La Región

Melincué pide ayuda provincial para no apagar las estaciones de bombeo

El mantenimiento cuesta 600 mil pesos mensuales y la comuna no puede pagarlos con sus recursos. Temen una inundación como la de 2017.

Viernes 12 de Junio de 2020

La comunidad de Melincué teme que nuevamente se produzcan inundaciones, como la del año 2017, la que prácticamente estuvo cerca de hacer desaparecer al pueblo por el desborde de la laguna que lo representa. Esto sucedería si se dan precipitaciones constantes en los próximos meses. Es que la laguna es una cuenca que se alimenta de aguas que provienen de otros nueve distritos cercanos. Y la preocupación está dada porque la comuna no podrá seguir haciendo frente al mantenimiento de las estaciones de bombeo, que está en el orden de los 600.000 pesos mensuales y es abonada por el ejecutivo local. Debido a esto, piden que la provincia firme un convenio de cooperación para costear ese gasto mensual.

El presidente comunal de Melincué, Silvio Garbolino, explicó al respecto que "desde que me tocó asumir el 10 de diciembre no logramos que la provincia nos firme el convenio de mantenimiento para las estaciones de bombeo de regulación de altura de las aguas de la laguna".

Desde que asumió al frente de la comuna, desde las arcas del pueblo se aportó más de 3 millones de pesos, según indicó el mandatario, quien agregó: "Si no lo recuperamos con aportes del gobierno, es el desfinanciamiento puro, más allá de los efectos de la pandemia por el coronavirus que padecemos e influye en lo económico y lo social. Es que hay que considerar que por esta situación se cuadriplicó la atención a las familias más vulnerables y desde el 12 de marzo (hoy se cumplen 3 meses) está suspendida la actividad del Hotel Casino Melincué (una gran fuente de ingresos por los aportes y por la cantidad de personas que mueve), por lo que estamos sin aportes tributarios".

Apagar las estaciones

Todo esto hizo que se evaluara la posibilidad de apagar las estaciones de bombeo, a lo que Garbolino resaltó: "Como no estamos teniendo respuestas de la provincia para ayudarnos y no existen los ingresos estaríamos casi obligados a hacerlo. Pero si apagamos las estaciones y hay una lluvia importante, no solo por el agua que nos cae, sino por toda la cuenca que desagua en nuestra laguna, implicaría volver al 2017, cuando el agua llegó al pueblo".

No obstante, el mandatario del Frente Progresista, remarcó: "Sabemos que el Gobierno está abocado a la lucha contra la pandemia del Covid-19, pero hay cuestiones que no son menores como es esta nueva agonía que estamos viviendo con el tema de las posibles inundaciones".

La cuenca de la laguna de Melincué está formada por nueve distritos cercanos: Melincué, Elortondo, Chapuy, Carmen, Santa Isabel, Hughes, Labordeboy, Carreras y Miguel Torres. Dicho espejo de agua siempre estuvo relacionado con excesos hídricos a partir de 1932. También hubo en 1941, 1965, y 1975/76, cuando se cortó el camino al balneario y el hotel quedó, en parte, bajo el agua.

Más tarde hubo otra crecida importante, entre 1993 y 1994, que cortó la ruta 90, y otra en 2003 que volvió a cortar los caminos poco antes de la construcción del casino y la estación de bombeo. Pero sin dudas la más contundente y que prácticamente casi hace desaparecer el pueblo fue la del año 2017.

Ese año el complejo turístico privado ubicado sobre la ruta 90, en el tramo que une a Melincué con Elortondo, denominado La Fábrica Bailable, fue literalmente devorado por las aguas y recién hace un año que los empresarios (oriundos de Elortondo) volvieron a invertir en el lugar para reconstruir lo que las aguas dañaron en ese espectacular predio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario