La Región

Los municipales anunciaron paro y movilización para el 14 de noviembre

Entre otros reclamos, le exigen al gobernador la inmediata reincorporación de los 15 empleados despedidos en la Comuna de Maciel.

Viernes 01 de Noviembre de 2019

En el plenario de secretarios generales que sesionaron en el marco del XXI Seminario Anual de Estrategia Sindical de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe (Festram) —con la participación de 34 sindicatos municipales afiliados— se ratificó el estado de alerta y movilización a la vez que se resolvió un plan de lucha, ante la grave situación que afecta a todos los trabajadores del sector. Se realizará un paro por 24 horas con movilización a Casa de Gobierno, el próximo 14 de noviembre.

Entre los motivos, el principal, es la reincorporación de los trabajadores despedidos en Maciel, a lo que se suma la defensa de la estabilidad y los puestos de trabajo. "Se rechaza cualquier intento de despidos de personal de planta permanente, contratados y de todos los trabajadores informales o precarizados que se encuentran prestando servicios en las municipalidades y comunas de la provincia", indica el documento elaborado.

Al abordar la problemática que se dio en los últimos días en Maciel, donde hubo 15 despidos, resolvieron endurecer las medidas de reclamo. "Se profundizarán las medidas de fuerza en esa Comuna, actualmente intervenida por un representante del gobernador (Miguel) Lifschitz, en reclamo de la inmediata restitución de la fuente de trabajo a los 15 trabajadores despedidos". Asimismo adelantaron que promoverán protestas, marchas en la localidad y movilizaciones en las rutas de esa jurisdicción el 12 de noviembre, las que serán acompañadas por las delegaciones regionales de Festram y el apoyo solidario de la CGT San Lorenzo.

"Repudiamos las expresiones del secretario de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres, quien justificó los despidos por la imposibilidad de pagar los salarios, cometiendo, en nombre del gobernador Lifschitz, una apología atentatoria contra los derechos sociales establecidos en la Constitución Nacional y Provincial", se ofuscaron.

En relación a la protección del salario y las remuneraciones del conjunto de los trabajadores municipales y comunales indicaron que "la cláusula gatillo no se toca" y a partir de la 0 horas del día 8 de noviembre, se iniciarán un paro de actividades y medidas de fuerza activas, que incluirán cortes de rutas y movilizaciones en la vía pública, en todas aquellas localidades que no se cumpla el pago de los salarios en tiempo y forma, así como en los casos del desdoblamiento del pago y horas extraordinarias, cuando éstas se efectúan en forma habitual y permanente.

Respecto a la defensa de la paritaria y la negociación colectiva exigirán "el adecuado cumplimiento de los acuerdos salariales, la aplicación de la cláusula gatillo en tiempo y forma para todos los trabajadores de municipios y comunas, sean estos permanentes, contratados o informales. Se insta al intendente de Santa Fe y San Genaro a actualizar los salarios tal como lo establece la ley 9.996".

En defensa del financiamiento de los municipios y comunas exigirán al gobierno nacional, provincial y a la Legislatura santafesina el inmediato tratamiento de disponibilidad de fondos para la asistencia económica de municipios y comunas; del fondo de obras menores, la devolución de las deudas corrientes que la Nación mantiene con la provincia y esta con los municipios y la liberación de los fondos de ATN, para financiar la grave situación.

Los representantes gremiales también plasmaron en el documento el ánimo de unidad y solidaridad en todo el territorio provincial. "Expresamos nuestro apoyo y solidaridad con todos los trabajadores en lucha, especialmente en la localidades de Funes, Coronda, San Justo, Chabás, Carcaraña, Rosario y San Javier. Los trabajadores municipales y comunales no vamos a aceptar pasivamente que las internas políticas entre los diferentes sectores institucionales del oficialismo y la oposición continúen acentuando las políticas de ajuste entre los sectores más vulnerables de la sociedad y particularmente sobre los trabajadores".

El cúmulo de causas que aquejan a los trabajadores comunales y municipales expuestas en el congreso llevaron así a los congresistas a reafirmar la concreción de un paro de actividades en todos los municipios y comunas del territorio provincial programado para el próximo 14 de noviembre con movilización a la Casa de Gobierno en la ciudad de Santa Fe.

Tal como publicó este diario en la edición de ayer, el ministro de Gobierno de Santa Fe, Pablo Farías, puso en duda la aplicación de la cláusula gatillo a los salarios del sector público que deben pagarse en diciembre, y lanzó la polémica. Los gremios advirtieron que esa decisión "generaría un conflicto muy grande", mientras que el diputado provincial Roberto Mirabella, mano derecha del gobernador electo Omar Perotti, reclamó a la administración de Miguel Lifschitz que garantice el cumplimiento de las obligaciones salariales.

En el marco de una crisis económica generalizada, el ministro de Gobierno admitió que "hay dificultades" para trasladar a los salarios de los empleados públicos el índice inflacionario medido por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). El funcionario recordó que ya en agosto había alertado a los dirigentes sindicales que este día podía llegar. "Dijimos que mes a mes íbamos a ir viendo la situación", señaló.

Desde las diversas organizaciones gremiales de los estatales elevaron la voz para repudiar el anuncio a la vez que anticiparon que exigirán el cumplimiento de los acuerdos paritarios y el pago de la cláusula gatillo. Ayer la tensión se elevó aún más con el anuncio realizado por parte de Festram.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario