sumó a la escena Castelló para ayudar a inmovilizar a Martínez. Fue en ese momento cuando el acusado logró liberar sus manos por un instante, sacó de entre sus ropas el arma de fuego y le disparó intencionalmente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario