La Región

Pampa Energía anunció el cierre de su planta en San Lorenzo y 50 retiros

Se abrió una instancia para quienes quieran desvincularse voluntariamente. El gremio apuesta a reubicar al resto

Sábado 19 de Enero de 2019

Ante distintas causas que afectaron negativamente al mercado petroquímico durante los últimos años, la empresa Pampa Energía decidió cerrar la Planta Etileno San Lorenzo e indemnizar a 50 trabajadores. El gremio ya se había declarado en alerta y movilización ante la posibilidad cierta de que la planta bajara sus persianas. Y aunque sigue en ese estado, afirman que al menos hasta el 15 hay un impasse y que los operarios siguen entrando a trabajar. La estrategia sindical es que quienes no se acojan al retiro propuesto puedan ser reubicados en otras unidades de producción de la misma firma.

La medida fue adoptada, afirmaron los directivos de la compañía, "con el objetivo de hacer sostenible el Complejo Petroquímico Puerto General San Martín, en especial la continuidad de la operación de la Planta de Caucho, con el compromiso de elaborar un plan integral de optimización de costos de todo el complejo que atenúe el perjuicio que genera ese negocio, evitando conflictos que pondrían en riesgo la operación y apostando a una mejora de los futuros resultados".

En este proceso, se abrirá un libro de retiros, con aprobación final por parte de la empresa "bajo condiciones superadoras a la ley (plus de indemnización y obra social por un año) con la intención de realizar alrededor de 50 acuerdos de salida", informó Pampa Energía en un comunicado.

"A pesar de los esfuerzos en los últimos 15 años, invirtiendo en comprar o expandir unidades, mantener adecuadamente las plantas y optimizar sus costos, desde 2014 las ventas y los resultados fueron empeorando, hasta que el año pasado se transformó en el peor de la serie histórica", afirma el escrito, acompañado por gráficos que muestran la caída en la venta de caucho y en las exportaciones de estireno a Brasil.

Y en esta línea, los responsables de la firma subrayaron que "entre las principales causas de esa situación se puede señalar la caída de las exportaciones a Brasil, nuestro principal comprador, que prácticamente dejó de importar estireno, y la sobreabundancia de caucho en el mundo que deprimió el precio de venta".

Esta situación motivó que desde hace varios años la planta de caucho y la planta de Etileno San Lorenzo estén operando a media carga. "El cierre de la refinería Oil, que nos privó de provisión doméstica de una importante materia prima, complicó más aun la ya difícil situación", argumentaron.

La planta

Pampa Energía es una firma que posee plantas industriales de gran complejidad para producir una gama de productos petroquímicos. A partir de la nafta virgen, el benceno y otros derivados provenientes de los primeros eslabones la cadena productiva, se elabora estireno monómero y polímeros para el mercado local y la exportación.

El Complejo Petroquímico Integrado Puerto General San Martín es una zona estratégica para la exportación por barco, fue el primer complejo petroquímico de Sudamérica: se inauguró en 1966 y, desde entonces, con sucesivos aumentos de capacidad, abasteció al mercado local e internacional, puede leerse en la página oficial de la empresa.

En un predio de 250 hectáreas se produce, principalmente, estireno, etileno y etilbenceno, materias primas del poliestireno, con el que se elaboran productos plásticos, caucho (para neumáticos), solventes aromáticos (usado por otras industrias y también para naftas) y propelentes (insumo clave para hacer desodorantes).

La planta tiene capacidad para producir anualmente 50 mil toneladas de gases (GLP o gas licuado del petróleo, que utiliza como materia prima y propelente), 155 mil toneladas de aromáticos, 290 mil toneladas de gasolina y refinado, 160 mil toneladas de estireno, 55 mil toneladas de caucho sintético, 180 mil toneladas de etilbenceno y 31 mil toneladas de etileno.

Adicionalmente, cuenta con la Planta Etileno San Lorenzo, que se dedica a alimentar el proceso anterior con capacidad para producir 19 mil toneladas al año. Esta es la planta que ahora la firma decidió cerrar.

Antes del anuncio oficial de la empresa, y atento a los rumores del posible cierre, el Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Soepu había emitido ya un comunicado en el cual se declaraba en alerta y movilización.

La comisión directiva del sindicado había tomado conocimiento de que la firma cerraría cerrar la planta de etileno ( ex ICI y ex Petrobrás) y "ante la incertidumbre que provoca la noticia.. se declaran en alerta y movilización en resguardo de las 60 fuentes laborales directas y otras 20 indirectas".

En diálogo con LaCapital, el secretario general del Soepu, Mauricio Brizuela, aclaró que aún no se ha producido ningún despido, y que si bien siguen en estado de alerta, "no hay medidas de fuerza porque se acordó con la empresa un impasse hasta el 15 de febrero, de modo que las puertas siguen abiertas y los compañeros continúan con sus tareas".

Ente el ofrecimiento de retiros voluntarios, el dirigente afirmó: "Lo que vamos a ver, y en ese sentido estamos en negociaciones, es la posibilidad de que quienes no se retiren puedan reincorporarse a la planta madre, que está en Puerto San Martín. Por ahora, Pampa Energía dice que algunos se han reubicado. Lo que no queremos son despidos, veremos qué compañeros agarran el retiro, pero aspiramos a que el resto se reincorpore. Por ahora, los caminos no están cerrados", aclaró.

El futuro cierre de Etileno San Lorenzo se suma a los de ArZinc, Bravo Energy, Refinería Oil, y a los conflictos por despidos y suspensiones en una larga lista de empresas del cordón industrial y portuario, últimamente golpeado por la crisis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});