La Región

Imputan por estafa al changarín que fingió el hallazgo de 500 mil dólares

El hombre alcanzó una fama efímera cuando contó que devolvió una enorme suma de dinero y sólo pidió a cambio un "trabajo en blanco".

Sábado 15 de Junio de 2019

José Sánchez, el mediático changarín de Nogoyá que se hizo famoso por inventar la historia del hallazgo y devolución de un maletín con 500 mil dólares, fue imputado por estafa en los tribunales de esa ciudad.

Sánchez fue denunciado por su propio abogado, Juan Orlandi, quien le prestó 30 mil pesos para hacer frente a gastos familiares mientras cobraba una indemnización, pero que nunca le devolvió, sino que los utilizó para comprarse una moto.

Según difundió el diario digital Entre Ríos Ahora, el acusado dijo en su momento que contaba con la representación de un prestigioso abogado de Nogoyá, Augusto Lafferriere, quien si embargo no asumió su defensa. Por esa razón, la representación legal del changarín quedó en manos de una defensora oficial, Andrea Cavagna, luego de que también fracasara una instancia de mediación entre el denunciado y el abogado, quien lo denunció por estafa cuando tuvo la seguridad de que nunca cobraría el dinero que le prestó.

José Sánchez, el "changarín" de 40 años, se hizo famoso al inventar una historia que trascendió a los medios nacionales con el supuesto hallazgo de un maletín con una suma que rondaría el medio millón de dólares, que según su relato, devolvió a su dueño, un empresario rosarino a quien no le pidió recompensa alguna, sino un trabajo "en blanco" para que sus hijas pudieran tener una obra social.

La historia lo convirtió en un verdadero héroe, pero a poco de andar, se descubrió que todo era un ardid para lograr notoriedad y sacar provecho de eso.

Seguidilla de mentiras

Ocurre que en el caso intervino la Justicia luego de que el hombre refiriera que junto al maletín había hallado también un arma de fuego. Un fiscal, Federico Uriburu, quiso saber si se trataba de un arma registrada, y empezó a averiguar. Cuando el "changarín" se vio envuelto en una investigación, comenzó a desdecirse y puso al descubierto su mentira. Todo lo había inventado para llamar la atención y conseguir un trabajo en blanco. Pero eso también había sido un invento: el "changarín" trabajaba registrado en una panadería cuyo dueño, enterado del caso, lo despidió.

Fue entonces que Sánchez inició una demanda en la Justicia en reclamo de indemnización, y contrató como abogado a Juan Orlandi. El pleito concluyó en un acuerdo de partes. El panadero acordó pagarle 135 mil pesos de indemnización. Como el depósito no era inmediato, el empleado le pidió los 30 mil pesos a Orlandi hasta que cobrara el dinero de su retiro, el 10 de mayo. Pero ese día, el acusado se presentó antes de la hora acordada, cobró la indemnización y desapareció. No contestó más las llamadas y lo bloqueó en el whatsapp.

Cuando el abogado vio que ya no iba a cobrar su dinero, lo denunció por estafa.

Llamar la atención

"Vengo a dar la cara. Todo lo que hice lo hice por necesidad", admitió Sánchez ante los micrófonos de FM Libertad, de Nogoyá, entrevistado por el conductor Maximiliano Medrano, el mismo que divulgó primero la historia. Dijo que apeló a ese ardid, el dinero extraviado, hallado y devuelto a su dueño, porque pensó que de ese modo tendría más alto impacto, y la gente fijaría su mirada en él.

Expresó que con una historia así "la gente te presta atención, te ofrece cosas". Pero, agobiado por las consecuencias de su fábula —debió declarar en la Policía por el arma que dijo haber encontrado, y ante la Unidad Fiscal de Nogoyá— admitió que todo había sido mentira. "Hoy vine con la verdad, vine a decir que todo eso que dije se inventó. Lo inventé. La verdad lo hice por una necesidad de estar en blanco. Más allá de todo lo que se ocasiona ahora, me di cuenta que rompí una familia y era por la necesidad de estar en blanco. La verdad que estoy cansado de trabajar en negro y por menos que nada", había señalado. Esto enfureció a su empleador que lo terminó despidiendo.

El caso había tomado notoriedad a partir de una nota que le hizo el mismo Medrano en la radio, donde Sánchez contó su historia. En el anticipo de su nota, Medrano dio algunos detalles del hallazgo y la actitud altruista del pintor y panadero, pero no contó que en el maletín también había un arma de fuego. Ese dato fue aportado por el fiscal, quien sí accedió a la información a partir de un diálogo telefónico con Medrano.

El periodista acompañó al fabulador a Buenos Aires para participar de programas en medios nacionales, que se vieron atraídos por la historia, pero al mismo tiempo que esto ocurría se iba descubriendo el velo y conociendo la mentira.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario