La Región

Los agresores de la mujer de Roldán seguirán presos

Así lo dispuso la Justicia este martes durante la audiencia imputativa. La víctima manifestó su conformidad porque por primera vez se aborda el caso con perspectivas de género aunque dijo seguir temerosa y con incertidumbre.

Martes 20 de Octubre de 2020

Los dos hombres que golpearon salvajemente a una mujer por la disputa de un terreno en la localidad de Roldán, seguirán presos. Así lo dispuso la jueza de Primera Instancia Valeria Pedrana este martes durante la audiencia imputativa virtual que contó con la participación de la víctima, quien hoy fue dada de alta luego de estar internada en el Hospital Español de Rosario y deberá seguir con cotroles médicos.

Por el delito de lesiones leves dolosas en carácter de coautores le otorgó prisión preventiva efectiva por por 60 días a quien la mujer acusó de quedarse con un terreno que le había vendido y que no terminó de pagarle. En tanto, para el amigo policía que le pegó ferozmente el sábado pasado, la jueza determinó que siga detenido por el plazo de ley que tiene un máximo de dos años de prisión con posibilidad de revisión en 90 días.

Al usurpador además le adjudicaron amenazas calificadas por uso de arma en grado consumado y en calidad de autor. Y al policía se le atribuyeron numerosos delitos por varios hechos violentos contra su ex pareja y colegas de las fuerzas de seguridad. En tal sentido resultó imputado en condición de funcionario público por lesiones leves agravadas, resistencia a la autoridad, amenazas, apremios ilegales, incumplimiento de deberes de funcionario y defraudación a la administración pública.

Según el relato de la fiscal Raquel Almada el pasado 17 de octubre a las 14 ambos sujetos se apersonaron en Río Gallegos al 500 del barrio Santa Teresa donde vive Marcela. El policía imputado tomó a la mujer de su cabello y la arrastró hacia un terreno lindero inmovilizándola en el piso y propinándole golpes.

La brutal agresión le ocasionó lesiones que le provocaron una incapacidad laboral por el término de 25 a 30 días. También acusó a quien había usurpado el terreno de la víctima porque le brindó ayuda al policía, al evitar que dos hombres puedan asistirla mientras le efectuaba la agresión.

Por éste hecho se le atribuyó el delito de lesiones leves dolosas en carácter de coautores, decisión que fue tomada por la jueza basándose en los exámenes médicos correspondientes y el resultado de una tomografía computada donde consta que la víctima no presentaba fracturas.

Asimismo, al usurpado le atribuyeron otro hecho ocurrido el 29 de septiembre a las 18.15 en la misma dirección donde vive Marcela a quien ese día la intimidó con una escopeta Maverick modelo 88 12GA mientras le efectuaba amenazas cuando le apuntaba con el arma que fue secuestrada por efectivos de la policía local que acudieron al lugar alertados por la víctima.

La abogada de la victima, María Florencia Beltramo, comentó a La Capital que “Marcela está conforme con el fallo, entiende que es una medida provisoria y de naturaleza cautelar, pero que por primera vez se aborda este caso con perspectiva de género y le da un poco de paz y tranquilidad”.

“Al mismo tiempo está muy dolida, temerosa y con incertidumbre. Nosotros ya hicimos una presentación en Fiscalía pidiendo que se nos admita como querellantes para poder colaborar con la fiscal para que la causa avance hasta una condena que sea ejemplificadora para que casos como éste no vuelvan a repetirse”, agregó la abogada.

Policía violento

Al policía que ofició de justiciero de su amigo usurpador se le imputaron varios hechos violentos por los que estaba acusado. Tal es el que provocó el 25 de septiembre de 2018 en la comisaria 15ª cuando mantuvo una discusión con un compañero y le propinó golpes de puño causándole lesiones. Por este incidente se le atribuyó el delito de lesiones leves agravadas por su condición de funcionario público.

También se le imputó otro hecho ocurrido el 26 de octubre de 2018 en Solís al 1700 de Rosario cuando se hizo presente en el domicilio de su ex pareja y empleados policiales se apersonaron para notificarle que tenía prohibición de acercamiento y cese de hostigamiento a la mujer y su hijo otorgada por el Juzgado de Familia. En esa ocasión el policía se negó a salir de la vivienda y amenazó al personal policial.

Por su parte, el 3 de noviembre y estando en el horario de cumplimiento de servicio mientras circulaba con un vehículo deportivo rojo, se puso a la par de un móvil policial saludando y riéndose del conductor para intimidarlo. Dicho efectivo había participado en el procedimiento realizado en la casa de su ex pareja. Por ambos hechos se le atribuyeron los delitos de resistencia a la autoridad en calidad de funcionario público y amenazas.

Entre los cargos, se le sumó otra agresión que realizó el 23 de octubre de 2018 cuando se acercó nuevamente a Solís al 1700 estando en ejercicio de sus funciones durante un procedimiento en dicha zona y procedió a la aprehensión de su ex pareja con posterior traslado a la comisaría 14ª durante el cual le efectúa golpes causándole traumatismo de tórax y diversas lesiones. Por éste hecho se le atribuye el delito de apremios ilegales.

También se le atribuye en su carácter de empleado policial en ejercicio de sus funciones no haber cumplido con el mínimo de horas de servicio, exceso de horas extraordinarias y de percibir ingresos en fraude de la administración pública provincial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS