La Región

Impulsan un amparo para exigir servicios municipales en Funes

Lo resolvieron los vecinos en una asamblea pública donde reclamaron la emergencia sanitaria.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

La decisión de los trabajadores municipales de Funes de poner fin al conflicto que durante días paralizó la prestación de los servicios públicos no desactivó la movilización lanzada por vecinos autoconvocados en plena medida de fuerza. Es que el clima de malestar social y la bronca acumulada no dejó margen para dar marcha atrás con la protesta en reclamo de una mejor atención municipal a la población.

   Lo sucedido durante largas jornadas de paro, que convirtieron a la ciudad conocida como el jardín de la provincia en una suerte de reservorio de microbasurales, parece haber sido el límite para que los funenses digan “basta”. Y así lo exteriorizaron el jueves a la noche en la plaza San José donde decenas de vecinos se concentraron y suscribieron un petitorio a las autoridades políticas en busca de respuestas al tiempo que resolvieron impulsar la presentación de un recurso de amparo ante la Justicia para velar por el cumplimiento de los servicios municipales.

   “Lo que estamos padeciendo es un abuso de poder al no encontrar soluciones, por lo que tenemos que recurrir a algún ámbito que exija a los funcionarios con responsabilidades de gobierno que satisfagan las demandas y ese ámbito es la Justicia”, vociferó uno de los vecinos que participó de la convocatoria transformada en asamblea popular.

   Es que la movida tomó ese cariz al no asistir funcionarios que habían invitado para plantearle los reclamos. En ese contexto los vecinos discutieron y consensuaron una serie de puntos, entre los que se destaca un pedido para que se declare la emergencia sanitaria y se pongan en marcha “de manera urgente” trabajos de desratización, desmalezado, fumigación y limpieza de zanjas, entre otras tareas de higiene.

   No menos importante es el planteo para que se atienda “inmediatamente” la situación salarial de los empleados públicos para “garantizar los servicios básicos”. Sobre el tema cabe recordar que los empleados si bien levantaron el paro por tiempo indeterminado aún mantienen viva la pelea con retenciones de dos horas por jornada además de haber fijado al 20 de noviembre como plazo máximo para cobrar la totalidad de los haberes de octubre, lo que de no suceder recrudecerá el conflicto.

   La principal preocupación de los funenses es que los problemas de higiene afecten la salud de la población, por lo que consideran “prioritario” que el municipio actúe al respecto ya que la situación “sigue siendo critica”. Al menos así lo manifestó uno de los referentes de los autoconvocados a La Capital, Gastón Pereyra, quien además comentó que “la problemática no es atendida como corresponde porque, en general, se limpia superficialmente y todavía quedan zonas donde no se recolectaron los residuos” al tiempo que alertó sobre la posibilidad de que se esté depositando basura en áreas no autorizadas, lo que de ser así, significaría “un grave impacto para el ambiente y la sanidad pública”, dijo.

   Sobre la convocatoria se mostró satisfecho al sostener que “tuvo una buena respuesta ya que participaron más de 200 vecinos” y advirtió que “esto recién comienza”.

   Durante la asamblea los autoconvocados también anunciaron que pedirán la renuncia del intendente Diego Barreto, cuyo mandato culmina el próximo 10 de diciembre para ser sucedido por el electo, Rovílder Santacroce. “La idea es avanzar con las presentaciones por distintas vías y luego convocaremos a otra asamblea a fin de dar cuenta de las acciones desarrolladas y resolver los pasos a seguir”, concluyó Pereyra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario