La Región

Miguel Lifschitz anunció obras y el tercer carril a San Lorenzo en la autopista a Santa Fe

El plan está estipulado en cinco años y estará a cargo de la provincia. Además, el 3 de abril se concesiona la explotación del peaje

Viernes 17 de Marzo de 2017

Con una inversión que llega a casi los 2 mil millones de pesos, la provincia anunció el plan de obras para la autopista Rosario-Santa Fe que contempla, una vez más, la construcción de un tercer carril entre Rosario y San Lorenzo. Y adelantó que habrá un nuevo sistema de concesión, a licitarse el 3 de abril, por cinco años de plazo a lo largo de los 314 (sumados los dos carriles) kilómetros de corredor. Las obras estarán a cargo de la provincia, mientras que la concesión será privada.

Se llega así al final, o al menos a otro capítulo, de un proceso que comenzó en los 90 con la privatización de la explotación del servicio de peaje, tuvo varias adjudicaciones, sufrió incumplimientos y terminó en noviembre del año pasado con un acuerdo para rescindir el contrato a la última empresa que explotó el corredor, la que sin embargo continuó administrando los peajes. Y comienza la esperanza del tercer carril hasta San Lorenzo, que fuera anunciado en 2015 con fecha de ejecución, pero que no se concretó.

"El plan que estamos presentando va a convertir esta autopista en la más moderna y segura del país. Para eso hemos elegido un modelo mixto, de concesión privada para el control, emergencias, mantenimiento preventivo y servicios", mientras que la provincia "asume la tarea de hacer las obras", precisó el gobernador Miguel Lifschitz en el lanzamiento, donde especificó que la inversión en obras será de 1.960 millones de pesos.

Embed


En referencia a las acciones a ejecutar, Lifschitz se refirió a la "pavimentación integral, con materiales modernos, para asegurar mejor transitabilidad y adherencia, sobre todo en días de lluvia, e iluminación con sistemas led, además de señalización horizontal y vertical".

También, destacó la labor de los equipos técnicos de Vialidad y del Ministerio de Infraestructura y Transporte, y se mostró esperanzado de que los santafesinos puedan "recuperar el orgullo de contar con una vía de comunicación moderna, segura, a la altura de las mejores autopistas de la Argentina y el mundo".

De la actividad realizada en la sala "Rodolfo Walsh" de la sede local de Gobierno, participaron, también, los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías; y de Infraestructura y Transporte, José Garibay; los senadores Miguel ngel Cappiello, Hugo Rassetto y Armando Traferri; la secretaria de Coordinación Técnica, Teresa Beren; y el administrador General de Vialidad, Pablo Seghezzo; además de los intendentes de San Lorenzo, Leonardo Raimundo; y de Fray Luis Beltrán, Liliana Canut; y los presidentes comunales de algunas de las localidades por las que atraviesa la autopista.

En consonancia con el gobernador, Garibay recordó que la autopista "tiene una importante historia por ser la primera de la Argentina, que comenzó a hacerse en 1964". Y rememoró que "desde 1992 ha tenido distintos concesionamientos y desde este año se toma la decisión de ejecutar un importante plan de inversión, donde Vialidad provincial será la encargada del mantenimiento".

Por su parte, Seghezzo detalló que el reacondicionamiento contempla la repavimentación de accesos, la ejecución de intercambiadores, áreas de servicio, cambio de señalética, nuevos accesos a Santo Tomé Norte, Fray Luis Beltrán y Desvío Arijón, iluminación de led hasta estaciones de peaje, y tercer carril entre Rosario y San Lorenzo.

El programa de reconversión estipula una licitación distinta —también por 5 años—, para brindar servicios y el mantenimiento de la traza. Las obra de mejoras y ampliación de la autopista correrán por cuenta de la provincia.

En este sentido, Beren precisó que la apertura de ofertas para la nueva administración será el 3 de abril, por un plazo de 5 años, y señaló que la empresa adjudicataria tendrá a su cargo el gerenciamiento y mantenimiento del corredor, los sistemas de información a los usuarios, el pesaje móvil y balanzas automáticas, y el cobro de peaje.

Por su parte, Leandro Bond, secretario general de Sutracovi (gremio que nuclea a los trabajadores de las rutas concesionadas) recordó la promesa oficial de que se mantendrán las fuentes de trabajo, aunque advirtió que el gremio "sigue muy de cerca este proceso para saber quién será el nuevo concesionario".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS