La Región

Los municipales cesanteados en Beltrán volvieron a sus trabajos

El municipio había tomado la medida a principios de año. La semana pasada, la Festram amenazó con provincializar la protesta.

Miércoles 16 de Mayo de 2018

Los once empleados municipales de la ciudad de Fray Luis Beltrán que habían sido cesanteados a principios de año volvieron ayer a sus tareas, luego de que el lunes el Ministerio de Trabajo de la provincia dictara la conciliación obligatoria en el conflicto que había generado la decisión del Ejecutivo municipal.

La audiencia se desarrolló en Rosario, en el edificio de Ovidio Lagos y San Lorenzo, sede local de la cartera laboral. Allí, con la presencia del director de Relaciones Laborales de la provincia, Mario Gaggioli, el intendente Mariano Cominelli, el secretario General del Sindicato Municipal de Fray Luis Beltrán, Miguel Santa Cruz, y el secretario de Organización de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales, Ignacio Monzón, y la propia CGT San Lorenzo se firmó el acta que da inicio al proceso de conciliación obligatoria, el cual retrotrae la situación laboral entre los trabajadores y la Municipalidad, por lo tanto quedan suspendidos los efectos de la cesantía dispuesta.

Además, la cartera laboral otorgó un plazo de 15 días hábiles para que las partes negocien una salida a esta situación. Durante ese período, el gremio Sitram no podrá realizar medidas de fuerza y deberá levantar la carpa que había sido emplazada en el frente del palacio municipal.

Los empleados despedidos acreditaban antigüedad como contratados y en planta permanente. Desde el sindicato aseguran que el despido de los empleados violaba el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y la ley 9.286 de estatuto y escalafón del personal de municipalidades.

La Festram venía denunciando que esta medida dispuesta por el municipio, que se remonta al 5 de enero, se trataba de un hecho "sin precedentes" en las últimas décadas.

Conflicto

Cominelli había asumido en diciembre del año pasado en medio de un paro municipal y tuvo un fuente encontronazo con su antecesora, Liliana, Canut, a quien acusó de haber dejado las arcas "vacías".

La anterior mandataria le contestó, lo trató de "mentiroso", y retrucó que había 1,3 millón de pesos disponibles en las cuentas bancarias de la municipalidad. Pero que el pago de los salarios se atrasó porque los fondos provinciales fueron "demorados deliberadamente en función de un acuerdo político urdido entre el gobierno provincial socialista y el justicialismo", ya que Canut integra el sector del radicalismo que se unió a las filas de Cambiemos.

En este marco, a en diciembre comenzaron algunos despidos, aunque los trabajadores fueron en su mayoría reincorporados. Pero fue el 5 de enero cuando se dio el grueso de las cesantías.

La semana pasada, y tal como lo publicó LaCapital el viernes, La Festram dispuso el estado de alerta y movilización en toda la provincia en reclamo de la "inmediata reincorporación de 11 trabajadoras y trabajadores municipales de la ciudad de Fray Luis Beltrán", y expresó su "más enérgico repudio" a la decisión adoptada por el intendente Cominelli", por la que juzgó de "arbitraria, ilegal e irresponsable determinación".

Los representantes sindicales pidieron la intervención del Ministerio de Trabajo de la provincia, a los fines de "generar un ámbito legal de conciliación con las autoridades municipales de Fray Luis Beltrán", aunque paralelamente advirtieron que "de agotarse esa instancia sin una solución satisfactoria", Festram no dudaría en extender el conflicto a todo el ámbito provincial. Finalmente, las partes se sentaron el lunes y llegaron a un acuerdo, al menos provisorio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario