La Región

Imputaron al dirigente del PJ de General López por robo calificado y seguirá preso

Juan José Goitea, oriundo de Elortondo, continuará en prisión preventiva hasta el lunes cuando se haga otra audiencia.

Sábado 01 de Junio de 2019

Un ex precandidato a senador por el departamento General López perteneciente al justicialismo, Juan José Goitea, fue imputado ayer por la participación de dos robos calificados, uno con arma apta y otra con una cuyo funcionamiento no fue acreditado, dijo el fiscal Horacio Puyrredón. Goitea fue precandidato a senador provincial en una de las seis listas. El senador de General López, Lisandro Enrico, no descartó una conspiración y desestabilización contra el gobernador Miguel Lifschitz.

En la audiencia de ayer se le imputó concretamente ser partícipe de un "robo calificado con uso de arma de fuego en dos hechos y portación ilegal de armas de fuego, y se decidió que continúe detenido hasta la realización de la próxima audiencia cautelar que se llevaría cabo el próximo lunes a partir de las 9 horas". Es oriundo de la localidad de Elortondo y en las últimas Paso terminó en quinto lugar sobre seis candidatos en su interna partidaria.

Dueño del auto

El juez que encabezó la audiencia fue Leandro Martín; el fiscal, Mauro Blanco, y la defensa estuvo a cargo de la defensora pública Cecilia Tosco. Goitea decidió no declarar y fue acusado de participar de dos robos a repartidores, uno de ellos con el agravante de que uno sufrió un roce de bala en el cráneo. Al parecer Goitea es partícipe necesario por ser el dueño del auto pero no el principal sospechoso de disparar el arma, aunque todo es materia de análisis.

Goitea "está sospechado de participar en al menos dos asaltos", uno ocurrido en Urquiza al 700 y otro en Runcinan al 100, ambos en el centro de Venado Tuerto. Visiblemente molesto, el senador departamental radical, Lisandro Enrico (FPCyS) dijo a una radio local que "es una vergüenza que un candidato haya estado involucrado en esto".

Los dos hechos

El martes se produjo un robo en Urquiza al 700, pero el jueves a la noche fue el más grave en calle Runciman donde un repartidor fue baleado. "El segundo ocurrió el jueves a la noche. A las pocas cuadras de donde se produjo este episodio, el Comando Radioeléctrico detuvo la marcha de un auto Peugeot 206. Los policías identifican a su ocupante. Pero hasta ese momento no era más que identificar a una persona que iba en un vehículo que había sido mencionado como de similares características al que se vio en el asalto", indicó una fuente cercana a la investigación.

"Pero en la entrevista que empiezan a hacerle al conductor, algo llamó la atención del personal policial. Entonces comienzan a ver mejor el auto y así encuentran una vaina servida. Ante esas sospechas, el fiscal Mauro Blanco ordenó un allanamiento en el domicilio de esta persona y en de otro presunto vinculado", dijo una fuente.

El fiscal precisó que en el domicilio del sospechoso, en calle Angel Ré sin número "se secuestraron armas de fuego (una escopeta recortada calibre 16 y un revólver cromado calibre 32) y otros elementos que van a ser peritados porque se presume que podrían estar vinculados con los dos asaltos y podría haber uno más denunciado por un repartidor".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario