La Región

Los obreros de Vassalli renovaron su protesta por los salarios atrasados

Desde el sector gremial aseguran que continúan las negociaciones para destrabar la situación. Ayer cortaron las rutas 33 y 93 durante cinco horas.

Martes 15 de Mayo de 2018

Los trabajadores de la fábrica Vassalli se movilizaron nuevamente ayer al no surgir soluciones al insistente reclamo en demanda del pago de haberes atrasados cuya deuda promedio por empleado es de entre ochenta y cien mil pesos. Al cumplirse 17 días de la toma de las plantas que tiene la reconocida empresa de cosechadoras en Firmat volvieron a la carga con un corte total del tránsito que esta vez se extendió por cinco horas en las rutas nacional 33 y provincial 93, a la espera de alguna propuesta que allane al camino para destrabar el conflicto.

Con el acompañamiento de seccionales del gremio metalúrgico en el sur santafesino y representantes de organizaciones que integran la Intersindical Firmat, la que además solicitó intervención de provincia y Nación, los huelguistas expresaron su malestar en una ruidosa protesta al ritmo de redoblantes y con quema de neumáticos.

"Si no hay respuesta hoy (por ayer), este miércoles endureceremos la medida de fuerza", advirtió el secretario general de la UOM local, Diego Romero, para visibilizar lo dispuesto a través de una asamblea donde se resolvieron los pasos a seguir aunque sin brindar mayores precisiones. El dirigente sindical describió la difícil situación de los trabajadores al indicar que ya "no tienen una moneda para llevar a su casa".

En esa línea aseguró que "la gente (por los operarios) se está poniendo impaciente y esto puede terminar peor de lo que pensamos", razón por la que "necesitamos que el directorio de la empresa ponga plata urgente para seguir adelante", dijo.

Acciones

Aunque aún mantienen expectativas en la decisión que tomó la ex presidenta del directorio, Mariana Vassalli, en reclamar al grupo de concesionarios —que está al frente de la fábrica desde hace dos años— que le devuelva las acciones que le cedió a fin de retomar la conducción de la empresa, ello no resuelve las necesidades inmediatas de los trabajadores que quieren cobrar sus acreencias."Sabemos que están llevando adelante negociaciones y deseamos que salgan bien, pero los tiempo de ellos no son los mismos que los nuestros", dijo Romero.

Según manifestó durante la tarde de ayer el abogado de la Unión Obrera Metalúrgica, Pablo Cerra, "independientemente del plan de lucha el gremio continúa negociando a los efectos de conseguir dinero inmediato para los trabajadores".Es que la problemática ya afecta la subsistencia de las centenares de familias que dependen de Vasaalli Fabril. "Hay compañeros que temen ser desalojados porque no pueden pagar el alquiler e incluso algunos ya no tienen ni para comer, lo que afecta no solo la dignidad sino también la salud, razón por la que hay gente que está recibiendo contención psicológica", aseguraron obreros consultados por LaCapital.

Al conflicto en Vassalli se suman situaciones complejas en otras empresas del sector metalmecánica que potencian aún más el clima de preocupación que hay en la comunidad firmatense donde sobrevuela cada vez más el fantasma de cierre de establecimientos fabriles y despidos.

Emergencia laboral y social

El poder político se hizo carne del problema al punto que el Concejo Municipal sancionó una ordenanza que declara la emergencia laboral y social en el ámbito de la ciudad hasta el 31 de diciembre con la posibilidad, resolución mediante, de ser prorrogado el plazo.

Lo dispuesto se sustenta fundamentalmente en lo que representa para la ciudad la "dura crisis" por la que atraviesa "la industria metalmecánica con riesgo de posibles despidos, suspensiones, reducciones laborales del sector privado, falta de pago de salarios y de oportunidades de trabajo que absorba la mano de obra desocupada".

Impacto negativo

A ello se suma como fundamento de la declaración la cuestión de los "tarifazos" en los servicios públicos, lo que "avizora un fuerte impacto negativo en la economía familiar así como en el entramado productivo y comercial, contribuyendo al freno de la economía local en todas sus expresiones, con una gran afectación del consumo".

La medida apunta a que "el gobierno municipal actúe subsidiariamente protegiendo la economía local, las fuentes de trabajo, y garantice que el impacto negativo de estas circunstancias no genere mayor vulnerabilidad social".

Y en ese sentido la normativa faculta al Ejecutivo Municipal a la ejecución de medidas extraordinarias y excepcionales tendientes a paliar la compleja situación por la cual atraviesa la sociedad.

Al respecto la habilita a suscribir convenios con organismos provinciales y nacionales para recibir subsidios y llevar adelante acciones inmediatas además de, previa evaluación de las áreas Social y de Producción, eximir y postergar los vencimientos de tasas de inmuebles urbanos y suburbanos y Derecho de Registro e Inspección (Drei). Ello apunta a beneficia a familias afectadas por suspensiones, despidos o que acrediten pérdida de ingresos. Y también a Pymes, cooperativas, y comercios en general que tengan personal a cargo, con la condición que no se produzcan despidos en el término que dure la declaración de emergencia. Asimismo la declaración establece suspender cortes de energía eléctrica, gas y agua a damnificados por la situación de crisis social y laboral.

crítico. Los sindicalistas aseguran que los operarios están impacientes y temen que el conflicto empeore.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario