La Región

La obra de la avenida Illia en Funes sigue siendo una incógnita

La continuación de calle Mendoza está en franco deterioro, pese a que fue licitada en mayo del año pasado y los trabajos se adjudicaron en julio

Miércoles 25 de Abril de 2018

A un año de anunciarse la concreción de la obra, la repavimentación de la avenida Arturo Illia de Funes (continuación de calle Mendoza de Rosario) sigue en veremos, pese a que en mayo del año pasado se licitaron los trabajos y en julio se adjudicaron.

El problema con la avenida, conocida en Funes como Fuerza Aérea al punto de que todavía muchos carteles conservan la vieja nomenclatura, es de vieja data.

El 15 de octubre de 2016 LaCapital publicó un informe que daba cuenta del estado de esta arteria, una de las tres (junto con la ruta 9 y la autopista) que conecta Rosario con la vecina ciudad.

Baches, grietas, pozos que se emparchan, en algunos casos de forma sumamente precaria, arreglos sobre arreglos, hacían ya de la avenida una conexión difícil de transitar, donde era necesario hacer maniobras temerarias para evitar las irregularidades del suelo, con el agravante de ser una avenida de doble mano donde solamente en una parte cuenta con cantero central.

Aunque la arteria no está mal en todo su recorrido, ya que a la altura de los countries privados se halla en relativo buen estado, se vuelve excesivamente traicionera, lo que la hace más peligrosa. De todo esto daba cuenta este diario.

Licitación

Seis meses después de ello, el municipio anunciaba el llamado a licitación para el reacondicionamiento "a nuevo" de la avenida, algo que también reflejó LaCapital el 29 de abril de 2017. En la ocasión, el intendente Diego León Barreto, hizo público el llamado a licitación Nº 004/2017, para realizar las obras con un presupuesto de 73 millones de pesos.

La Secretaría de Obras Públicas informó entonces que la recepción de ofertas finalizaría a las 9.45 del viernes 26 de mayo.

Los trabajos consistirían en la refuncionalización de 4.500 metros de calzada, desde el arroyo Ludueña hasta calle Yrigoyen. El proyecto preveía la ampliación de la doble traza en forma de bulevar con la incorporación de un cantero central en todo el trayecto. "Además de la pavimentación se harán obras de cordón cuneta, veredas, instalación de luminarias y mejoras de espacios verdes —detallaba el mandatario—. Esto nos permitirá mejorar la transitabilidad y ordenar el tránsito con cruces de calles y semáforos".

La obra fue adjudicada a la empresa Rovial SA, en un acto administrativo que luego sería cuestionado desde el Concejo funense. Ocurre que la constructora Antonio Milisenda SA presentó en agosto del año pasado una queja ante el órgano deliberativo en la que aseguraba que había hecho una oferta menor y no había resultado seleccionada. Esto fue refutado desde el municipio, pero lo cierto es que la obra no comenzó.

En noviembre pasado, León Barreto explicó los motivos del retraso. El dinero que había gestionado ante la Nación para hacer la obra estaba "demorado", y por esto el proceso quedó en stand by. "Hemos hecho todo lo que teníamos que hacer desde el ámbito municipal, cumplimos con todos los pasos que Nación nos exigió, tengo la tranquilidad de que desde el municipio hicimos todo desde la mejor manera posible y los resultados son positivos, y hoy estamos viajando todas las semanas para terminar de definir y recibir los fondos de esa obra sino también de otras", dijo León Barreto entonces en declaraciones a la prensa local.

Pero esto no conforma a la oposición. "Los tiempos para empezar la obra caducaron, el dinero no llegó y con la inflación que hubo nadie la va a hacer, mucho menos por el presupuesto inicial", dijo a este diario el edil Roldiver Santacroce.

LaCapital se contactó ayer con el secretario de Obras Públicas municipal, Gastón Bruno, quien se encontraba en Buenos Aires. El funcionario, vía mensajes de texto, hizo saber que, entre otros temas, el de la avenida Illia estaba en la agenda del viaje encarado, y adelantó que este jueves podría haber alguna información al respecto.

No obstante, y a un año de haberse anunciado, la repavimentación "a nueva" de la avenida, continuación de calle Mendoza, sigue siendo un tema pendiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario