La Región

La inseguridad no da tregua en Casilda y la zona

A pesar del esclarecimiento de algunos casos, el tema de los robos menores y contra la propiedad sigue causando preocupación

Viernes 16 de Agosto de 2019

Pese a las medidas que se vienen instrumentando para desalentar el delito, la inseguridad no da tregua en Casilda y algunas localidades de la región donde los robos menores y contra la propiedad sigue generando fuerte preocupación.

Aunque no se registraron hechos de gravedad, los ilícitos en comercios y viviendas no se detuvieron y hasta se registró un violento episodio cuya víctima fue privada de su libertad tras sufrir un asalto a mano armada.

A la compleja situación se suma que no todos los delitos son denunciados aunque cuando trascienden públicamente suelen ser investigados de oficio con buenos resultados al igual que otros casos cuyas investigaciones llegaron a buen puerto pese a que no alcance para satisfacer las expectativas de la comunidad.

El fin de semana los delincuentes no se tomaron descanso en Casilda donde uno de los blancos fue una vivienda del barrio Nueva Roma que terminó siendo desvalijada mientras sus moradores no se encontraban.

Y el lunes se sumó otro hecho resonante en la zona céntrica donde al menos dos malhechores robaron en un comercio de venta de artículo librería y accesorio para celulares.

Los ladrones sorprendieron al dueño del negocio, ubicado en la esquina de España y Dante Alighieri, y tras encañonarlo le sustrajeron dinero para luego dejarlo encerrado en el baño y huir luego de despojarse del arma.

Allí funciona también una boca de cobranza de servicios e impuestos por que los autores del delito fueron en busca de la recaudación proveniente de pagos y se alzaron con un botín cuyo monto no trascendió.

Ello se agrega a una serie de ilícitos ocurridos recientemente y de los que también dio cuenta LaCapital como robos de vehículos, motos, bicicletas, entre otros tantos sucesos que pusieron en alerta a la comunidad casildense aunque algunos ya fueron esclarecidos.

El avance del delictivo potencia el malestar en un contexto económico que tampoco acompaña para mejorar el humor social. Y eso se traduce en opiniones y especulaciones de las más variadas, fundamentalmente en las redes sociales donde las críticas se reproducen sin filtro apuntando a diferentes causas, algo que si bien está lejos de tener rigurosidad revela la sensación de cierto hartazgo.

Es que los casildenses, al igual que pobladores de la zona de influencia, asisten a situaciones que otrora parecían lejanas y hoy forman parte del paisaje cotidiano.

Un buen parámetro que podría ayudar a describir la compleja realidad delictual en este territorio jurisdiccional es que en lo que va del año se dispuso un centenar de órdenes tanto de detenciones como allanamientos, que en general culminaron con resultados positivos, en relación al mismo período de 2018.

Así lo revelan las estadísticas surgidas del trabajo investigativo y judicial en torno a robos y otras tipos de delitos como abusos sexuales o violencia interpersonal cuyas denuncias aumentaron notablemente.

El panorama que ofrece Casilda en materia de seguridad es similar al de Firmat, donde también se registraron ilícitos que intranquilizaron a los vecinos. En ese contexto se allanaron dos domicilios de la zona de barrio Centenario donde secuestraron teléfonos y otros objetos que estarían vinculas al reciente robo que sufrió un repartidor de pollos al que le sustrajeron dinero.

A lo realizado por el municipio para ayudar a mejorar la seguridad pública se está estudiando por estas horas en el Concejo un proyecto que prevé incorporar al sistema de monitoreo de videovigilancia municipal cámaras de particulares e entidades como clubes y escuelas para ampliar controles.

Gustavo Orellano

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario