La Región

Intentan evitar el remate por deudas de un histórico club de Casilda

La institución, fundada hace 70 años, mantiene un litigio judicial con la Afip a quien le debe dinero en concepto de aportes patronales

Viernes 24 de Mayo de 2019

Una institución casildense que logró sobreponerse en varias oportunidades a daños generados en sus instalaciones a causa de diferentes crecidas del río donde está recostada, ahora enfrenta un escollo más difícil que intentará sortear para mantenerse en pie.

El Club Náutico de Casilda que fue fundado hace casi 70 años y cuyo predio está ubicado a la vera de las aguas del Carcarañá a unos 10 kilómetros de la ciudad, atraviesa por estas horas un litigio judicial con la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) a raíz de deudas por aportes patronales que podrían derivar en un remate.

Así lo ventilaron públicamente autoridades de la entidad para visibilizar la preocupante situación que no tardó en generar un fuerte impacto social y movilizar al poder político en busca de posibles soluciones.

El Concejo municipal ya tomó el guante y prevé definir una serie de acciones destinadas a evitar la desaparición de este histórico club que ofrece a los visitantes una infraestructura diseñada para disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad, especialmente los fines de semana en época de verano.

Allí, aunque ya no tiene el apogeo de décadas pasadas, familias de Casilda y la zona suelen compartir momentos de esparcimiento y recreación aprovechando las bondades del río y un amplio espacio donde conviven distintas especies arbóreas.

El Náutico, que también atrae a pescadores y deportistas que practican actividades acuáticas, está enclavado en un lugar de gran valor para el ecosistema al punto de haber sido propuesto como reserva hídrica provincial cuya iniciativa tiene media sanción en Diputados.

Pero sus fortalezas hoy se ven amenazadas por una situación compleja que, de no resolverse, podría terminar de la peor manera.

Inicio del conflicto

El problema comenzó en 2007 cuando la institución dejó de cumplir con el pago de los aportes a la seguridad social de un empleado que atendía las instalaciones, lo que generó, con el paso de tiempo, una deuda superior a los 300 mil pesos, sin contar los gastos de honorarios de abogados —cuyo monto sería similar— en el marco de 15 juicios promovidos por la Afip contra el club casildense y que tuvieron como corolario una sentencia de remate que aún no tiene fecha de ejecución.

“Ya se presentaron en el predio un martillero público y un oficial de Justicia para constatar y hacer una valuación de lo existente a fin de avanzar con el remate que intentaremos evitar ofreciendo la posibilidad de afrontar un plan de pago de la deuda contraída”, dijo ayer a La Capital el presidente de la institución, Franco Sacchini.

El directivo aseguró que el angustiante desenlace lo sorprendió tanto a él como a todos los integrantes de la comisión directiva del club, la cual asumió a principio de enero de este año tras un arduo proceso de normalización institucional: “Antes de hacernos cargo sabíamos que había dificultades, pero nunca imaginamos tamaño problema que es indispensable resolver para no desaparecer como institución”, dijo.

Y acotó: “Cuando asumimos teníamos previsto desarrollar un plan de trabajo para mejorar el estado del club y recuperar asociados, entre otras acciones, pero ahora la meta central es solucionar este tema ya que de eso dependerá el futuro del club”.

Sacchini recordó que ya tuvieron reuniones con el intendente casildense, Juan José Sarasola, y el ministro provincial de Desarrollo Social, Jorge Alvarez, “para evaluar alguna posibilidad que permita a la institución, que hoy no tiene ingresos ni recursos, poder hacer frente al pago de la deuda por medio de facilidades y así frenar el remate”.

El tema también fue tratado en el Concejo a partir de un planteo impulsado por el edil, Mauricio Plancich, quien apeló al “involucramiento de todos los actores políticos que tengan poder de decisión” para revertir la situación que pone en riesgo la continuidad del Náutico.

“Hay antecedentes en el país de acciones desarrolladas por parte del Estado que posibilitaron frenar el remate de clubes en situaciones económicas apremiantes, razón por la cual es necesario apelar y echar mano a este tipo de programas o herramientas que seguramente existen”, dijo ayer el edil radical al ser consultado por este medio.

Además, ponderó la importancia que el club tiene para Casilda al sostener que “es el único balneario de la ciudad y no sólo merece ser acompañado en esta crítica coyuntura por la que atraviesa sino para que recupere el brillo que tuvo en su época de apogeo cuando era visitado los fines de semana por miles de personas de distintos lugares”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});