La Región

Murió el joven que había recibido médula ósea de su hijo

Rodolfo Ferrero, de 28 años, falleció luego de sufrir una recaída de su enfermedad.

Viernes 28 de Septiembre de 2018

Rodolfo Ferrero, el joven de 28 años que recibió un trasplante de médula ósea de su hijo Alejo, de 8 años, falleció ayer tras sufrir una recaída de su enfermedad. Su deceso causó profundo dolor en Puerto General San Martín, donde vivía, y donde el pequeño había sido distinguido como "niño destacado".
La historia de lucha de Rodolfo había comenzado en 2015, cuando tras una neumonía le detectaron que padecía leucemia. Comenzó entonces un derrotero de más de tres años, primero con el inicio de un tratamiento que retrajo la enfermedad, pero el año pasado, el joven padre sufrió una recaida.
Anteriormente, ya se habían hecho los estudios de compatibilidad con su hijo mayor, entonces de seis años. El 20 de julio de 2017, el niño cumplió con el procedimiento de extracción de células madres hematopoyéticas, que se toman de la sangre y se regeneran rápidamente.
La intervención fue en el sanatorio del Sagrado Corazón, en Buenos Aires. El niño volvió a su casa de Puerto San Martín sin saber que lo había convertido en un héroe para su familia, sus vecinos, sus compañeros de escuela y de las autoridades, que le entregaron un diploma por su valentía.
Los restos de Ferrero fueron velados en la sala Santiago del Estero, de San Lorenzo, e inhumados esta mañana en el cementerio Jardín Terrenal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario