La región

No pudieron determinar si los restos óseos pertenecen a Paula Perassi

La Fiscalía confirmó que las piezas encontradas corresponderían a un hombre y una mujer de 40 años y que serán enviadas a Capital Federal para el correpondiente análisis.

Miércoles 17 de Junio de 2020

La Fiscalía confirmó esta tarde que los restos óseos hallados en una barranca de San Lorenzo corresponderían a un hombre y una mujer de 40 años, aunque indicó que no se pudo confirmar si efectivamente pertenecen a Paula Perassi, la joven oriunda de esa ciudad que desapareció en septiembre de 2011.

Los restos aparecieron en la zona ribereña a la altura de calle 9 de Julio, de la vecina localidad, razón por la cual se solicitó la presencia del padre de la mujer, Alberto Perassi, quien expresó que "cada vez que surge algún dato que podría orientar la búsqueda de Paula se genera una lógica expectativa, aunque la búsqueda no haya dado resultados positivos en todos estos años".

El equipo antropológico forense realizó trabajos en la zona del hallazgo encontrando diversas piezas óseas. Y, en principio, se pudo determinar que corresponderían a dos personas, un hombre y una mujer mayores a 40 años, cuyos restos óseos serán enviados al Laboratorio Antropológico Forense de Capital Federal para realizar las pericias de mayor precisión en pos de determinar la identidad.

En relación a la investigación, el fiscal Leandro Lucente, de la Unidad Fiscal de San Lorenzo, solicitó el relevamiento de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona del hallazgo y zona de influencia.

Según los primeros indicios, los investigadores pudieron determinar que los restos óseos fueron arrojados no hace mucho tiempo en ese lugar donde fueron encontrados. No se descarta que las piezas óseas halladas pertenezcan a diversas personas, puesto que al momento no se puede determinar el tiempo estimado de fallecimiento.

>>Leer más: Hallan restos óseos en la ribera de San Lorenzo e investigan si pertenecen a Paula Perassi

Paula Perassi tenía 34 años, esposo y dos hijos. El 18 de septiembre de 2011 recibió un llamado telefónico a las 20 y partió de su casa diciendo que tenía que buscar cosas para la escuela de los hijos (el mayor tenía en ese momento seis años y el más chiquito, dos). Desde ese momento nunca más se supo de ella. Al día siguiente de su desaparición, su esposo, Rodolfo Ortiz, radicó la denuncia sobre la desaparición, lo que dio lugar a una investigación sobre el paradero de Paula.

A fines de noviembre del año pasado, un tribunal pluripersonal resolvió revocar la resolución que absolvió a Gabriel Strumia -el amante de Paula Perassi y sospechado de ser el padre biológico del bebé que la víctima llevaba en su vientre- y su esposa, Rosana Michl.

Al primero lo condenó a 17 años de prisión por considerarlo responsable del delito de privación ilegal de la libertad coactiva, agravada por tratarse la víctima de una mujer embarazada, y a la mujer por el mismo delito como partícipe secundaria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario