La Región

Los aceiteros arrancaron esta noche un paro por tiempo indeterminado

Comenzó a las 22 y es por falta de acuerdo en las paritarias y contra los despidos. Los trabajadores se apostaron en la puerta de la planta de Cargill, de Villa Gobernador Gálvez.

Martes 27 de Marzo de 2018

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina lanzó esta noche, a partir de las 22, una huelga nacional por tiempo indeterminado en rechazo al ofrecimiento paritario del 15 por ciento hecho por las cámaras del sector.
Así lo afirmó Marcos Pozzi, delegado de Cargill, la planta de Villa Gobernador Gálvez, donde los trabajadores estaban apostados esta noche minutos antes del inicio de la huelga de trabajadores, previsto para las 22.
"Las conversaciones empezaron hace un tiempo, pero las cámaras ofrecen un 15 por ciento de incremento y una modificación en el convenio que es el mismo que aceptó el sindicato de San Lorenzo. Y nosotros no vemos posible las modificaciones, porque son siete u ocho puntos que vienen a flexibilizar el derecho a huelga y de trabajo. Atacan conquistas obreras de antaño, y nosotros descartamos eso de plano, porque es una manera de disciplinarnos", contó Pozzi esta noche en Canal 5.
Por su parte, Daniel Yofra, secretario general de la Federación Aceitera, señaló que "comenzamos un plan de lucha en defensa de nuestro salario y de las fuentes de trabajo que se ven a amenazadas con las provocaciones empresarias, como en el caso de Cargill, la mayor agroexportadora del país que ha despedido 44 trabajadores con un solo objetivo: disciplinarnos".
Luego de haberse negado a negociar el bono en diciembre de 2017 y habiendo transcurrido varias audiencias paritarias, la CIARA y CARBIO se muestran inflexibles en su posición. "No les alcanza con rebajarnos nuestros salarios con una oferta que no garantiza el salario mínimo vital y móvil, sino que pretenden derogar derechos modificando condiciones que hacen a nuestra vida adentro de las fábricas", apuntó Yofra.
"Pretenden que aceptemos un 15% de aumento y entreguemos condiciones de trabajo de nuestro convenio. Insisten en querer discriminar los salarios de acuerdo a la empresa en que se trabaje, su capacidad de molienda y su ubicación geográfica. Buscan fragmentar y dividir el colectivo en trabajadores de primera, de segunda y de tercera. Pretenden manejar nuestra jornada de acuerdo a sus necesidades, sacándonos los adicionales por trabajar en turno y disponiendo de nuestro tiempo libre", indicó el dirigente gremial.
En ese orden, el secretario general de la Federación Aceitera expresó: "Como hemos dicho, no hay que ser experto para ver que estas empresas agroexportadoras han sido favorecidas en los últimos años. Sus ganancias siguen creciendo con cada devaluación del dólar y con la reducción de las retenciones a las exportaciones. Sólo esto les ha incrementado sus ganancias en más de 10 mil millones de pesos, suficiente para cubrir el aumento que ofrecen sin poner un peso. Siendo las grandes ganadoras del modelo económico desde hace muchos años, no tienen vergüenza de decir que quieren bajar lo que llaman "costo laboral".
Frente a ello, "nuestra Federación ratifica como parte fundamental de nuestra política gremial -de igual manera que la han ratificado compañeras y compañeros de todo el país en el reciente plenario de delegados de Base- la defensa del salario Mínimo, Vital y Móvil según su definición en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo, esto es: "la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario