La Región

Peloteaban frente a la iglesia y jugaron su mejor partido: la están remodelando

La San Enrique, conocida como la Iglesia Antigua, es patrimonio fundacional de V. G. Gálvez. Vecinos y autoridades se unieron para repararla y pintarla. Unos pibes de oro

Miércoles 30 de Junio de 2021

Juegan al fútbol frente a la iglesia San Enrique, de Villa Gobernador Gálvez, un edificio declarado Monumento Histórico Provincial. Un día dijeron: “¿Por qué no la pintamos?”. Y allí comenzó la aventura a la que se sumaron 22 deportistas amateurs, amantes del fútbol y de su barrio, Coronel Aguirre. De este modo, un proyecto que se había comenzado a delinear desde el municipio para poner en valor en inmueble recibió un valor agregado tan inesperado como imponderable, el de la solidaridad de la gente y el trabajo desinteresado de jóvenes que se pusieron manos a la obra.

Son todos laburantes, los hay albañiles, plomeros, gasistas, pintores, policías y de otros oficios; algunos, quizás, todavía estudiantes. Trabajan durante la semana, y en los días libres, se dan lugar hasta para el compromiso.

Se hacen llamar “Los Millo”, porque en su mayoría son hinchas de River Plate, aunque eso resulte anecdótico. Son, básicamente, un grupo inquebrantable de amigos, una cofradía, que gusta del deporte y disfruta de todo lo que hace. Tienen un equipo que a veces sale a competir fuera de los límites de la ciudad y hasta de la provincia. Se identifican con la bandera de River pero tienen su propio escudo.

El más “longevo” tiene 41 años; de ahí para abajo, llegan hasta pibes de 18, con la “polenta” que los caracteriza y el entusiasmo que pueden ponerle a las cosas.

los millo 3.jpg
La iglesia San Enrique fue declarada Monumento Histórico provincial.

La iglesia San Enrique fue declarada Monumento Histórico provincial.

El templo católico, conocido también como la “Iglesia Antigua”, ubicado en Cafferata 2180 de Villa Gobernador Gálvez, es una referencia de la fundación de la ciudad, cuando el ingeniero Enrique Mosconi trazó los primeros planos de urbanización. Tiene 136 años, y el 9 de febrero de 2018 la provincia promulgó la ley que lo declaró Monumento Histórico y Cultural de la Santa Fe. Fue en aquél entonces una iniciativa de la diputada provincial justicialista Olga Coteluzzi.

Aporte inimaginable

Desde hacía un tiempo, el municipio había comenzado a delinear la puesta en valor del edificio. En los proyectos técnicos, en presupuestos y diagramación, no imaginaron el aporte que les llegaría de aquellos muchachos que potrereaban en los alrededores.

Así recuerda Ariel Gómez, un pintor que forma parte del grupo. Tiene 41 años, es el más “viejo” de todos, está casado, vive con su esposa y sus dos hijas de 12 y 7años. Y es, además, o por todo lo dicho, el que lleva la voz cantante.

“Jugábamos a la pelota muy cerca, y un día la idea salió así, medio en joda, medio en serio: ¿Y si pintamos la Iglesia?”, recuerda Ariel. “Nosotros trabajamos de lunes a viernes, así que para este asunto teníamos los sábados. Pero hay que ver todo lo que se hizo. La gente no podía creer que en dos sábados seguidos hubiéramos avanzado tanto! Tenías que ver a los pibes, laburando por nada, solamente por el entusiasmo y las ganas de colaborar”, afirma.

El referente del grupo reconoce que algunos de los integrantes, como él mismo, están cancheros en el trabajo, porque es su oficio. “Pero el apoyo de Los Millo fue impresionante… imaginate, ¿quién iba a trabajar un sábado a las 8 de la mañana sin cobrar un mango? Fue emocionante ver a los pibes enganchados a las paredes como hormiguitas”, grafica.

los millo 4.jpg
Los trabajos empezaron hace tres semanas, cuando empezaron a verse los cambios.

Los trabajos empezaron hace tres semanas, cuando empezaron a verse los cambios.

Al respecto, el intendente de Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci, recordó que desde hace un tiempo se comenzaron a definir las obras de albañilería en la parte interior de la iglesia, y que con el devenir de los trabajos “vimos que comenzó a sumarse la participación e iniciativa de los vecinos del barrio”. Eran los futboleros de Coronel Aguirre y todos los que los acompañaban a través de su página de Facebook “Los Millo de VGG”.

“Lo que buscamos con toda obra pública es que los ciudadanos se apropien de ella y eso es lo que estaba sucediendo, incluso antes de finalizarla. Así que decidimos poner manos a la obra de manera conjunta con la comisión de la iglesia, con el diputado provincial Esteban Lenci y con Los Millo, un grupo de vecinos del barrio que juegan al fútbol en el playón de la plaza que está frente a la iglesia” detalló Ricci.

Edificio histórico

El actual diputado Esteban Lenci recordó que durante su gestión como secretario de gobierno en el municipio “comenzamos a darle el protagonismo que este edificio histórico se merecía, siendo centro de los festejos de la ciudad, mejorando su entorno con la pavimentación de calles, sumando el playón en la plaza donde, niños, niñas, jóvenes y entre ellos los integrantes de Los Millo se dan cita para jugar al fútbol, entre otras obras. Es muy significativo poner en valor la iglesia que vio nacer a Villa Gobernador Gálvez, pero tiene más importancia cuando es de la mano y con el compromiso de los vecinos” puntualizó el legislador.

“Valoramos fundamentalmente este tipo de acciones que se desarrollan a partir de lo colectivo, con el compromiso y la participación, que son el reflejo de la realidad se puede cambiar trabajando en conjunto, desde la cámara de diputados vamos a colaborar con lo que se necesite” finalizó.

Entusiasmar a un pibe

Claro, la idea de los vecinos y el emprendimiento oficial surgieron, acaso sin saberlo, de la mano. Pero al tratarse de un Monumento Histórico Provincial, las iniciativas tenían que pasar por distintas instancias.

Cuando hablé con el intendente, me dijo que teníamos que esperar unos 60 días para sumarnos. ¿Cómo hacés para entusiasmar a un pibe de 18 años, embalarlo para que se meta en el asunto, y después decirle que va a tener que esperar dos meses?”, se pregunta Ariel Gómez. Y se responde: “¡Se te va al carajo!”. Conoce el “paño” mejor que nadie.

Fue así como, haciéndose cargo de lo que les competía, se largaron a buscar apoyo solidario. “En un día, conseguimos cien litros de pintura”, recuerda.

los millo 2.jpg
En dos sábados seguidos, los pibes pintaron los laterales del templo.

En dos sábados seguidos, los pibes pintaron los laterales del templo.

La primera intervención fue el sábado 12 de junio, le siguió el 19. El 26 ya iban a trabajar más en altura, pero llovió. Ahora están esperando que el Destinatario de las plegarias que surgen de la iglesia se acuerde de ellos y les dé un clima propicio.

Coronel Aguirre, enclave con identidad

Ya no se puede decir que Villa Gobernador Gálvez, aunque conserve algunos rasgos de pago chico, sea un pueblito. Tiene más de 100 mil habitantes. Pero Coronel Aguirre, un barrio también populoso, tiene su impronta, funciona casi como un enclave dentro de la ciudad, con su iglesia, su propio club y su identidad. Los muchachos de Los Millo son parte de ese arraigo.

Por el momento, la primera intervención que se está haciendo en la iglesia, que consiste en pintarla, vino de los vecinos. El municipio encarará pronto los trabajos de albañilería y las refacciones internas que necesita el edificio. Será un esfuerzo público-social, con fuerte participación solidaria y compromiso de la comunidad. Algo no siempre tan común.

Todo está en marcha, pero los muchachos querían arrancar: “Si tengo que esperar 60 días, los pibes no iban a querer trabajar más. Son chicos muy jóvenes, una vez que se entusiasman quieren todo ya. Yo soy el más grande, con 41, otro tiene 40, pero después bajan hasta los 18 años. ¿Qué esperaban? Yo los retraté en un videíto y no lo podía creer. Eran las 10 de la mañana de un sábado que tenían libre y estaban metiendo mano por todos lados. ¡Cuánto entusiasmo!” remató el vocero del grupo.

Municipio y “mucha gente”

En rigor, el municipio contribuye con los materiales y se hace cargo de cuestiones edilicias que requieren mayor conocimiento técnico, pero “Los Millo” recibieron la solidaridad de los vecinos, que acercaron pintura también.

Ya están embellecidos los laterales de la parroquia, y cuando esté lista “va a quedar tan linda como estaba años atrás”, dice el emprendedor.

Marcela Chamorro es integrante de la Comisión de la Iglesia San Enrique y recordó lo importante que es este trabajo de mejoras para el histórico edificio.

los millo 5.jpg
Trabajaron para embellecer el templo que veían desde la cancha donde jugaban.

Trabajaron para embellecer el templo que veían desde la cancha donde jugaban.

“La iglesia estaba bastante olvidada, pero ahora, con esta iniciativa de mucha buena gente que quiere colaborar y aportar al cuidado de un monumento de nuestra ciudad, vamos a ver una importante mejora que ayuda a rescatar nuestra historia y nuestros orígenes como ciudad. Es una iglesia que tiene 136 años y es necesario cuidarla”, enfatizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario