La Región

Mientras sigue tomada la empresa Dasa, se sumó otro conflicto en Firmat

Los operarios del establecimiento Corte y Plegado de la ciudad pararon para que les hagan efectivo el pago de sus haberes.

Miércoles 25 de Julio de 2018

A la medida de fuerza que llevan adelante los trabajadores de la empresa Dasa por salarios adeudados se sumó otro conflicto en la ciudad de Firmat protagonizado por los obreros del establecimiento metalúrgico Corte y Plegado de Chapas que también reclaman el pago de haberes.

"Nos deben la quincena y parte del aguinaldo y aunque no signifique una gran suma de dinero lo que nos adeudan, para nosotros es muy importante ya que vivimos al día y no cobrar es no tener casi ni siquiera para comprar alimentos", explicó ayer a LaCapital el delegado gremial, Gerardo Ortiz.

Al no cobrar sus remuneraciones los operarios de Corte y Plegados Firmat, de Jorge Martinich iniciaron a principio de esta semana un paro total de actividades con asistencia a los lugares de trabajo. La protesta también es para exigir a la firma que cumpla con la entrega de indumentaria de trabajos y elementos de seguridad que piden sin éxito desde hace tiempo, según aseguran los empleados.

"La empresa viene pagando mal y por eso se hace cada vez más difícil sostenerse para enfrentar nuestras necesidades y compromisos", dijo el representante sindical de los operarios de la empresa.

Y en esa línea indicó que "estamos esperando una respuesta de la patronal" para luego sostener que "si bien sabemos que hay problemas en la industria y que faltan ventas siempre los más perjudicados somos los obreros. La realidad es tan crítica que muchos tenemos que hacer changas ya que se hace prácticamente imposible sobrevivir con la miseria que ganamos acá y de paso pagan con atraso".

Descuento y sin servicios

Asimismo aseguró que "desde hace cuatro y cinco años la empresa nos descuenta del sueldo un porcentaje para obra social y seguro de vida pero al no hacer los aportes no tenemos servicios".

En tanto en Dasa los trabajadores continúan con la toma de planta fabril ubicada en la intersección de las rutas nacional 33 y provincial 93 mientras esperan ser convocados por el Ministerio de Trabajo Provincial para intentar encontrar una solución a su reclamo.

Ayer sumaron la cuarta jornada de protesta con la expectativa de conseguir una repuesta que aún llega. Sólo recibieron dos mil pesos de lo adeudado cuya suma promedio por empleado ronda los 40 mil pesos.

En medio de un clima de impotencia e incertidumbre siguen adelante con la medida de fuerza a la que sólo pondrán fin si la firma metalúrgica hace una propuesta que satisfaga sus expectativas.

En espera de una audiencia

"Esperamos que el organismo laboral convoque para este semana a una audiencia para intentar llegar a un acuerdo que permita destrabar la situación", dijo a este diario el delegado gremial, Cristian Romero.

Los 14 operarios de Dasa hacen frente al crítico panorama por el que atraviesan con acompañamiento y ayuda del gremio metalúrgico al tiempo que ayer fueron convocados por el municipio para atender sus necesidades inmediatas.

A lo descrito se agrega que los trabajadores de la fábrica Vassalli aún no cobraron las remuneraciones atrasadas pero mantienen su compás de espera con la expectativa de que el CEO de la empresa, Luis Cagliari, consiga fondos para cumplir con las obligaciones salariales, para lo cual confía en el ingreso de dinero que provendría de la venta de una cosechadora.

Claro que al pasar las horas y no aparecer el dinero crece la intranquilidad entre los poco más de 300 trabajadores con los que hoy cuenta la fábrica de cosechadoras luego del proceso que puso en marcha para reducir a través del sistema de retiros voluntarios la plantilla de medio millar de operarios que tuvo tiempo atrás. Cabe recordar que Vassalli, como dio cuenta recientemente este medio, redujo de ocho a cuatro horas su jornada de trabajo por el término de 10 días aunque, en rigor, sus operaciones productivos están prácticamente paralizadas por falta de insumos.

A los problemas suscitados en diversas empresas metalúrgicas de Firmat y cuya crítica coyuntura será tratada hoy en el marco de una reunión convocada por la seccional local de la UOM también se sumó en los últimas días el despido de tres empleados administrativas del Centro Cooperativo Primario Firmat de Agricultores Federados Argentinos (AFA) que también cesanteó a una trabajadora que prestaba servicio en Bombal. Así fue publicado por el periódico local El Correo de Firmat donde se consigna que la medida adoptada por AFA se fundamenta en un proceso de "reestructuración" y "modernización" del sector administrativo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario