La Región

Inversionistas de Vassalli devolverán las acciones a la última propietaria

El compromiso asumido en la cartera laboral no resuelve el problema de los empleados, pero abre una puerta a la llegada de nuevos capitales

Sábado 11 de Agosto de 2018

Los inversionistas de la empresa Vassalli Fabril se comprometieron a devolver las acciones a la última dueña de la firma, Mariana Vassalli. Si bien la operación se inscribe en un acuerdo entre privados, se espera que el lunes los actuales administradores se encuentren el lunes con la heredera de Roque Vassalli en el Secretariado General de la Unión Obrera Metalúrgica, en Buenos Aires, para concretar el traspaso. Y aunque esta instancia no resuelve la situación de los trabajadores, a quienes se les debe un promedio de 100 mil pesos por persona, abre sí una nueva instancia para salir a buscar nuevos inversores.

Ese fue al menos el acuerdo al que se arribó ayer en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo, adonde participaron las autoridades del área, los accionistas (aunque sin la presencia del presidente del Directorio, Mario Girolami) y representantes de la UOM, entre otros. En un clima por momentos caldeados, con reacciones de los empleados que asitieron al cónclave, se llegó a esta instancia que, para el gremio, constituye un paso importante para destrabar el prolongado conflicto, en la convicción de que las grandes complicaciones que se generaron dentro de la compañía son producto del actual gerenciamiento.

"Es fundamental para destrabar el conflicto que quienes manejan hoy la empresa se corran; el pago a los trabajadores es algo que trataremos de ir resolviendo en las semanas venideras, pero hoy lo más importante es saber quién maneja Vassalli, porque hasta ahora teníamos una firma acéfala, donde quienes la manejaban, lejos de conducirla, la estaban vaciando", afirmó en un algo de la reunión Pablo Cerra, abogado de la UOM. "El compromiso asumido ante el ministerio y por instrumento público es que el lunes los accionistas presentes se presentarán en la UOM junto con Mariana Vassalli para realizar el traspaso accionario", abundó.

A su lado, el secretario general del gremio en Rosario, Antonio Donello, aclaró: "Esto no quiere decir que el problema se soluciona, pero sí que es un problema menos; los trabajadores tienen en claro que mañana o el lunes no van a recibir plata, pero sí que se abre un camiono para buscar nuevos inversores, realmente serios, y que saquen a la empresa de esta situación, no sólo por los trabajadores, sino por la misma Firmat, porque si se cae Vassalli, va a haber un problema social muy grande. Hoy lo están viviendo porque muchas empresas que trabajan con Vassalli están pasando por la misma situación".

Espaldarazo

Por su parte, Diego Romero, de la UOM Firmat, afirmó que esta instancia fue posible "gracias al espaldarazo del gremio, del Ministerio y de los mismos medios de comunación, que pusieron el tema en el tapete". Y se refirió al reclamo judicial iniciado por el sindicato contra la empresa, una denuncia penal por insolvencia fraudulenta, desbaratamiento de la empresa y retención indebida de aportes previsionales. "Es que esta gente hizo mucho daño a los trabajadores y al pueblo, tenemos compañeros que están fundidos, que han sido desalojados de sus hogares y despojados de sus bienen, por eso vamos a seguir adelante con el reclamo judicial", advirtió.

El dirigente insistió conque "los trabajadores tienen en claro que si las acciones pasan a manos de Mariana Vassalli no es la solucióin, pero sí un puente para conseguir un nuevo inversor que pueda inyectar dinero. Creemos que de la mano de Mariana, si hay inversores serios van a querer venir, porque con esta gente nadie iba a hacerlo. Habíamos conseguido en un momento un inversor y a la hora de hacer la transferencia de acciones, no pudimos concretarlo porque esta gente quería lucrar con algo que ya había fundido".

En la reunión, presidida por el ministro de Trabajo, Julio Genesini, estaban también el director pvocinal de Relaciones Laborales, Mario Caggioli, y el intendente de Firmat, Leonel Maximino, quien rescató el compromiso asumido por los accionistas, que "marcaría el inicio de reactivación de la empresa". En diálogo con LaCapital, Maximino consideró que "este compromiso marcaría el camino para lograr lo que desde hace tiempo venimos pidiendo tanto las autoridades de la UOM a nivel local y nacional como a todo el arco político de la ciudad con la vista puesta en que la empresa siga de pie y la preservación de las fuentes de trabajo".

Y en esa misma línea, sostuvo que, de concretarse lo convenido, "sería el punto de partida hacia la solución de fondo que todos pretendemos, que es la reactivación de la empresa a partir de un proyecto de trabajo que garantice sustentabilidad en el tiempo".

Fin de un largo proceso

De concretarse el traspaso, se llega al fin de un largo proceso de marchas y contramarchas que tuvieron en vilo a los trabajadores de la emblemática industria desde que desembarcó el grupo de concesionarios, que hace un par de años tomó las riendas de la empresa con Néstor Girolami a la cabeza (ayer ausente).

Es que el promeso de sacar a flote la fábrica a través de un proyecto de reconversión, lejos de convertirse en realidad, terminó por acentuar la crítica situación financiera y productiva de la fábrica fundada por don Roque Vassalli. A la reducción de plantilla de personal que de medio millar de trabajadores quedó en poco más de 300, se sumaron reiterados atrasos de pagos salariales que inauguraron una serie de conflictos laborales, los que tuvieron su mayor expresión en la toma del establecimiento para evitar un posible vaciamiento.

Luego de más de un mes de inactividad, se logró un acuerdo de pago de lo adeudado que posibilitó retomar las actividades, aunque hasta la actualidad la situación sigue siendo compleja, al punto que la planta fabril tuvo que reducir sus jornadas de trabajo a la mitad por falta de ventas y de insumos.

En ese marco el hasta ahora CEO y cara visible de una supuesta consultora que empezó a manejar los hilos de la empresa con el anuencia de los actuales accionistas, Luis Cagliari, entusiasmó e intentó aquietar la aún persistente preocupación e incertidumbre de los operarios con la esperanza de un salvataje financiero de cien millones de pesos que el gobierno nacional otorgaría a la empresa, aunque aún nada de eso sucedió.

Movimientos determinantes

En las últimas semanas, si bien no hubo paro de actividades como se especuló ante el pago a cuenta gotas de las remuneraciones semanales a los trabajadores, se sucedieron una serie de movimientos que parecen haber sido determinantes para precipitar lo que ocurrió en la audiencia que se desarrolló ayer en Ministerio de Trabajo por pedido de la UOM. Y a ello se suma que también el gremio denunció a los directivos y accionistas en la Justicia Federal y en la Fiscalía de Melincué. Y aunque aún el compromiso asumido en el organismo laboral no se concretó, allana el camino para que la empresa vuelva a estar en manos de la heredera de su fundador, algo que Mariana Vassalli ya había intentado al pedir la restitución del paquete accionario que cedió al grupo que ahora parece estar dispuesto a dar un paso al costado.

cónclave. La reunión en el Ministerio de Trabajo puso fin a un prolongado conflicto. Ahora deberán rubricar el acuerdo en la UOM nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});