La Región

Perdió la pierna, no le reparan la prótesis ni le reponen las muletas

Un ex colono que debió ser amputado luego de que un auto lo embistiera en la protesta agraria de 2008, le pide al Pami de Firmat que lo asista.

Sábado 26 de Mayo de 2018

La mañana del 30 de marzo de 2008 nunca será olvidada por el ex productor agropecuario oriundo de Firmat Sergio Colonna. Ese día, junto a otros tres piqueteros ruralistas, fueron embestidos por un auto conducido por un joven de esa ciudad. Colonna estuvo varias semanas internado en grave estado y salvo su vida, pero no así su pierna izquierda. Hoy la realidad es tremenda para Sergio ya que no sólo el Pami no lo ayuda en la reparación de su pierna ortopédica alemana sino que ni siquiera atendieron un pedido por demás de sencillo: un par de muletas que fueron solicitadas el 16 de enero de 2018.

   El accidente se produjo poco antes de las seis de la mañana del 30 de marzo de 2008, cuando el automóvil Volkswagen Gol que se desplazaba sobre la Ruta Nacional 33 conducido por Leonardo Pernigotti (23) fue a chocar violentamente contra los cuatro hombres que estaban cercanos a un lugar donde se estaban quemando cubiertas.

   La crónica de ese día indicó que los heridos fueron Sergio Colonna (42), Omar Carafa (43), Paulo Puigrós (25) y Omar Orozco (44). Tras el accidente fueron llevados para su atención a distintos centros médicos, el primero al Samco de Venado Tuerto, el segundo al hospital de Firmat y los dos últimos al Sanatorio Británico de Rosario.

   "Fue un día que nunca voy a olvidar en mi vida", dijo Colonna, quien aseguró que cuando comenzó el piquete en Firmat, 11 de marzo de 2008, él estaba trabajando en el campo que arrendaba y "vinieron unos productores a sugerirme que deje de trabajar y los acompañe en la medida. Así fue como empecé a estar en el piquete hasta el 30 de marzo que es cuando comenzó mi calvario que culminó con la amputación de mi pierna izquierda", recordó.

   En medio del periplo de vida, Colonna recibió ayuda pero también sinsabores. "Ese año, con el apoyo de Mujeres en Lucha, Agricultores Federados (AFA) de Firmat y mi familia logramos convencer a los socios de AFA Firmat para que donaran 100 kilos de soja (un quintal) para que me pudiera comprar una cosechadora y seguir trabajando en el campo a pesar de no tener una pierna. No más del tres por ciento de los colonos me donó un quintal, el resto creyó que era mucho". Obviamente, la cosechadora no la pudo comprar.

   Con el apoyo de varias instituciones y gente común, Sergio pudo comprarse una pierna ortopédica de alta cotización en el mercado que le permitió realizar una vida casi normal. Sin embargo, sintió frustración con muchos de sus pares chacareros que le retacearon apoyo pese a que perdió una pierna en un piquete agrario al cual fue "casi" obligado a participar. "Como dice el refrán, cuánto más conozco a la gente más quiero a mi perro", soltó. "Los que tendrían que haber estado no estuvieron y en cambio recibí apoyo de vecinos que nada tienen que ver con el campo. Eso es lo que más me lastimó. Es como que no fueron lo solidario que tendrían que haber sido. Pero bueno, ya está. De todo se saca una enseñanza", señaló.

   A finales de 2009, Colonna abandonó la actividad agropecuaria. Trabajaba un pequeño campo ubicado en el distrito de Cañada del Ucle, localidad ubicada a unos 10 kilómetros de Firmat. Se decidió a colaborar con su mujer que tiene una fábrica de jabones. Actualmente está radicado en Venado Tuerto y tiene un local de venta de artículos de limpieza.

Reclamo

Colonna actualmente se maneja con muletas que están casi al borde de la ruptura. Desde hace un año no camina con su pierna ortopédica porque está rota. Los repuestos de esa prótesis son demasiados caros y no pudo afrontar ese gasto. Por eso reclamó a Pami que se la reparase, pero aún hoy no tiene respuesta por parte de la delegación de Firmat "que es donde tengo que hacer el reclamo, según me dijeron desde Buenos Aires", contó.

   La pierna ortopédica tiene un vida útil estimada de uso. En el caso de Colonna, el uso que le dio los primeros años fue muy intenso, ya que seguía desarrollando actividades en el campo normalmente.

   "A mí me duró cinco años y por eso reclamé una nueva hace tres años. Me la enviaron pero no la acepté porque el médico me dijo que yo tenía un Mercedes Benz y me mandaron un Fiat 600. Lo que estoy reclamando desde hace un tiempo es que me arreglen mi prótesis, pero realmente me tienen a las vueltas. Imaginate que ni muletas me mandan a pesar de haberlas pedido hace más de cinco meses", detalló molesto el ex productor agropecuario.

Ni muletas

Colonna logró comprarse la pierna ortopédica alemana que le permitió hacer vida normal, vida de campo, con la ayuda de propios y extraños más algún que otro evento solidario para recaudar fondos. Esa prótesis no es, obviamente, la que entrega el Pami, ya que su costo es realmente muy alto. Por ese motivo, el ex productor rechazó la que Pami le había enviado en 2015. "Yo lo que necesito es que reparen esta que tengo que es la que me permitió hacer vida normal. No sé si el problema es que faltan los repuestos o no me lo quieren reconocer porque es cara, pero en Pami Firmat no me dieron nunca una solución a mi problema. Es más, ni siquiera muletas me mandaron pese a que las vengo pidiendo desde hace varios meses".

   El pedido figura en la página web de la administración de pedidos de fisiatría. El número de trámite es el 871.509 y fue realizado el 16 de enero de 2018 por un simple y accesible par de muletas. Sergio Colonna aguarda que de una vez por todas le lleguen las muletas que pidió hace más de cinco meses.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});