La Región

Movilización por mayor seguridad tras un intento de abuso

Centenares de habitantes de Sanford se convocaron el miércoles a la noche para expresar su malestar ante un nuevo episodio delictivo.

Viernes 19 de Octubre de 2018

La comunidad de Sanford no parece dispuesta a resignar la histórica tranquilidad que caracterizó a este pequeño pueblo del departamento Caseros donde viven unas dos mil habitantes. Al menos así lo demostró en una masiva concentración de cientos de personas que ocurrió en la plaza San Martín en demanda de más seguridad y cuyo detonante fue un caso de intento de abuso contra una vecina en la vía pública, hecho que se sumó a otros episodios delictivos en los últimos meses.


Al tomar estado público lo ocurrido un grupo de vecinos no tardó en convocar a través de las redes sociales a una movilización de protesta que reunió a unos 300 manifestantes. En ese marco visibilizaron su preocupación ante el jefe comunal, Julián Gironelli, y autoridades policiales que se hicieron presentes para escuchar inquietudes y planteos entre los que primó el reclamo por más prevención.

Drogas y delitos

Se hizo especial hincapié en la intranquilidad y sensación de impunidad que genera en la población el avance del consumo y comercialización de drogas, lo que muchos vinculan directamente con el delito, aunque los datos oficiales indican que Sanford registra bajo índice de denuncias policiales por ilícitos.

Al inicio de la movida se produjo un inesperado y reprochable episodio cuando una allegada al joven sindicado como presunto abusador filmó con un celular parte de la concentración y luego subió a su estado de whatsapp un mensaje de tinte intimidatorio contra vecinos que participaron de la movida.

Aunque no pasó a mayores, la situación podría haber generado algún tipo de incidente o desborde si no fuera porque la policía intervino ante el sorpresivo suceso para luego dar cuenta a la Justicia que intenta esclarecer el supuesto abuso que movilizó a gran parte del pueblo.

Los vecinos autoconvocados que encarnaron la protesta entregaron a los funcionarios un petitorio en busca de respuestas. Entre otras medidas solicitan un refuerzo de personal para la comisaría local así como más patrullajes nocturnos y el incremento de cámaras de seguridad además de arreglar las que están fuera de servicio. Asimismo pidieron más iluminación en sectores del casco urbano y sugirieron la creación de una Guardia Urbana Comunal (GUC) para contribuir a desalentar ilícitos y desmanes que puedan alterar el orden público.

Gironelli consideró que "si bien en Sanford se producen hechos delictivos no son mayormente de gravedad y la situación está controlada más allá de lo sucedido con el intento de abuso que desencadenó la legítima movilización". Y acotó que "la falta de personal policial es un problema que urge resolver para tener mejor prevención del delito".

En la madrugada

El hecho que indignó y atemorizó a los sanforenses ocurrió el último sábado, cerca de las 5.30, cuando una mujer de unos 40 años fue sorprendida por un muchacho del mismo pueblo con aparentes intenciones de abusarla.

La denunciante esperaba un colectivo hacia Rosario en una garita ubicada sobre la ruta nacional 33 y nunca imaginó que terminaría experimentando la traumática situación que asegura haber vivido.

Fue cuando el sospechoso, al que momento antes había visto en el bar parador frente al lugar donde aguardaba el colectivo, apareció detrás suyo y al verse agredida forcejo con su atacante y salió corriendo en busca de auxilio que halló al golpear en la casa de un vecino que abrió la puerta de su casa para ayudarla.

El caso está en manos de la fiscal titular del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna, quien ya tomó medidas para intentar dilucidar lo ocurrido, al tiempo que el sujeto acusado fue imputado por el presunto delito de tentativa de abuso sexual además de imponérsele una prohibición de acercamiento hacia la víctima.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron a LaCapital que si bien la mujer apuntó contra el incriminado, que habría estado alcoholizado, en su declaración testimonial expresó que no fue manoseada en sus partes intimas por su atacante del que dijo no saber "si quería robarla o violarla", lo que habilitaría a que la defensa plantee cambio de calificación legal al considerar que no encuadra con lo ocurrido.

Aunque no surgieron más detalles de la causa este medio además pudo saber que fueron constatadas algunas lesiones sufridas por la mujer y el imputado, quien negó haber cometido el hecho achacado y denunció ser víctima de apremios ilegales por parte de la policía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});